Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Fintech 14 jun 2018

Datos, IA e inclusión financiera: el futuro de la banca global

Chris Skinner, experto en ‘fintech’, compartió escenario con Carlos Kuchkovsky, CTO de New Digital Businesses de BBVA, en el evento Desafío Ingenia, donde debatieron sobre la llegada de tecnologías como la inteligencia artificial, la importancia de los datos o la entrada de nuevos competidores en los servicios financieros.

Los bancos tradicionales tienen millones de clientes, miles de millones en capital y cientos de años de historia, pero aún no son digitales. Por su lado, las ‘startups fintech’ tienen una visión puramente digital, aunque no tienen la confianza de los clientes. Y por último, están las grandes empresas tecnológicas no financieras –las GAFAs (Google, Apple, Facebook y Amazon) y las BAT en Asia (Baidu, Alibaba y Tencent)–, que tienen miles de millones de clientes y de capital, decenas de años de historia y una visión digital.

Así dibujó el actual escenario financiero global Chris Skinner durante el evento ‘Desafío Ingenia’ organizado por Oracle en Madrid. El experto en finanzas y tecnología abordó la profunda transformación de la sociedad gracias al uso del móvil, las posibilidades que se abren en términos de alcance global e inclusión financiera, y lo que los bancos necesitan entender para formar parte de esta revolución digital.

“Por primera vez en la historia, cada ser humano puede conectarse con cualquier otro humano en el planeta, en tiempo real, y hacer transacciones. Esto tiene un gran poder para transformar la manera en la que gestionamos el dinero”, afirmó Skinner, quien destacó el caso de Ant Financial, que está empleando la tecnología para facilitar el acceso a servicios financieros a millones de personas y que realmente “ha entendido” el cambio de paradigma actual: “En el futuro no haremos negocio con préstamos, pagos o créditos. Haremos negocio gracias a los datos. Gracias a conocer a los usuarios y ofrecerles servicios personalizados impulsados por la inteligencia artificial”.

“Hay bancos, como BBVA, que han entendido que el desarrollo de código es una nueva forma de hacer banca”

Frente a estos nuevos jugadores, nacidos en el mundo digital, Skinner incidió en cómo el origen histórico de la banca aún supone un impedimento para digitalizarse por completo: “Los bancos se construyeron durante la revolución industrial, cuando se creó un modelo bancario basado en la dependencia del papel y la distribución física”, explicó. Sobre este modelo se apoyó la posterior automatización de los procesos, primero a través de los cajeros, después de internet y finalmente del móvil. Pero para competir con los nuevos jugadores, continúo Skinner, no basta con incluir medios tecnológicos: los bancos deben dejar atrás por completo un modelo basado en “la herencia de la era industrial”.

debate-ingenia-chris-skinner-carlos-k-bbva_opt

Chris Skinner y Carlos Kuchovsky durante el evento en Torre Espacio, Madrid.

El último obstáculo

Para ello, según el experto, aún existe un gran adversario: la propia cultura interna y talento de los bancos. “El problema de los bancos es que aún no tienen suficientes perfiles digitales, ¿cómo va un banco a ser tecnológico si no entiende la tecnología?”. En este sentido, es necesario que los profesionales de la banca entiendan e interioricen el uso de herramientas digitales, la programación y el ‘software’, como nuevas habilidades imprescindibles en el sector.

“Los bancos deben dejar atrás por completo un modelo basado en la herencia de la era industrial”

Dentro de este panorama, según Skinner, existen excepciones: “Hay bancos que han entendido que el desarrollo de código es una nueva forma de hacer banca. Como BBVA, que está haciendo todo lo que un banco digital debe hacer”, añadió. En concreto, Skinner destacó cómo BBVA está impulsando el cambio digital “desde dentro” de la organización, está estableciendo acuerdos con firmas ‘fintech’, “invirtiendo y cocreando”.

Además, según Skinner, un buen ejemplo de que se necesita un cambio es el hecho de que la mayoría de los ejecutivos de banca, en particular directores ejecutivos, no tienen formación o entendimiento tecnológico. La excepción a esta norma es Francisco González, presidente de BBVA, que al empezar su carrera como programador, entiende la importancia de la tecnología en las operaciones. “Esta para mí es la gran diferencia, si la cultura del banco no cambia, entonces el banco no será digital”, añadió.

El rol de la IA

Carlos Kuchkovsky, CTO de New Digital Businesses de BBVA, tuvo la oportunidad de lanzar algunas preguntas a Skinner sobre su visión de la convergencia entre banca y tecnología. En concreto, le preguntó por el impacto de la inteligencia artificial en los servicios financieros: ¿cuáles serán los efectos más visibles e interesantes de la llegada de esta tecnología a la industria?

Skinner mencionó varios casos de uso. Por un lado, el ya extendido uso de algoritmos para automatizar la detección de fraude, la medición de riesgos, o la atención al cliente a través de ‘chatbots’. También mencionó el enorme potencial de esta tecnología para hacer más eficientes determinados procesos de la industria, como por ejemplo, el análisis de contratos comerciales. JP Morgan realiza ya mediante algoritmos de IA esta tarea y ha reducido una actividad que antes ocupaba más de 300.000 horas a la semana a cuestión de segundos.

No obstante, el experto destacó otro tipo de aplicaciones que considera más interesantes de cara al usuario: los servicios inteligentes. En este caso, se refirió a la posibilidad de que las empresas puedan ofrecer mejores productos y servicios a los clientes basándose en lo que saben de ellos gracias a sus datos. “Ahí es donde creo que la IA realmente marcará una diferencia: en la posibilidad de analizar los hábitos financieros de los usuarios para ofrecerles consejos y servicios personalizados”, apuntó.

Otras historias interesantes