Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Coronavirus 04 may 2020

BBVA Research: Por impacto del COVID-19, China crecerá sólo 2,2% en 2020

Luego de crecer un 6,1% en 2019, la economía china crecerá sólo un 2,2% en 2020 como resultado del impacto de la pandemia COVID-19. Así lo estima BBVA Research, que proyecta que el Producto Interno Bruto (PIB) se recuperaría hasta alcanzar el 5,5% de crecimiento en 2021.

En su informe ‘Perspectivas económicas de China, segundo trimestre de 2020‘, el servicio de estudios de BBVA señala que el PIB del país asiático cayó a mínimos históricos en el primer trimestre de este año, con una tasa del -6,8%. Sin embargo, gracias a la rápida recuperación de la actividad industrial, que empezó a darse en marzo, y a las medidas del gobierno para reactivar la economía, se espera un rebote con crecimientos del 5% y 7% en el tercer y cuarto trimestre, respectivamente, lo cual le permitirá un aumento del PIB del 2,2% anual en 2020.

El análisis de BBVA Research señala que, mientras el ‘shock’ de oferta de productos y servicios tiende a ser de corta duración, el de la demanda requerirá de un tiempo mayor para recuperarse. Y es que luego de una caída del 21% en las ventas minoristas en los dos primeros meses del año y de la poca recuperación en marzo, es previsible que a la demanda interna le cueste reaccionar; de ahí la importancia de que el gobierno tome medidas de políticas más flexibles que permitan impulsar la economía, y particularmente la demanda interna.

Por fortuna para China, los mercados financieros permanecen relativamente estables y la moneda, el renminbi, solo se ha depreciado ligeramente. Además, el comercio de servicios se encuentra en terreno positivo, al igual que la inversión de cartera y los ingresos primarios y secundarios, aunque en menor escala.

Las claves para contrarrestar la recesión global

De acuerdo con el informe de BBVA Research, China tiene un “arsenal” de políticas fiscal y monetaria que podría apoyar la reactivación de la economía local y de paso ayudar a superar la recesión global. Considera que la flexibilización fiscal debería tener un mayor papel de liderazgo y en ese sentido ve probable que el paquete de estímulos incluya reducción de impuestos y de tarifas para las regiones y sectores afectados, emisión de bonos especiales del gobierno y apoyo para nuevas inversiones en infraestructura. Se espera que el estímulo total de las medidas fiscales alcance alrededor de 4-5 billones de renminbis en 2020.

En el frente monetario, señala que las herramientas de gestión de liquidez deberían utilizarse de manera más proactiva, ya que los recortes en las tasas de interés están limitados por varios factores. Al respecto, agrega que para apoyar la liquidez podría retrasar la fecha de pago de la deuda de hogares y empresas.

La rápida recuperación de China, y en particular de su demanda interna, será de vital importancia para contrarrestar la recesión global, pues según el McKinsey Global Institute, en su informe ‘China y el mundo, dentro de la dinámica de una relación cambiante‘. La potencia oriental representa el comercio de bienes más grande del mundo, con un 11,4% del total, es el mayor mercado de destino para 33 países y la mayor fuente de importaciones para 66 naciones.

Para América Latina, región para la que se proyecta una caída del Producto Interno Bruto (PIB) alrededor del 5% en 2020, es muy importante que la economía China recupere su dinamismo, pues es el principal socio comercial de varios países, particularmente de América del Sur. El gigante asiático será fundamental en la recuperación de los precios de las materias primas como el cobre, la soja y el petróleo, que son los principales productos de exportación y de generación de ingresos.

Otras historias interesantes