Vídeo: BBVA busca soluciones para los clientes con dificultades para mantener su vivienda

Desde el inicio de la crisis, y ante una situación en la que muchas familias se encontraban con problemas para mantener su vivienda, BBVA decidió de forma voluntaria establecer medidas adicionales a las adoptadas por el sector, y dar así una solución a sus clientes hipotecarios en riesgo de exclusión social.

Este plan integral para aportar alternativas a familias en dificultades se ha consolidado en la Política Social de Vivienda de BBVA, que se articula en torno a tres ejes: ofrecer soluciones a todas las familias con dificultades de pago de sus préstamos hipotecarios; garantizar que cualquier familia, cliente hipotecario de BBVA en riesgo de exclusión, tenga un techo; y, finalmente, apostar por el acompañamiento de estas familias a través de programas de integración, que permiten a los clientes recuperar confianza y autoestima.

Un ejemplo de ello lo encontramos en Jordi Bernabéu, cliente de BBVA desde hace más de 15 años, que se vio sin trabajo y sin posibilidad de hacer frente a  los pagos de la hipoteca que había solicitado para comprar su piso.

“El banco nos dio la mejor solución posible en ese momento. Nos ayudó a no quedarnos en la calle y nos dejaron seguir viviendo en el mismo piso con un alquiler social, que nos permitió seguir adelante

En este sentido, BBVA analiza con los clientes con dificultades en el pago de la hipoteca todas las posibilidades disponibles, con el principal objetivo de que puedan seguir teniendo un sitio donde vivir. Más de 66.700 clientes han podido mantener su casa gracias a una opción de refinanciación de su deuda. Además, como en el caso de Jordi Bernabéu, ha ofrecido más de 4.000 alquileres sociales a clientes vulnerables y ha hecho más de 15.600 daciones en pago.

Comunicación corporativa