Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Finanzas personales 29 may 2018

¿Cuánto cuesta un divorcio?

El momento de la separación en un matrimonio y su posterior divorcio es una situación compleja y triste para los componentes de la pareja. Pero además de lo que supone asumir que un proyecto en común ha fallado y del lógico temor a un futuro que puede ser incierto, por desconocido, el coste del divorcio también es una de las preocupaciones de muchas parejas.

España es un país con una tasa alta de rupturas. Casi 7 de cada 10 matrimonios acaban rompiéndose, una cifra superior a la media europea que se sitúa en cinco. En 2016, los españoles se separaron, divorciaron o consiguieron la nulidad de su matrimonio en 101.294 casos, lo que supuso un ligero descenso del 0,1% respecto a la cifra de 2015. El número de divorcios, sin embargo, creció en un 0,3% hasta llegar a los 96.284 casos que supusieron el 95,6% del total de rupturas matrimoniales.

Miguel Salcedo es socio del bufete de abogados Cremades & Calvo Sotelo en Pamplona y explica las formas de tramitar un divorcio en España: “Son dos. Por un lado, el divorcio de mutuo acuerdo y por otro, el divorcio contencioso. El primero es más rápido y económico. La dificultad reside en alcanzar el acuerdo entre las partes en un convenio regulador. El segundo es más largo y costoso y conlleva un enfrentamiento entre las partes en una o varias vistas en el propio juzgado”.

El verano de 2005 se llevó a cabo la aprobación de la que se dio en llamar Ley del divorcio express, que supuso la modificación de algunos artículos del Código Civil y de la Ley de Enjuiciamiento Civil en materia de separación y divorcio. Cabe señalar que a pesar de que desde entonces se haya popularizado el término de divorcio express, no constituye una clase de divorcio novedosa como explica el socio de Cremades & Calvo Sotelo: “El divorcio express no es un tipo de divorcio. Solo se empezó a llamar así cuando se reformó el trámite de concesión del divorcio y para divorciarse se exige solo como requisito que hayan transcurrido tres meses desde la celebración del matrimonio. Antes, en cambio, se exigía causa de divorcio, separarse legalmente y haber transcurrido un año desde la separación”.

El coste económico de un divorcio

No todos los divorcios tienen un mismo coste económico. Ni siquiera existe una referente que los regule desde el punto de vista pecuniario tal y como relata Miguel Salcedo: “Como norma general, debemos señalar que el coste de un divorcio no está sometido a unas tablas o normas del Colegio de Abogados. Cada abogado es libre de cobrar lo que considere oportuno y será el propio mercado el que le coloque en su sitio. Es conveniente, no obstante, para evitar problemas posteriores, firmar con el cliente una hoja de encargo donde se recojan los honorarios pactados y la forma de pago”.

Casi 7 de cada 10 matrimonios acaban rompiéndose, una cifra superior a la media europea que se sitúa en cinco.

El coste de un divorcio va a depender de la propia complejidad del mismo y del propio valor de lo que se va a repartir de entre lo que se tenga en común en la sociedad económico conyugal. La complejidad del divorcio va a estar condicionada por los siguientes factores:

  • Por la existencia de hijos. Debido a que hay que regular la custodia, las visitas, las pensiones de alimentos y los gastos extraordinarios.
  • Por la liquidación del patrimonio común.
  • Por la pensión de desequilibrio, de un cónyuge a otro. Si bien no es un caso que se dé siempre.

Así, si el matrimonio no tiene hijos ni patrimonio, el divorcio se realiza de mutuo acuerdo de forma rápida y económica. A partir de ahí, en cualquier otro supuesto, los trámites se encarecen y se pueden volver más complejos.

Mutuo acuerdo

Para un divorcio es preciso contar al menos con un abogado y con un procurador. En el caso de un divorcio de mutuo acuerdo, el coste económico se puede reducir si la pareja acuerda compartir los servicios del mismo abogado y procurador. En todo caso, deben asumir el coste de servicios tales como la redacción y/o negociación del convenio regulador, la liquidación del régimen económico matrimonial, la tramitación del procedimiento judicial hasta la sentencia y abonar, asimismo, el IVA y los aranceles del procurador. Por un divorcio de mutuo acuerdo, sin mayor complejidad, el coste más habitual en España suele rondar entre los 800 y los 1.000 euros por los servicios del abogado y otros 200 por los del procurador.

También se pueden realizar los trámites por internet mediante las diversas webs que facilitan sus servicios jurídicos bajo el reclamo del referido divorcio express y cuyo coste se suele situar entre los 400 y los 600 euros por los servicios del abogado y otros 200 más por los del procurador. En este caso lo más habitual es que quienes quieran tramitar el divorcio no tengan contacto físico alguno con el letrado sino exclusivamente a través del formulario al uso.

Contencioso

Los divorcios que implican contenciosos encarecen los trámites. Al no existir acuerdo entre las partes, cada uno debe contratar a su propio abogado y procurador para el litigio, con lo que normalmente el gasto se duplica. Así el coste final en España en estos casos ronda entre los 1.500 y los 3.600 euros, incrementándose aún más si el matrimonio tuviera hijos y pudiendo llegar a cifras por encima de los 10.000 euros en el caso de que la pareja tiene sociedades en común. Asimismo, hay que señalar que en 2015, y por medio de un Real-Decreto del Ejecutivo español, se eliminaron las tasas judiciales en los litigios por divorcio por considerarse excesivas.

En el supuesto de que alguna de las partes no estuviera conforme con la sentencia del litigio, recurrirlo supondría un sobrecoste de unos 1.000 euros aproximadamente.

Otras historias interesantes