Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Análisis y opinión 27 jun 2017

Las cuentas públicas no aguantan todo

Las iniciativas del Congreso en cuanto a protección social para favorecer a diferentes colectivos de colombianos llevan consigo un elevado gasto público, el cual debería ser evaluado en contextos más amplios de reformas, ya que no habría que crear más obligaciones fiscales al Estado.

“Llevamos unas cuantas semanas hablando del trámite en el Congreso de nuevas iniciativas de protección social que son interesantes en términos de favorecer a diferentes colectivos de colombianos pero que implican un gasto público muy elevado. En el proceso de aprobación de las mismas prima el interés social y se olvida la evaluación juiciosa de sus implicaciones sobre las ya comprometidas finanzas públicas”, afirmó Juana Téllez, economista jefe de BBVA Research en Colombia, en una columna de opinión publicada en el diario El Espectador.

Algunos de los ejemplos más relevantes son el tamizaje obligatorio a todos los recién nacidos, la inclusión de los planes de reproducción asistida en el sistema obligatorio de salud, la disminución de las semanas de cotización necesarias para obtener una pensión de las mujeres de cierto nivel  de ingresos, la disminución de la cotización en salud de los pensionados, entre otras; iniciativas valiosas pero que cuestan mucho y merecen ser evaluadas en contextos más amplios de reformas.

cuentas dinero ahorro recurso BBVA

Según la economista, algunas de ellas, como el tamizaje, pueden reducir costos al sistema de salud en el futuro al aumentar la prevención, pero su discusión se debe hacer dentro del marco amplio del financiamiento del sistema de salud. “El tema pensional de las mujeres debe ser parte de la discusión de la reforma pensional que está pendiente en el país y no parte de una decisión independiente. Me cuesta decirlo, pero las mujeres vivimos más que los hombres y el reconocimiento de sus años dedicados a la maternidad y al hogar se pude hacer con sistemas más creativos y no bajando de tajo las semanas de cotización a todo el colectivo de mujeres que ganan menos de dos salarios mínimos y que son el grueso de las cotizantes al sistema”, comentó Téllez.

Para Téllez, probablemente lo más importante es que esto lo asume toda la población. “Lo pagamos los colombianos y las empresas que pagamos impuestos. Jaime Bonet decía la semana pasada en El Universal que se nos olvida que detrás del Estado estamos todos. No deberíamos crearle más obligaciones fiscales a un Estado que aún esta sobreaguando los efectos de la pérdida de ingresos por el choque petrolero y que debió hacer una reforma tributaria que estamos pagando todos”, concluyó la economista.

Otras historias interesantes