Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cocina 27 dic 2017

De la carnicería a las cocinas de El Celler de Can Roca, gracias a BBVA

Según Voltaire, “la suerte es lo que sucede cuando la preparación y la oportunidad se encuentran y fusionan”. Manuel nunca se pudo imaginar que aquel lunes 7 de noviembre iba a cambiar su vida. Los hermanos Roca, aquellos que había admirado durante tantos años, aterrizaban en su escuela de la mano de BBVA, y se fijaban en él, un chico de Fisterra que lo había dejado todo para dedicarse a lo que más amaba, la cocina.

El Celler de Can Roca estrenaba a finales de 2016 la gira con la que están recorriendo España para rendir tributo a las gastronomías regionales del país con su particular punto de vista. A Coruña fue la primera parada de un tour en el que además se rodean de alumnos de las mejores escuelas de cocina y hostelería de cada ciudad. Manuel tuvo la oportunidad de vivir esta experiencia.

Un día con Manuel Mendoza, gallego con Beca BBVA en el Celler de Can Roca

Tras tres días intensos en los que compartió con 19 de sus compañeros, Manuel fue uno de los elegidos por Joan, Josep y Jordi, para disfrutar de una Beca BBVA. Le esperaban cuatro meses de mucho trabajo y aprendizaje dentro de las cocinas de uno de los mejores restaurantes del mundo.

“No fui consciente hasta llegar allí. Hace un año miraba a los cocineros y decía ‘yo quiero estar ahí’, y ahora estoy trabajando en El Celler de Can Roca“, recuerda. Esfuerzo, disciplina, pasión y ambición han formado parte del paso de Manuel por los fogones de El Celler. Lo transmite cuando se expresa, lo transmite mientras camina saludando a los profesores de su escuela, lo transmite cuando pasea por su pueblo… Amar lo que hace le ha llevado a ser contratado en uno de los mejores restaurantes del mundo. A convertir una utopía en realidad, un sueño en oportunidad.

manuel-celler-beca-bbva-recurso

Esfuerzo, disciplina, pasión y ambición han formado parte del paso de Manuel por El Celler.

Después de completar los cuatro meses como stagiaire, los hermanos Roca decidieron seguir contando con él. Manuel no lo dudó y apostó por seguir aprendiendo de los que considera sus maestros. El gallego se siente mejor cocinero, y no solo por las técnicas asimiladas, también por la forma de trabajo que los de Girona le han inculcado. “El trabajo en equipo es buenísimo. Te das cuenta de que la eficiencia de algo es el trabajo en equipo. Y el trabajo en equipo no es trabajar juntos, es confiar en el que está al lado“, afirma.

Te das cuenta de que la eficiencia de algo es el trabajo en equipo”

Aunque Manuel lo tiene claro y como los hermanos Roca, quiere volver a sus orígenes, quiere volver a Fisterra para abrir su propio restaurante y aplicar al producto gallego la innovación y las técnicas que está aprendiendo de los mejores. Su mundo es ahora más global, conociendo otras formas de cocinar.

Gracias a la Beca BBVA, Manuel puede ver más cerca su sueño. “Yo siempre sentía esto, pero gracias a esta oportunidad veo un futuro en la cocina“.

Otras historias interesantes