Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Diez datos claves del Día Mundial del Agua en plena crisis del coronavirus

Naciones Unidas celebra este 22 de marzo el Día Mundial del Agua con tres objetivos claros vinculados al cambio climático. Sin embargo, esta efeméride se produce en plena crisis del coronavirus, en la que el agua se presenta como recurso vital para salvar vidas, según la ONU, debido a la importancia de lavarse y desinfectar las manos para combatir la pandemia.

El Día Mundial del Agua se celebra cada 22 de marzo desde 1993 -hace ya casi tres décadas- promovido  por Naciones Unidas para concienciar acerca de este bien natural escaso. Este año, la efeméride tiene tres objetivos medioambientales claros, y una especial mención a la crisis sanitaria global del coronavirus.

La ONU quiere concienciar a los ciudadanos de que el agua puede ayudar contra el cambio climático, que las políticas medioambientales deben situar a este recurso hídrico en el centro de los debates y que son necesarios gestos cotidianos por parte de todos para lograr menos emisiones de C02.

En este Día Mundial, Naciones Unidas recalca que más de 2.200 millones de personas en todo el mundo siguen sin acceso a agua, una necesidad básica que se recoge en uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), el sexto, concretamente.

La lucha contra el coronavirus

Naciones Unidas, en este Día Mundial del Agua también recuerda que el uso de este recurso natural es vital para prevenir y contener la pandemia del COVID-19.

En este sentido, hace especial hincapié en el hecho de que el agua puede frenar el coronavirus. “Lavarse las manos (con agua de calidad y jabón) es esencial para contener la propagación del COVID-19 y otras enfermedades infecciosas”, explica la ONU.

Matiza que, si bien casi 3.300 millones de personas no pueden hacer ese gesto tan higiénico, recomienda a quien sí puede, a hacerlo con agua, jabón o un desinfectante bajo una serie de recomendaciones y rutinas básicas.

“Este #DíaMundialDelAgua, vamos a mostrar lo responsables que somos lavándonos las manos y luchando contra #COVID19”, añade la ONU. Así, promueve una campaña de concienciación mediante los ‘hashtags’ (etiquetas) #manoslimpias #SafeHands, para prevenir nuevos casos de coronavirus.

No en vano, la organización quiere también concienciar a los ciudadanos de que no todos los habitantes del planeta pueden mantener un nivel óptimo de higiene en plena fase de expansión de la pandemia.

El acceso a un bien indispensable

Las cifras que maneja la ONU muestran que solo el 60% de la población mundial tiene acceso a una instalación básica de lavado de manos. Aparte, únicamente el 45% usa un servicio de saneamiento gestionado de manera segura.

Sin embargo, hay cifras aún más preocupantes. Una de cada tres personas vive sin agua potable y 5.700 millones lo hará en zonas con escasez al menos una vez al mes en 2050. Más de 360.000 bebés podrían salvarse si tuvieran un sistema de saneamiento y suministro hídrico adaptado al cambio climático (sequías e inundaciones).

La demanda de agua, además, se incrementará más del 50% en dos décadas, por lo que, junto a las necesidades energéticas, es necesario, según la ONU, limitar el aumento del calentamiento global a 1,5 grados dentro de este Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) vinculado al agua.

No en vano, este ODS quiere que este recurso hídrico sea de acceso universal y a un precio accesible para toda la población mundial en 2030. Porque, por el momento, 4.000 millones de personas carecen de acceso a servicios básicos, como retretes o letrinas y el 80% de aguas residuales de actividades humanas se vierten sin tratar, contaminando ríos y mares.

Otras historias interesantes