BBVA ha sido uno de los 10 miembros del consorcio para la innovación financiera R3 que ha participado en el desarrollo de la prueba de concepto (PoC, por sus siglas en inglés) de un nuevo sistema de gestión de identificación de clientes o KYC (Know Your Customer o Conoce a Tu Cliente) basado en tecnologías asociadas a blockchain.

BBVA, CIBC, ING, Intesa Sanpaolo, Natixis, Nordea, Northern Trust, Société Générale, UBS and US Bank han trabajado conjuntamente en el centro de investigación de R3  durante tres meses para comprobar la viabilidad de crear un servicio KYC común. Esta prueba ha utilizado las tecnologías de distributed ledgers (registros distribuidos) para crear un sistema que agiliza la identificación y gestión de la identidad de los clientes entre las entidades financieras y al mismo tiempo, permite al cliente tener el control de sus datos en todo momento.

Los resultados han demostrado que esta tecnología puede ser una gran ayuda a la hora de simplificar los procesos de registro y alta de nuevos clientes y, además, el nuevo servicio podría ofrecer una mayor transparencia, seguridad y ser más competitivo a nivel de costes. Este proyecto pasa por crear un interfaz único, gestionado por el banco, que permite al cliente manejar globalmente su identidad de una manera mucho más sencilla y cómoda a la hora de darse de alta en nuevos servicios financieros.

El proyecto de R3, basado en su plataforma llamada Corda, permitiría además a los clientes acceder a sus datos en todo momento e incluso manejar ellos mismos la documentación más relevante.

Oportunidad para la innovación

El registro e identificación de clientes es una parte esencial del negocio de los bancos al ser  una herramienta fundamental para evitar el fraude y combatir el blanqueo de capitales. Pero estos sistemas son costosos para las entidades y, al no existir estándares, se duplican los procesos. Un estudio de Thomson Reuters señala que algunas instituciones están gastando más de 500 millones de dólares al año en asegurar el cumplimiento de los requerimientos legales de los sistemas de KYC.

Estas características hacen pensar a R3 que los sistemas de gestión de identidades son especialmente susceptibles de vivir una transformación disruptiva gracias a las nuevas tecnologías asociadas a blockchain.

David Rutter, fundador de R3, comenta: “La creciente complejidad y coste de los requerimientos asociados a KYC supone uno de los grandes retos para los bancos a la hora de dar de alta a nuevos clientes. La tecnología de distributed ledgers puede proveer de una vista única de los clientes, mientras supone un importante ahorro del tiempo y del dinero que se destina a la verificación de identidades”.

Comunicación corporativa