BBVA es el primer banco español en obtener el reconocimiento de la Asociación Española de Normalización y Certificación (AENOR) que certifica su sistema de gestión del cumplimiento penal. “Esta certificación avala nuestro compromiso y diligencia en la prevención de la responsabilidad penal dentro de la organización, en todos los niveles, incluida la alta dirección”, señaló Antonio del Campo, responsable de Cumplimiento del Grupo BBVA.

El conocido como ‘cumplimiento penal‘ consiste en el desarrollo de un sistema de prevención y mitigación de delitos penales en una compañía. Esta protección puede llegar a ser un eximente o atenuante de la responsabilidad penal de la persona jurídica. BBVA apuesta desde hace años por reforzar estos procesos y controles dentro de la organización. Su Modelo de Prevención Penal ha obtenido ahora el reconocimiento de AENOR, de acuerdo a la norma UNE 19601, y convierte a BBVA en referente en esta materia dentro del sistema financiero español.

Esta certificación avala nuestro compromiso y diligencia en la prevención de la responsabilidad penal dentro de la organización, en todos los niveles, incluida la alta dirección”

La certificación de AENOR no solo avala los programas actuales de prevención de delitos penales de BBVA, sino que conlleva la exigencia de una revisión continua de dichos programas, en continua evolución. Asimismo, este modelo de prevención de delitos será común para todas las sociedades controladas por BBVA en España.

La importancia del cumplimiento penal para BBVA se enmarca dentro de la cultura de la organización basada en los valores y supone un paso más en la consolidación de las mejores prácticas de comportamiento, cuya piedra angular es el Código de Conducta aprobado por la entidad en mayo de 2015.

Comunicación corporativa