Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Migración 07 sep 2018

Se consolida la importancia de las remesas para México

Las remesas son un flujo monetario altamente correlacionado con los flujos migratorios en el mundo. Entre 2000 y 2017, el número de migrantes en todo el globo aumentó casi 50%, al pasar de 173 a 258 millones de personas, mientras que en ese mismo período el flujo de remesas casi se cuadruplicó, al pasar de 127,000 a 596,000 millones de dólares anuales.

Estados Unidos, los países petroleros de la península arábiga y las principales economías de Europa Occidental son los mayores emisores de remesas en el mundo, mientras que India, China, Filipinas, México, Francia y Nigeria son los principales receptores. Así lo refleja el Anuario de Migración y Remesas 2018, elaborado por el Consejo Nacional de Población (Conapo) y BBVA Research México.

Con la coordinación general de Carlos Serrano Herrera y Matías Jaramillo Benítez y la participación de siete investigadores y analistas de ambas instituciones, la sexta edición del Anuario indica que México es el cuarto país que recibe más remesas en el mundo, con 28,800 millones de dólares en 2017; cerca de 1.6 millones de hogares dependen de este recurso, que proviene de Estados Unidos en un 95%.

Estos hogares generalmente cobran las remesas una vez al mes y se destinan, principalmente, al gasto en alimentación, vestido y para atender cuestiones de salud familiar. Otros usos de las remesas son para el pago de deudas, gastos para la educación de los integrantes del hogar y para la adquisición de algún terreno, vivienda o enseres domésticos.

Usos del dinero-1

Fuente: Anuario de Migración y Remesas a México.

El importante corredor Estados Unidos – México

De acuerdo con el Banco Mundial (BM), el corredor Estados Unidos – México es el primero en remesas en el mundo, con cerca de 28,000 millones de dólares en 2016. Le siguen, en orden de importancia, el corredor Estados Unidos – China (15,400 millones de dólares), la administración de Hong Kong – China continental (14,900) y Emiratos Árabes Unidos – India (12,600).

México es el cuarto país que recibe más remesas, con 5.1% del total mundial, superado solo por India (65,000 millones de dólares), China (63,000) y Filipinas (33,000). Otros países importantes en cuanto a recepción de remesas son: Francia, Nigeria, Pakistán, Egipto, Alemania y Vietnam. Estas 10 naciones concentran más de la mitad de las remesas mundiales.

En el caso mexicano, en 2017 ingresaron al país 28,771 millones de dólares, rompiendo por segundo año consecutivo su máximo histórico, con un monto promedio por envío de 307.8 dólares y más de 93 millones de transacciones. Con respecto a 2016 las remesas en 2017 crecieron 6.6%, y entre 2013 y 2017 se elevaron casi 30%, promediando una tasa anual de crecimiento de 6.6%.

La mayor parte de las remesas que recibe México proviene de Estados Unidos (94.7% en 2017), seguido en orden de importancia por Canadá (1.2%) y Reino Unido (0.3%). Prácticamente, todos estos envíos llegan a México por transferencia electrónica (97.5%), siendo muy baja la proporción en efectivo o especie (1.9%) o por giro postal o bancario (0.6%). Los bancos pagan 32.7% del total de las remesas.

Los estados mexicanos que más reciben remesas

Siete estados concentraron la mitad de las remesas en México en 2017: Michoacán (2,915 millones de dólares), Jalisco (2,797), Guanajuato (2,559), Estado de México (1,680), Puebla (1,558), Oaxaca (1,464) y Guerrero (1,421).

Varios de los principales municipios receptores de remesas son capitales estatales, donde probablemente llegan por la facilidad para cobrarlas por los beneficiarios y posteriormente se distribuyen a otros municipios. En 2017, Puebla fue el municipio que recibió más remesas, con 411.9 millones de dólares, seguido en importancia por Tijuana (401.5), Guadalajara (374.8), Morelia (349.7) y Oaxaca (291.0).

Se estima que en 2016 y 2017 la dependencia de México de las remesas fue de 2.7% de su Producto Interno Bruto (PIB), situándolo en su mayor nivel de dependencia, similar a lo observado en 2006. Los estados con mayor dependencia de remesas respecto al PIB son: Michoacán (10.9% de su PIB), Oaxaca (9.6%), Zacatecas (9.4%) y Guerrero (9.2%).

En 2016, de los 32.9 millones de hogares a nivel nacional, 4.8%, es decir, 1.6 millones, recibieron remesas. El estado con el mayor porcentaje de hogares con remesas fue Zacatecas (16.7%), seguida por Michoacán (15.8%) y Nayarit (13.2%). En términos absolutos, el estado con el mayor número de hogares con recepción del ingreso fue Michoacán (199,481), seguido de Jalisco (155,451).

A nivel nacional, en 2016, las remesas representaron 20.4% de los ingresos corrientes de los hogares que las recibieron. De acuerdo con la entidad, los hogares para los que fueron más importantes se encuentran en el Estado de México (34.6%), Quintana Roo (33.3%) e Hidalgo (32.0%). Entre los hogares que significan un menor porcentaje se encuentran Morelos (13.3%), Tabasco (13.2%) y Ciudad de México (13.1%).

Paises receptores-1

Los principales países receptores de remesas.

Cómo se reciben las remesas

En 2016 había cerca de medio millón de micronegocios en hogares receptores de remesas: 39.3% de actividades comerciales, 33.4% de servicios y 27.4% industriales. Las tiendas de abarrotes, alimentos y bebidas; los establecimientos de comida; y la elaboración de alimentos procesados son los giros más comunes entre los negocios de los hogares que reciben remesas.

Se estima que cerca del 81% de las remesas se envía desde Estados Unidos a través de una remesadora o tienda, y solo 14.5% se realiza mediante un banco. Las remesas se envían principalmente de forma mensual (43.6%) y se usan, en su mayoría, para comida y vestido, salud o pagar deudas.

En México, la mayoría de las remesas se cobra en una tienda (36.8%) o remesadora (26.6%). La mayor parte de estos recursos se maneja en efectivo (94.1%), en general se gasta menos de 50 pesos para ir a cobrarlas (76.6%) y el trayecto toma de 10 a 30 minutos (60.4%).

Entre 2003 y 2017 el costo por enviar remesas desde Estados Unidos mostró una tendencia decreciente, aunque con altibajos. En 2003, costaba en promedio 10.61 dólares el envío de 300 dólares, mientras que en 2017 alcanzó su mínimo histórico de 6.66 dólares. Las ciudades con el costo más bajo para el envío de remesas a México fueron Chicago (5.66 dólares) y Dallas (6.46).

En 2017, egresaron de México 761 millones de dólares por concepto de remesas familiares, monto 24.0% menor a lo registrado de 2014, cuando acumularon más de 1,000 millones de dólares. Los principales países de destino fueron: Estados Unidos (344.1 millones de dólares), Colombia (117.2), China (62.0), Perú (23.0), Guatemala (20.4) y Honduras (17.8).

Caracteristicas recepcion remesas-1

Cerca de 81% de las remesas se envía desde Estados Unidos a través de una remesadora o tienda, y solo 14.5% se realiza mediante un banco.

Otras historias interesantes