Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Educación financiera Act. 19 dic 2016

¿Cuesta de enero? Cambia de paradigma

cuesta de enero- Cambia de paradigma 3

Sin hábitos de ahorro, presupuesto e inversión es muy probable que el inicio del año sea una época que afecte sus finanzas personales.

“La cuesta de enero” es una frase que hemos escuchado por generaciones. ¿Qué podemos hacer para que no sea una pesadilla?

Según la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF) elaborada por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) y el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) en 2015, sólo el 44% de los adultos mexicanos  tienen una cuenta de ahorro formal y el 23% no ahorra. De ellos, sólo el 1.2% cuenta con un fondo de inversión; 3 de cada 10 adultos cuentan con al menos una tarjeta de crédito, de los cuales el 55% paga al menos lo requerido para no generar intereses, es decir, casi la mitad permite que su consumo genere intereses.

Sin hábitos de ahorro, presupuesto e inversión es muy probable que enero –y no sólo enero- sea un mes de estrechez en tus finanzas personales. Toma en cuenta estas recomendaciones y te darás cuenta que esta época puede ser también hacia abajo, es decir, un impulso en tus finanzas personales a través de la seguridad del ahorro bancario, la fuerza de la inversión y la ventaja de la maximización del financiamiento.

Seguridad del ahorro: el ahorro es un buen hábito que te permite enfrentar emergencias y cumplir metas que no se pueden conseguir de inmediato, pues  no es la misma experiencia que se ponche la llanta de tu auto si cuentas con una llanta de refacción, que si no la tienes. En ambos casos es molesto, pero la precaución de cargar con tu llanta de refacción lo hace más llevadero. Lo mismo pasa con el ahorro. También existen metas que implican gastos mayores a nuestros ingresos ordinarios; el hábito del ahorro enfocado a metas te permite intercambiar pequeños deseos inmediatos para conseguir deseos más grandes –y seguramente valiosos- en un plazo determinado. No es lo mismo disponer de $1,000 en un día, que de $11 diarios por 3 meses. Sólo piensa: ¿en qué podrías dejar de gastar $11 diarios? Seguramente tu próxima meta no está tan lejos como tú crees.

La fuerza de la Inversión: el ahorro no es suficiente. A lo largo del tiempo, el dinero pierde su valor por un efecto llamado Inflación, es decir, si hoy necesitas $100 para cumplir tu meta, en un año vas a necesitar un poco más para conseguirla, por lo que el ahorro no es suficiente. Por este motivo, existen alternativas llamadas inversiones que permiten que tu dinero crezca y se atenúe el efecto inflacionario en tus ahorros. El crecimiento dependerá de las características del producto en el que desees invertir.

La ventaja de la maximización del financiamiento: el crédito bien empleado puede convertirse en un aliado para tus finanzas. Por ejemplo, un buen uso de tu tarjeta de crédito te puede permitir hasta 50 días de financiamiento sin pagar un solo interés. Éste también puede ser un medio para evitar la erosión del dinero por la inflación y cumplir tus metas. O puedes adquirir un crédito que te permita invertir ahora mismo y generar rendimientos mayores a los intereses que necesitas pagar por él.

Artículo escrito Desarrollo de contenidos-educación financiera BBVA Bancomer Asset Management para el periódico El Economista, Columna “Consejos de Familia”

Otras historias interesantes