Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

BBVA ayuda a sus clientes en su transformación sostenible

BBVA termina el año marcando un nuevo hito en su camino hacia la sostenibilidad con la firma de una carta, dirigida a los líderes mundiales y jefes de Estado que han asistido a la  24º cumbre climática de las Naciones Unidas  que concluye este viernes 14  de diciembre en Katowice (Polonia). Con esta misiva, BBVA se compromete públicamente, junto a INGBNP ParibasSociété Générale y Standard Chartered, a financiar y diseñar “los servicios financieros necesarios para respaldar la transición de nuestros clientes a la economía baja en carbono”.

BBVA, junto a las demás entidades firmantes, se reafirma en su responsabilidad como guía de sus clientes en el camino de la sostenibilidad. Se trata de una aproximación basada en el compromiso no excluyente de los clientes, sino de trabajar con ellos en su transición sostenible.

Este compromiso afecta, sobre todo, a los sectores más contaminantes (energía, automotriz, naval y aviación) con los que las entidades trabajarán para ayudarles en la transición hacia una actividad más respetuosa con el medio ambiente. Esta labor pasa por el análisis de los datos que los clientes utilizan para producir energía y sus inversiones en el futuro. De esta forma, se determinarán los cambios tecnológicos que sean necesarios y la forma en la que deben reducir sus emisiones de carbono.

Un compromiso sólido

BBVA está avanzando en su rol de guía hacia un modelo más responsable con el medio ambiente que genere nuevas oportunidades. A principios de 2018, lanzó su estrategia de cambio climático y desarrollo sostenible para contribuir a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas y alinearse con el Acuerdo de París sobre el Clima: elCompromiso 2025’. Dicho compromiso tiene muy presentes a las personas que necesiten ayuda para hacer su negocio más sostenible a través de la financiación, gestión y la involucración de las partes interesadas. En esta línea, BBVA tiene previsto movilizar 100.000 millones de euros en financiación verde, infraestructuras sostenibles, emprendimiento social e inclusión financiera, aunque su actividad en este campo no es nueva ya que, en los dos últimos años, uno de cada tres euros prestados en el mundo en forma de créditos corporativos sostenibles tiene la firma de BBVA.

Para conseguir que los clientes tengan acceso a estas nuevas oportunidades, los bancos que han firmado la declaración pública con motivo de la celebración de la cumbre del clima de la ONU, se han comprometido a caminar hacia esta transición utilizando “escenarios basados en la ciencia”. En este sentido, BBVA ya está trabajando para poner en marcha las metodologías más avanzadas que permitirán aplicar objetivos, basados precisamente en la ciencia, a las carteras de crédito de los sectores clave. Esta estrategia, según Antoni Ballabriga, director global de Negocio Responsable de BBVA: “nos permitirá profundizar en el diálogo con nuestros clientes sobre sus planes de futuro basados en la sostenibilidad”. El banco ha asumido totalmente su papel liderando este cambio. Una responsabilidad que está también presente en los Principios de Banca Responsable, en los que se compromete con sus clientes a generar una prosperidad compartida que beneficie a la sociedad. “Queremos jugar un rol clave movilizando recursos para frenar el cambio climático e impulsar un desarrollo sostenible. Es un objetivo muy ambicioso y de largo plazo alineado con nuestro propósito de ‘poner al alcance de todos las oportunidades de una nueva era’”, señalaba el presidente de BBVA, Francisco González, durante el anuncio del ‘Compromiso 2025’.

Los clientes de BBVA están muy presentes en esta transición porque en sus manos está la llave del cambio. El futuro depende de ellos y así lo han expresado los bancos firmantes en su compromiso conjunto: no se trata de dónde están nuestros clientes hoy, sino hacia dónde se dirigen mañana.

Otras historias interesantes