Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Bienestar financiero 16 nov 2015

Cómo tomar las riendas de tu economía doméstica de forma muy sencilla

Desglosa tus ingresos y tus gastos

Es algo que puede parecer obvio, pero la mayoría de las familias no se ha sentado a descubrir cuáles son los gastos y los ingresos que tienen. Existen multitud de aplicaciones gratuitas (además del excel) que te ayudan a mantener un control exhaustivo sobre tus compras: cuánto gastas en comida, en luz, en ocio… Y es que, en el día a día, no somos conscientes del ahorro que se podría conseguir llevando un control de los gastos que vamos realizando.

Los gastos hormiga

¿Sabes lo que son los gastos hormiga? Son aquellos que se comen tus ahorros sin darte cuenta. Veamos un ejemplo: estás en la calle y te entra sed, lo primero que haces es parar en un bar y comprar un botellín de agua, pues si en lugar de eso esperas hasta encontrar un supermercado, te estás ahorrando casi un 50% del precio. Esos son los gastos hormiga.

Para controlar ese gasto hormiga, simplemente hay que ser una persona previsora: sal de casa con un botellín de agua en el bolso. Como este, hay otros como el tabaco, propinas, revistas, comisiones, compras por impulso… Son cifras que aparentemente resultan insignificantes, pero se convierten en una pequeña fuga de dinero del que generalmente no tenemos control.

El gasto emocional

Te poponemos otro ejemplo. Te encuentras con una amiga y te enseña las últimas compras que ha realizado, a muchos de nosotros nos entran ganas de comprar algo parecido, pero ¿realmente lo necesitas? Antes de salir corriendo a comprarlo, hazte esta pregunta: ¿Es imprescindible en mi vida? ¿Puedo pasar sin eso? El gasto emocional está muy relacionado con el estrés, muchas personas que han pasado un mal día en el trabajo salen a comprar como medida de escape, en lugar de eso, si lo que necesitas es ahorrar, puedes optar por ponerte unas zapatillas y salir a correr por la ciudad. Estás ayudando a tu salud tanto mental como física, a la vez que tus ahorros están a salvo. Comprar cosas que no necesitas tiene además otro coste: el de oportunidad, ya que pierdes la posibilidad de que ese dinero sea bien invertido y que incluso te genere más dinero.

La psicología de los precios

Otro de los factores que pueden influir en nuestra economía, es la psicología de los precios que utilizan muchos establecimientos: REBAJAS, GANGAS, ÚLTIMOS DESCUENTOS, GRATIS… Son palabras que nos enganchan y que pueden hacer que gastemos más de la cuenta. Por ejemplo, detrás de la palabra gratis, puede esconderse una segunda intención, como la de que compres otros artículos que no lo son… así que antes de lanzarte a comprar porque son rebajas, últimas prendas o gratis, averigua qué hay detrás y si te interesa realmente.

Prueba gratis o muestras

Cada vez son más las personas que aprovechan este tipo de iniciativas que han puesto en marcha algunas empresas. Se trata de una forma de probar el producto y que no supone ningún tipo de coste para la persona. Lo mismo ocurre con las muestras, las más perseguidas suelen ser las de productos cosméticos.

Cupones descuento de supermercados

Esta es una práctica que nos ha llegado desde Estados Unidos. Allí es muy popular encontrarlos en el periódico del domingo y las familias los recortan y los presentan en el super. En España estamos aún lejos de esa práctica, aunque cada vez son más las familias que consiguen mantener a raya su economía doméstica gracias a estos cupones descuento. Y es que el ahorro ronda entre 1 euro o 0,50 dependiendo del producto, y lo mejor es que suelen ser primeras marcas las que ofrecen este ahorro. Así que, antes de comprar en el supermercado, lo mejor es imprimir unos cupones descuento y llevarlos contigo. Cuando recibas el ticket de caja, fíjate en lo que has ahorrado.

Los DIY o Hazlo tú mismo

Muchas personas pueden pensar que es una moda, pero, para los que tratamos de llevar las riendas de la economía, es una forma de reutilizar artículos viejos y darles una nueva vida. Vivimos en una sociedad de la obsolescencia programada, ya sabes que cada dos años, como mucho, hay que cambiar el móvil, el ordenador se nos queda corto por las tecnologías que van sacando… pues los Do It Yourself nos ayudan a crear con nuestras propias manos otros artículos de utilidad que nos permiten ahorrar una gran cantidad de dinero.

Grandes mitos sobre el ahorro

Son muchísimos los mitos que existen alrededor del ahorro; por ejemplo, siempre se dice que poner la lavadora por la noche ahorra dinero, pero no es del todo así: todo depende de la tarifa que tengas contratada en casa, o el de pensar que dejar la calefacción todo el día encendida gasta menos que apagarla y encenderla. Pues no, este hecho supone un gasto más alto que el mero hecho de encenderla cuando la necesitamos realmente.

Otras historias interesantes