Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Tenis 06 nov 2018

El Blog de Garbiñe Muguruza: Tercer año en Singapur

Desgraciadamente, un virus me impidió jugar como a mí me hubiera gustado hacerlo en el torneo WTA Premier de Pekín esta semana. Es uno de los torneos más importantes del circuito femenino y donde se reparten más puntos después de los cuatro torneos de Grand Slam. Estuve con mucho malestar durante varios días desde que salí de Wuhan. No pude entrenar y a pesar de que lo intenté, la fiebre me impidió jugar al nivel que me hubiera gustado.

Pekín es un torneo del que tengo muy buenos recuerdos. Allí gané en 2015 y la verdad es que tengo una gran representación del Team Mugu por esas tierras. Es increíble lo cariñosos y amables que son los aficionados allí. Siempre me hacen sentir muy arropada, me vienen a ver los entrenamientos de principio a fin y no paran de animarme en los partidos. Pero esta vez no puede darles muchas alegrías y lo sentí especialmente por ellos.

Hay cosas que no puedes controlar, como pillar un virus y ponerte enferma, así que no hay muchas más vueltas que dar a la situación. Ya estoy en casa, mejorando y recuperando fuerzas. Así que espero poder empezar a volver a entrenar pronto porque a la vuelta de la esquina tenemos el último torneo del año, y sin duda el más importante del circuito femenino: las WTA Finals en Singapur.

Garbiñe Muguruza saluda a algunos seguidores en el torneo de Tokio

Garbiñe Muguruza saluda a algunos seguidores en el torneo de Tokio - EFE

La verdad es que llegar a Singapur es uno de los máximos objetivos que me pongo cada temporada y haber podido clasificarme con tanta antelación ha sido sin duda una cosa positiva que me ha dado tranquilidad. Este año las cosas son algo diferentes, llego más tranquila, con la satisfacción de haber hecho un buen año y con posibilidades de poder acabar el año manteniendo el número 1 del mundo. Ese sería un gran logro, no voy a negar que me haría mucha ilusión, pero lo cierto es que las cosas están muy igualadas y estamos varias jugadoras que podemos acabar el año como número 1.

Sé que tengo que seguir concentrándome en lo mío. En seguir trabajando como hasta ahora, y hacer lo posible por llegar en las mejores condiciones a cada partido. El torneo tiene un formato muy exigente y con muchos puntos en juego. Somos ocho jugadoras y nos dividen en dos grupos de cuatro, donde tenemos que enfrentarnos todas contra todas: tres partidos, cuatro jugadoras y dos puestos en semifinales. Hay que mantener una actitud muy positiva. Voy con muchas ganas de hacerlo bien, y ¡voy a luchar a tope!

Garbiñe.

Otras historias interesantes