Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Actualidad 31 ago 2016

Caterine Ibargüen da el salto a BBVA

Caterine Ibargüen compite en las categorías de salto de longitud, salto de altura y triple salto donde ha logrado el oro en los pasados Juegos Olímpicos de Río 2016, una plata en Londres 2012, dos medallas de oro en campeonatos mundiales de atletismo y convertirse en la actual campeona panamericana. Por todos estos logros, además de su humildad, determinación y superación, ha sido nombrada embajadora de BBVA entrando así en una lista que ocupan deportistas de la talla de Garbiñe Muguruza, James Harden o Kevin Durant entre otros.

En la película ‘Un domingo cualquiera’, Al Pacino daba un discurso donde afirmaba que “la vida es cuestión de pulgadas”. Pues bien, si en el fútbol americano la filosofía a seguir es pulgada a pulgada, en el atletismo bien podía ser zancada a zancada.

Así es como la atleta colombiana Caterine Ibargüen ha afrontado su carrera profesional y la vida en general. Debido a una infancia difícil, buscó refugio en el deporte y comenzó a jugar al voleibol con sólo doce años para, posteriormente, dar el salto al atletismo, demostrando rápidamente una gran capacidad competitiva.

Su primer éxito deportivo llegaría en 1999 con el tercer puesto en el Campeonato Sudamericano de Atletismo en la modalidad de salto de altura con una marca de 1, 76 metros. En esta misma prueba, un año después conquistaría el primer oro de su trayectoria en  los Juegos Bolivarianos de Ambato, comenzando así una carrera plagada de éxitos.

Caterine Ibargüen se proclamó campeona olímpica de triple salto en los Juegos de Río 2016 con una marca de 15,17

Sería en 2004 cuando conseguiría algo con lo que todos los atletas sueñan pero solo algunos consiguen: participar en unos Juegos Olímpicos. Pese a que no logró pasar de la fase preliminar, la experiencia le sirvió como una primera toma de contacto con la competición.

El sueño se hace realidad

2012 es un año que Caterine guardará en la memoria toda su vida y que además permitió escribir una nueva página en la historia del deporte colombiano. No estaba incluida ni entre las tres mejores y aun así, el 5 de agosto, consiguió hacerse con la medalla de plata en salto de longitud. La primera medalla olímpica de su carrera y la primera de plata en la historia de Colombia.

Un logro que convertiría a Ibargüen en un símbolo en su país. El presidente del gobierno, Juan Manuel Santos, le entregó la Cruz de Bogotá – la máxima condecoración que el gobierno colombiano concede – y el periódico colombiano, El Espectador, la designó como la ‘Deportista del Año‘.

La reina del triple salto

“Tengo muchas ganas de que llegue ese momento, porque es algo que te llena de mucha tensión. Es mejor enfrentarlo rápido y estoy trabajando muy duro para estar muy bien ahí.” Así contestaba Caterine a los periodistas de As.com unos meses antes de los Juegos Olímpicos de Río 2016. Reconocía también estar un poco nerviosa al ser considerada como una de las candidatas favoritas para el oro.

 

Tras una dominante actuación sobre sus rivales y con un espectacular tercer salto que alcanzó los 15,17 metros, Caterine se llevó el oro rumbo a Colombia.

Un oro conseguido con disciplina, humildad y respeto por sus rivales, pero siendo siempre muy consciente de lo que lleva detrás, el peso de representar a toda su nación y luchar por el preciado metal, zancada a zancada, con perseverancia y dedicación por su país y su gente.

Otras historias interesantes