Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Tarjetas 12 abr 2019

Cuatro recomendaciones para utilizar con seguridad las tarjetas de crédito

Los fraudes con tarjetas de crédito son cada vez más frecuentes, especialmente para los usuarios que viajan. Es importante entender cómo funcionan las estafas y las mejores maneras de protegerse.

El fraude con tarjeta de crédito se refiere a toda operación ilegal con ese producto para obtener beneficios sin pagar por ellos u obtener fondos de la cuenta por  medio de la extracción no autorizada de dinero.

Para aquellas personas que utilizan sus tarjetas en el exterior, conviene tener en cuenta estos consejos de seguridad para el uso en el extranjero y así evitar caer en la trampa de fraudes electrónicos como ‘phishing’ y ‘smishing’, dos de las estafas más habituales actualmente, además del ‘skimming‘, un método de clonación en la que cualquier persona puede convertirse en víctima.

Por ese motivo es absolutamente imprescindible conocer todos los sistemas de seguridad que ofrecen las tarjetas de crédito y de esta forma protegerse cuando se realizan compras o se exponen las tarjetas de alguna otra manera.

‘Chip’ electrónico

La llegada del ‘chip’ electrónico sustituyó a las bandas magnéticas. Está implantado en la mayor parte de los países de la Unión Europea y se ha extendido a otras zonas del mundo como Paraguay. Mediante su implementación es posible proceder al uso del PIN (Personal Identification Number) de seguridad.

PIN de seguridad

El PIN de seguridad es la clave 4 dígitos que sólo el titular de la tarjeta debe conocer y que se solicita cada vez que se hace uso de la tarjeta de crédito.  Se recomienda siempre asignar un pin que no sea de números correlativos o en los que se repita el mismo número.

Es cierto que a la hora de escoger un pin para la tarjeta se tiende a elegir alguna fecha o dato fácil de recordar. Un análisis descubrió que los usuarios tienen una asombrosa falta de creatividad. Casi el 11% de los 3.4 millones de números de pin analizados correspondían a la serie 1234, seguidos de 1111 (6%) y 0000 (2%). Pero el dato más interesante es que el 26 % de todas las contraseñas se podían adivinar, tratándose solo de 20 combinaciones de números de cuatro dígitos.

Código de verificación

El código de verificación (CVV) es posiblemente el dato más importante que figura en la tarjeta. Se trata de un número utilizado en las transacciones que se realizan a través de Internet y que se escribe en los formularios de compra online. El mismo se encuentra al dorso de la tarjeta y consta de 3 números.

Bajo ningún aspecto debe facilitarse este código a nadie. Si se cuenta con el número de tarjeta, el nombre del titular y el CVV, nada frenará que otra persona realice compras por Internet sin la autorización expresa del titular de la tarjeta.

Otras precauciones

Además de los sistemas de seguridad que las tarjetas de crédito incluyen, el propio titular tiene el deber de adoptar unas medidas de precaución  para evitar ser víctima del uso indebido de la misma.

Al momento de recibir el PIN, se sugiere que lo memorice y que nunca lo lleve en lugares de fácil acceso como la billetera o cartera. Nunca se debe proporcionar esta combinación de números (ni siquiera al banco), ya que es absolutamente confidencial. Por tanto, en caso de recibir llamadas o correos electrónicos que soliciten estos datos, NO se deben facilitar. El banco jamás solicitará estos datos a sus clientes.

En caso de robo o falsificación se puede apagar inmediatamente la tarjeta a través de la aplicación móvil de BBVA lo que permite al cliente limitar algunas de las operativas en casos de fraude o robo.

Si se viaja al extranjero, se debe realizar el aviso de viaje al exterior para que el banco realice el proceso de monitoreo de las transacciones con dichos productos. En el caso de BBVA Paraguay, este aviso lo realiza cada cliente desde la ‘app’ móvil.

Los clientes de BBVA Paraguay pueden optimizar su experiencia con sus tarjetas de crédito a través de la aplicación de banca móvil, que permite al cliente llevar un control en línea de todas las transacciones efectuadas con las tarjetas de crédito. Ante cualquier notificación sospechosa, no dude en comunicarse con el banco a través de la línea BBVA 417 6000.

Otras historias interesantes