Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Análisis económico 29 may 2018

Las calificaciones de Colombia la diferencian positivamente

El diario El Espectador publicó una columna de opinión de la economista jefe de BBVA Colombia, Juana Téllez, donde realiza un análisis sobre los resultados de los recientes informes de calificación en materia económica, entregados por entidades internacionales como Fitch y Moody’s.

La agencia calificadora de riesgo Fitch Ratings decidió mantener la calificación colombiana en BBB con perspectiva estable. En el comunicado la firma señala que esta calificación corresponde a un largo periodo de manejo macroeconómico prudente, al mismo tiempo que se ha mantenido una estabilidad económica y financiera. “Durante el mes de mayo Colombia recibió buenas noticias, esta calificación fue dos escalones por encima del grado de inversión”, señaló la economista en su columna.

Durante el mes de mayo Colombia recibió buenas noticias, esta calificación fue dos escalones por encima del grado de inversión

Colombia estaba a la espera de ver como Fitch y Moody’s valoraban el proceso de ajuste de la economía colombiana, las perspectivas de crecimiento y el proceso de cierre de los desbalances macroeconómicos luego de que S&P bajó un escalón la calificación hace unos meses a BBB. “Considero que el proceso de ajuste de la economía fue muy exitoso, luego del choque sin precedentes recientes, ya que logramos cerrar buena parte de los desequilibrios manteniendo crecimientos positivos y ganancias sociales. La duda era como lo iban a ponderar las otras dos calificadoras”, sostuvo Téllez.

Según la economista, el hecho de que dos de tres calificadoras mantengan a Colombia en BBB, la diferencia positivamente en un momento de volatilidad de los mercados financieros. Fitch espera que después del proceso de ajuste, la economía empiece a crecer jalonada por las exportaciones, que estarán sostenidas parcialmente en los mayores precios del petróleo.

De acuerdo con la economista de BBVA Research, en términos de los desequilibrios, las calificadoras subrayan el tema del cierre rápido del déficit en cuenta corriente y en términos fiscales destacan la estabilización de la deuda en niveles similares a los del promedio del club de los ‘BBB’ y no le ven problemas a la disminución adicional del déficit del gobierno en 2018 de 0,5% al 3,1% del PIB.

Sin embargo, según Téllez “estas calificadoras dejan claro que el ajuste del déficit fiscal al 2,4% en 2019 no es tan fácil de alcanzar sin medidas adicionales y en eso tendrá que trabajar el nuevo Gobierno”.

La economista concluye que “la clave es recordar que el 2019 es exigente, en parte por la disminución en la tasa de renta a las grandes empresas del 37% a 33% y el fin del impuesto a la riqueza que acaba en 2018 para personas naturales”.

La columna completa la puede leer en este link.

Otras historias interesantes