Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Análisis económico Act. 08 ago 2016

BBVA Research: “El PIB balear aumentará un 3,2% en 2016 y se crearán 46.000 empleos en los próximos dos años”

El turismo dinamiza la economía española

BBVA Research estima que la economía de Illes Balears crecerá un 3,2% en 2016 y una décima más en 2017. Estas previsiones son consistentes con la inercia mostrada por la actividad regional, que podría estar aumentando a tasas cercanas al 0,8% trimestral en el primer semestre del año. Así lo han asegurado Miguel Cardoso, Economista Jefe para España, y José Ramón Fragoso, director de Zona de Baleares. El servicio de estudios de BBVA prevé la creación de 46.000 empleos en la región en los dos próximos años, de tal forma que se reduciría la tasa de paro hasta el 12% a finales de 2017. El dinamismo se sustenta en el aumento de la inversión, el incremento del consumo de las familias y en el turismo, que sigue batiendo récords.

El informe Situación Balears subraya que el PIB creció un 3,2% en 2015, cinco décimas por encima de su media histórica. Un incremento que se sustenta en la progresiva recuperación de la demanda interna y en el dinamismo de las exportaciones, sobre todo, las turísticas. Ello ha permitido que Baleares sea la primera región capaz de recuperar el nivel de empleo previo a la crisis.

Continúan algunos de los soportes que han favorecido el crecimiento de la actividad regional. Por un lado, en el exterior se han reducido las probabilidades de enfrentar un escenario de recesión global, y el precio del barril de Brent se mantiene por debajo de su nivel medio de los últimos años. Estos factores continúan impulsando las exportaciones de bienes y la llegada de turistas, lo que podría permitir volver a registrar cifras récord para el sector en el conjunto de 2016. Por otra parte, la liberación de la renta disponible para consumidores y empresas, ligada a las mejores condiciones de financiación y la reducción del precio de la energía supone una estimulación para el consumo y la inversión.

En los primeros meses de 2016, la mayor parte de los indicadores parciales han reflejado que el consumo en la región continúa creciendo. El mantenimiento de unos tipos de interés históricamente bajos y la mejora de la renta disponible de las familias, favorecida por la creación de empleo, la rebaja del IRPF y una nueva caída del petróleo, ha fomentado el avance del gasto doméstico.

Presentación Situación Baleares BBVA

Miguel Cardoso y José Ramón Fragoso han presentado esta mañana el informe 'Situación Balears' - EFE

46.000 puestos de trabajo más

En 2015 el número de afiliados a la Seguridad Social en la región se incrementó a tasas anuales del 5%, cerca de 2 p.p. por encima del agregado nacional (3,2%). Esta cifra supone el mayor crecimiento desde 2006 y situó a Balears como la región con mayor aumento del empleo en 2015. Así, descontando las variaciones estacionales, Balears cerró el ejercicio 2015 con 520.000 empleos, superando el anterior máximo histórico del primer trimestre de 2008. De este modo, la región insular  se ha convertido en la primera comunidad autónoma capaz de recuperar el nivel de empleo previo a la crisis. La tendencia continúa, y los seis primeros meses del año marcan una nueva aceleración del mercado laboral, con un crecimiento trimestral de la afiliación cercano al 1,5% y una tasa de desempleo que se sitúa en el 13,8% de la población activa.

Por lo tanto, en el escenario que plantea BBVA Research podrían crearse 46.000 puestos de trabajo en el bienio 2016-2017, enlazando cuatro años de crecimiento económico. Al final de este período, se reduciría la tasa de desempleo hasta cerca del 12%, todavía alejada del 7% de registrado en 2007.

Mayor contención del gasto

El déficit del Govern de les Illes Balears ascendió al 1,5% del PIB regional. Ello supone una reducción de dos décimas respecto al año anterior.

Los datos de ejecución conocidos hasta marzo de 2016 apuntan a una mayor contención del gasto, vinculada a la caída de los intereses de la deuda y a un menor impulso del gasto de inversión. En línea con una política fiscal menos expansiva que en el último ejercicio, el déficit registrado por el gobierno regional en el primer trimestre del año se sitúa una décima por debajo del observado hasta marzo de 2015. Asimismo, como apuntan los presupuestos de 2016, los ingresos de la región recuperarán dinamismo y se espera que el gasto primario se mantenga constante en relación con el PIB insular. Con ello, el estricto cumplimiento de las medidas ya anunciadas acercaría al gobierno autonómico a alcanzar el objetivo de déficit para el año en curso (-0,7% del PIB regional).

Retos de la economía balear

Durante el año 2015, el turismo balear volvió a evolucionar favorablemente y encadena seis años consecutivos con incrementos del número de visitas a la isla. El gasto turístico rozó los 11.000 millones de euros, un 6% más que en el ejercicio anterior. Un aumento sostenido por la mayor afluencia de turistas franceses, italianos y, especialmente, británicos, favorecidos por la apreciación de la libra frente al euro. De este modo, cabe destacar el resultado del referéndum mediante el cual los ciudadanos británicos (segundo país de origen del turismo insular, 26% del total de visitas) han elegido abandonar la Unión Europea. Si bien el Reino Unido y la UE tienen que negociar las condiciones de la salida, el efecto sobre la cotización de la libra ha sido inmediato, lo que, unido a la posible reducción de la demanda asociada a un entorno de mayor incertidumbre, podría reducir el flujo de turistas británicos. Lo anterior sin tomar en cuenta los posibles efectos que pueda tener la volatilidad en los mercados de capitales sobre la economía mundial y especialmente sobre la europea.

En la región, el foco se mantiene en la sostenibilidad de las cuentas públicas. La desviación del objetivo de déficit en 2015 y las medidas coercitivas impuestas por el Gobierno central resultan en una menor aportación del gasto primario al crecimiento de la demanda doméstica. Y a nivel nacional, la incertidumbre que se mantiene sobre la política económica a implementarse durante los próximos años podría tener un efecto negativo sobre las decisiones de consumo e inversión de los hogares y empresas tanto en 2016 como en 2017.

La necesidad de reducir la estacionalidad y de fidelizar al turismo atraído desde otras regiones mediterráneas, figuran entre los retos que enfrenta Balears. De este modo, en un entorno en el que tres de cada cuatro turistas utilizan internet para buscar información del destino y dos tercios utilizan este medio para realizar reservas y efectuar pagos, es necesario que se realice una rápida adopción de las nuevas tecnologías.  A largo plazo, Balears necesita aumentar el tamaño medio de las empresas y mejorar el capital humano  para cerrar el diferencial en renta per cápita con las principales regiones europeas.

Otras historias interesantes