Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Bancos centrales 25 ene 2019

El BCE abre la puerta a retrasar las primeras subidas de tipos

En 2019, en lo que al Banco Central Europeo (BCE) se refiere, los focos estarán puestos sobre los plazos y ritmo de subidas de tipos de interés. La reunión de ayer de la institución presidida por Mario Draghi estuvo marcada por la prudencia y por una política monetaria sin cambios. Sin embargo, el BCE no rechaza realizar futuras modificaciones en su orientación sobre los tipos en los próximos meses, como señala BBVA Research en su informe ECB Watch.

En esta primera reunión de 2019, el BCE puso el foco en la preocupación por la pérdida actual del impulso del crecimiento. Como refleja el informe ECB Watch, no se esperaban nuevas decisiones de política monetaria y, efectivamente, no las hubo. Así, “el BCE mantuvo su postura, sin cambiar los tipos de interés de referencia y que permanecerán en sus niveles actuales hasta al menos durante el verano de 2019”, indica BBVA Research.

Draghi hizo especial hincapié en que las previsiones sobre cambios en los tipos dependerán de la marcha de la economía. Precisamente, respecto a la desaceleración del crecimiento económico actual, el presidente del BCE reiteró que “ahora tenemos que verificar la persistencia de los datos, ya que se espera que parte de las malas noticias sean sólo de carácter temporal”.

“Ahora tenemos que verificar la persistencia de los datos, ya que se espera que parte de las malas noticias sean sólo de carácter temporal”

En este sentido, apuntó que la desaceleración de la demanda global está afectando a la actividad, así como la incertidumbre derivada del proteccionismo y el ‘brexit’. Estos factores deterioran la confianza haciendo que el impulso económico sea inferior al esperado. No obstante, Draghi resaltó la baja probabilidad de que se produzca una recesión.

Mario-Draghi-presidente-Banco-Central-Europeo-recurso-BBVA

Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo.

BBVA Research destaca que “el BCE cambió el balance de riesgos sobre el crecimiento a la baja” de forma clara, en parte debido a las vulnerabilidades en los países emergentes y la volatilidad de los mercados financieros.

Durante la rueda de prensa, Draghi reiteró que “es necesario un amplio grado de estímulo monetario”, al tiempo que volvía a insistir utilizando un tono moderado, que el BCE “está listo para ajustar todos sus instrumentos si es necesario”.

En cuanto a las expectativas actuales del mercado sobre la primera subida de tipos (la primera la descuentan en la primera mitad de 2020), el presidente del BCE comentó que los mercados habían entendido la “función de reacción” del banco central. Lo cual, según BBVA Research, sugiere que el BCE no parece incómodo con las expectativas del mercado.

En definitiva, BBVA Research aprecia que el BCE se ha decantado por dejar la puerta abierta para modificar su orientación sobre los tipos en los próximos meses y así retrasar el inicio de las subidas.

Otras historias interesantes