Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Davos 2023: moderado optimismo e incertidumbre por el impacto de la inflación

El impacto de la guerra de Ucrania sobre la inflación y el crecimiento a nivel global ha sido el tema recurrente de esta última edición del Foro de Davos de 2023, organizado por el World Economic Forum (WEF). Bajo el lema, ‘Cooperación en un mundo fragmentado’, líderes políticos, empresariales e intelectuales han debatido entre el 16 y el 20 de enero sobre el punto crítico de inflexión en el que se encuentra el mundo, tras el doble impacto de la pandemia de COVID-19 y la guerra de Ucrania. Pese a la incertidumbre reinante en materia económica, los asistentes han dado muestras de cierto optimismo para el año 2023, a medida que los datos más recientes, especialmente en materia de precios, son mejores de lo esperado.

Tal y como señala el WEF en su presentación sobre el Foro de Davos, “por primera vez desde la década de 1970, el mundo enfrenta un desequilibrio precario con el crecimiento y la inflación moviéndose en direcciones opuestas. Esto está ocurriendo junto con una mayor fragmentación geo económica”. La gran incógnita que ha sobrevolado el foro durante estos días es cuál puede ser el impacto sobre las economías de las agresivas subidas de tipos de interés que han acometido los bancos centrales para tratar de poner coto a la inflación. Es decir, si la economía global se encamina a una recesión o será capaz de encajar el golpe.

Este año, el Foro de Davos contó con la presencia de Carlos Torres Vila, presidente de BBVA, y Onur Genç, consejero delegado, que acudía por primera vez.

En una entrevista con el diario Expansión, Carlos Torres Vila,  señalaba que la invasión de Ucrania por parte de Rusia ha tenido consecuencias inmediatas en el plano económico, como la ralentización del crecimiento y, sobre todo, la inflación. “Creo que es el mayor problema en estos momentos, sobre todo porque aumenta las desigualdades sociales y genera una perniciosa dinámica en la economía. Dicho esto, los datos económicos más recientes son mejores de lo esperado, pero no podemos bajar la guardia."

Según comentaba Torres Vila en una entrevista con la cadena de televisión CNBC, lo que ha encontrado en Davos es que las personas son más optimistas de lo que eran hace un mes y eso se debe a que los datos están mejorando. “La inflación parece estar bajando más rápido de lo que la gente pensaba, especialmente, por el lado de la energía y algunas materias primas”, afirmó. “Pero debemos ser cautos, porque la inflación tiende a ser persistente y debemos ver si los efectos de segunda ronda cambian esta visión más optimista que la gente parece tener ahora”. Según explicó, las subidas de tipos tienen un gran efecto en la demanda y hay que vigilar cómo se desarrolla. “La reapertura de China es una buena noticia, por supuesto, pero podría ser inflacionaria”, afirmó.

En un plano más estratégico, el presidente de BBVA se ha referido estos días a los principales retos a los que se enfrenta el mundo, y que tienen mucho que ver con la  configuración de un nuevo orden mundial, que cuestiona la globalización tal y como se entendía hasta ahora. La guerra tendrá repercusiones estructurales en temas estratégicos, como la independencia energética, la tecnológica o en temas de defensa y datos.

Onur Genç, consejero delegado de BBVA, y Carlos Torres Vila, presidente del banco.

La descarbonización, en principal reto de la humanidad

Pero el gran reto de la humanidad, en su opinión, es la descarbonización. En declaraciones desde Davos, señaló que es irrenunciable, y sólo es posible conseguirla si se cumplen dos premisas: la primera es que los gobiernos de los países desarrollados redoblen su apoyo financiero a los países emergentes para que éstos se sumen a la carrera hacia la descarbonización. Sin ellos, no es posible conseguir un planeta libre de emisiones. La segunda premisa es que la inversión necesaria para que el mundo funcione sin emisiones tiene que ser atractiva, tiene que ser económicamente viable y rentable.

“Estamos viendo una ola de innovación sin precedentes, buscando soluciones a problemas complejos como la fabricación de acero o de cemento sin emisiones; o como la captura de CO2; o la generación eléctrica, nuevas formas de generación sin emisiones como la fusión nuclear; y tenemos que seguir desarrollando más estas tecnologías”, afirmó. “Para que maduren y sobre todo, para que puedan escalar, necesitamos un marco regulatorio, supervisor y legislativo que acompañe con incentivos adecuados, como están haciendo ya otros países como es el caso de EE.UU. Europa no puede quedarse atrás y tiene que establecer los mecanismos y los incentivos adecuados para fomentar las inversiones en descarbonización”.

La Fundación Microfinanzas de BBVA presenta sus avances un año después de unirse a la alianza Edison

Durante su estancia en Davos, Carlos Torres Vila participó en la reunión anual de EDISON, la alianza promovida por el Foro de Davos para acelerar el acceso de todas las personas a la digitalización, con foco en inclusión financiera, educación y salud. En este encuentro, el presidente de BBVA anunció que en los últimos dos años la Fundación Microfinanzas BBVA (FMBBVA) ha atendido a través de sus instituciones de microfinanzas a 3,3 millones de emprendedores con escasos recursos en las zonas más pobres de Colombia, Perú, República Dominicana, Chile y Panamá y ha desembolsado más de 2.300 millones de euros para financiar el progreso de estos emprendedores y el de sus familias. La FMBBVA ha impactado en este tiempo en la vida de más de 10 millones de personas.