Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Corresponsalía bancaria, la columna vertebral de la transaccionalidad internacional

Corresponsalía bancaria BBVA-mapa-mundo-world

El propósito de BBVA es poner al alcance de todos las oportunidades de esta nueva era. Estar conectados y tener capacidades operativas desde cualquier lugar del mundo se ha hecho más relevante que nunca dadas las circunstancias. El equipo de corresponsalía bancaria, también conocido como Instituciones Financieras Internacionales (IFI), es parte clave en este empeño.

BBVA está presente en más de 30 países pero, en línea con su enfoque de negocio global y ‘crossborder’, presta servicios bancarios en 166 países. Esto es posible gracias a la labor del equipo de corresponsalía bancaria, también conocido como Instituciones Financieras Internacionales (IFI), que ha impulsado la creación de una red global de bancos que proporciona a los clientes la posibilidad de realizar inversiones y operaciones internacionales.

El negocio de corresponsalía bancaria de BBVA tiene como objetivo construir relaciones internacionales y establecer alianzas estratégicas con bancos de diferentes países, los denominados bancos corresponsales. La cooperación con estos bancos genera beneficios para ambas partes. Por un lado, permite al banco ofrecer a sus clientes alcance global en sus inversiones y transacciones internacionales; y por otro, los bancos corresponsales pueden acceder a los productos y servicios de BBVA en todos los países en los que el banco está presente.

Dentro de esta línea de negocio se incluyen productos como los avales internacionales, pagos internacionales, ‘cash management’ para bancos, financiación interbancaria y cartas de crédito a la exportación, entre otros. Los banqueros de IFI tienen el conocimiento de los distintos mercados internacionales y son capaces de proveer un asesoramiento que mejora la experiencia de los clientes cuando tienen que enfrentarse con regulaciones locales, capacidades técnicas o prácticas bancarias diversas en sus negocios internacionales.

Por ejemplo, la corresponsalía bancaria hace posible la emisión de un aval bancario que permita a una empresa española participar en la licitación de una carretera en Australia. BBVA no tiene oficina en el país pero ha establecido previamente una relación de confianza con un banco líder en Australia que posibilita al cliente de BBVA conseguir el instrumento financiero que necesita. De la misma manera, una empresa multinacional canadiense puede hacer pagos a su filial en México gracias a que BBVA actúa como procesador de pagos en pesos mexicanos para los bancos canadienses, lo que se conoce en el sector financiero como “clearer”.

El modelo de corresponsalía de BBVA

El sector financiero está en plena transformación, influido principalmente por cuatro vectores: los hábitos de compra de los clientes están cambiando; nacen nuevos competidores que no son bancos; la pandemia ha acelerado la transformación digital de las empresas; y existe una creciente sensibilidad sobre la necesidad de un desarrollo sostenible.

Esther Galiana, responsable global de IFI de BBVA, asegura que “estamos en un momento muy interesante para diseñar el futuro del sector financiero global. En BBVA apostamos por la excelencia operativa, la seguridad y el alcance en todas nuestras soluciones, a la vez, innovando y apoyando iniciativas punteras de la industria”.

“Queremos acompañar a nuestros clientes en su transición hacia un modelo más sostenible”

En línea con esta transformación, BBVA ha sido uno de los primeros bancos en el mundo en incorporar SWIFT GPI en el mundo de los pagos internacionales. Este estándar de pagos permite que las transferencias internacionales se hagan efectivas en cuestión de minutos, con transparencia y trazabilidad en tiempo real. Por otra parte, con el incremento del teletrabajo provocado por la irrupción de la pandemia, ha sido clave avanzar en firmas digitales e impulsar la presentación electrónica de documentos para limitar los impactos del confinamiento en el comercio y las inversiones internacionales.

La apuesta de BBVA por la sostenibilidad también está presente en el modelo de corresponsalía bancaria. “Queremos acompañar a nuestros clientes en su transición hacia un modelo más sostenible e inclusivo, también en sus operaciones y en sus negocios internacionales”, explica Esther Galiana. En esa línea, en 2020 BBVA Garanti obtuvo un préstamo sindicado de cerca de 700 millones de dólares de sus bancos corresponsales vinculado a criterios de sostenibilidad en materia medioambiental, social y de gobierno. Con este acuerdo, el banco incorporó por primera vez sus compromisos con las energías renovables en sus actividades de financiación mayorista internacionales.

Otras historias interesantes