Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Estilo de vida 17 jul 2018

Diez alimentos sanos para los niños en verano

Llegaron el verano y las vacaciones escolares. Además de mantener entretenidos a los hijos —sean niños o adolescentes—, hay que empeñarse en que coman bien. Menudo reto.

Y es que no todas las mamás tienen apoyo doméstico, ni todas se dedican por entero al hogar, de tal modo que puede resultar práctico desentenderse y ceder a la discutible comodidad de dejar a los hijos a expensas de alimentos procesados y congelados que, como apunta Araceli Arroyo Andrade, licenciada en Nutrición por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) campus Xochimilco, “pueden parecer muy prácticos, pero esconden hasta el doble o triple de contenido calórico que otros alimentos”.

No es desconocido el preocupante problema de salud pública que suponen la obesidad y la diabetes infantil en México. De acuerdo con cifras de Unicef México (el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, por sus siglas en inglés), actualmente, el país ocupa el primer lugar mundial en obesidad infantil y el segundo en obesidad en adultos, precedido sólo por los Estados Unidos de América.

No sólo eso: datos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut), también difundidos por Unicef México, indican que uno de cada tres adolescentes de entre 12 y 19 años presenta sobrepeso u obesidad.

Arroyo recomienda evitar, en la medida de los posible, papas fritas y a la francesa, dulces en general, bebidas azucaradas y jugos naturales. Si se tiene la fortuna de que los hijos se diviertan en vacaciones practicando deportes o desempeñando actividades físicas, sugiere hidratarse bien, incluso con sueros, y comer frutas enteras y semillas (almendras, cacahuates, nueces, pistaches, etcétera). Para la nutrióloga, la actividad física es fundamental. “Está comprobado que si te mueves al menos 30 minutos cinco días a la semana tendrá un impacto muy positivo en tu salud”, asegura.

Como ya se mencionó líneas arriba, con la llegada de las vacaciones de verano es común que al tener a los hijos en casa todo el día, el tiempo de las madres transcurra más rápido de lo normal. Lo primero en lo que se piensa es en darles de comer algo que no requiera mucho tiempo en la cocina; sin embargo, algunas de esas opciones suelen ser poco saludables.

Los niños y adolescentes necesitan una alimentación saludable para llenarse de energía; por ello, se propone en ese espacio digital algunas ideas para una buena dieta y, sobre todo, brindarles la nutrición que necesitan para un buen desarrollo.

acción magistral

En este verano los infantes  que estén expuestos a actividades físicas, requieren hidratación; pero además,  tanto niños y adolescentes necesitan una alimentación saludable para llenarse de energía.

  1. En el refrigerador no pueden faltar verduras como zanahorias o jitomates; se pueden preparar con limón y dárselas como botanas.
  2. Cortar cubitos de queso fresco también es una buena opción para que puedan comer mientras está lista la comida.
  3. En cuanto a frutas, aunque no todas son saludables, debe evitarse darles en gran cantidad aquellas que contienen demasiada fructosa, como el mango.
  4. Se puede prepararles una rica ensalada que incluya pasta o arroz hervidos.
  5. Hay que conquistar a los hijos con unas galletas integrales con atún y un poco de aguacate.
  6. Un sándwich con pan integral en forma de barco o mariposa es una excelente idea para abrirles el apetito.
  7. Es preferible darles carnes blancas para no aumentar sus niveles de grasa.
  8. Los cereales también son una buena idea para el desayuno, sin embargo, hay que evitar darles aquellos con exceso de azúcar, ya que es algo que pueden consumir en las frutas.
  9. Para mantenerlos siempre hidratados, la mejor opción es agua de fruta natural en vez de refresco.
  10. Si verduras como el brócoli o chayote, ya tiene un “no” irremediable de los hijos, hay que optar por presentarlas en crema con unas cuantas galletas para mejorar su sabor.

Los niños y adolescentes no deben ponerse a dieta, comenta Arroyo con conocimiento y sentido común; “debe ayudárseles a mejorar sus hábitos, incidir en ellos cotidianamente”. Y el buen ejemplo por la casa empieza. “Si los niños ven a los papás ejercitarse y realizar actividades físicas, será más fácil que adquieran esos buenos hábitos.” Se puede caminar y andar en bicicleta, dice; y si preocupa dejarlos salir por la inseguridad en las calles, hay juegos en video con los que pueden moverse. No hay pretexto, pues, para no disfrutar de unas saludables vacaciones de verano.

Proteger a la familia con un seguro, velar por la salud, así como estar al pendiente la alimentación de los pequeños para cuidarlos de enfermedades, es una tarea de los padres y por eso es importante conocer cuáles son los respaldos  para la salud que existen  y elegir el más adecuado.

Conoce las ventajas de una cuenta de ahorros para niños

Otras historias interesantes