Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Asuntos exteriores Act. 02 ago 2016

El G20 de las empresas

Desde el estallido de la crisis en 2008, cada cumbre del G20 (Grupo de los 20) despierta una gran expectación internacional. Y la celebrada en Turquía no ha sido una excepción. En Antalya no sólo se reunirán los mandatarios de los 20 países más importantes del mundo, que concentran el 85% de la economía global. Paralelamente, también se verán las caras los líderes empresariales de estas 20 economías. Es el B20 (Business 20).

B20: ¿qué es?

Es una reunión en la que los empresarios recomiendan a los líderes políticos cómo abordar los temas más relevantes en la economía mundial. El B20 es fundamental en la construcción, en los últimos años, de puentes entre las políticas económicas globales y las comunidades empresariales.

Se reúne desde la cumbre del G20 en Korea en 2010 y se ha convocado en las siguientes reuniones en Francia, México, Rusia y Australia. Desde su nacimiento, ha presentado más de 400 recomendaciones a los miembros del G20.

Este año, le ha tocado a Turquía presidir ambas cumbres. En septiembre, el B20 elaboró su informe de recomendaciones, que se basa en dos líneas de trabajo: la implantación de las medidas acordadas el año anterior, y el desarrollo de nuevas recomendaciones.

¿Qué propone?

El B20 sostiene que el G20 debe eliminar obstáculos para la actividad del sector privado, favoreciendo en particular a las medianas y pequeñas empresas, el emprendimiento y la lucha contra la corrupción. Estas son las cuatro líneas de actuación que proponen:

  1. Implementar políticas ya acordadas en años anteriores. Sobre todo, mejorar el desempeño de la agenda global de reformas financieras y lograr una mayor consistencia regulatoria.
  1. Invertir en la corrección de desequilibrios, a través, entre otros, del desarrollo de estrategias de inversión específicas para cada país.

El B20 propone mejorar el ecosistema de inversión en infraestructura, pero sobre todo, es partidario de desarrollar y financiar proyectos enfocados a la reducción de diferencias en la capacidad productiva de los países, a nivel técnico, de gestión directiva y de habilidades para el emprendimiento.

  1. Fomentar la inclusión laboral– especialmente en lo relativo al empleo juvenil – y financiera - accesibilidad de las pymes a la financiación bancaria y alternativa y en la mejora de su acceso a los mercados internacionales -.

El B20 también promueve la incorporación de un objetivo común de banda ancha universal, mejorar el acceso de las pymes a la economía digital y la creación de ecosistemas innovadores mediante la colaboración de distintos agentes económicos y sociales.

  1. Impulsar la competitividad con instrumentos como la mejora del comercio global gracias a la emergente economía digital, el retroceso en las políticas proteccionistas y la digitalización de los procesos aduaneros y de contratación pública.

¿Y sobre el sector financiero?

El B20 se divide a su vez en distintos grupos de trabajo, por sectores. En el área financiera, se ha creado el Financing Growth Taskforce. ¿Cuáles han sido sus prioridades? Básicamente dos:

  1. Hacer más fácil la financiación para las PYMES con 2 recomendaciones: mejorar la accesibilidad a la información crediticia de estas empresas, reduciendo el riesgo inversor, y facilitar su acceso a una financiación alternativa más sólida.
  2. Reformar el marco regulatorio: finalizar e implementar la Agenda Regulatoria a nivel global y reiterar la necesidad de una mayor consistencia regulatoria entre regiones así como mejorar el proceso de consulta.

 

José Manuel González-Páramo, Consejero Ejecutivo de BBVA, explica qué es el B20 y la contribución de BBVA en este foro

¿Cuál es la representación española en este foro?

Francisco González, presidente de BBVA, y José Manuel González-Páramo, consejero ejecutivo de la entidad, han liderado este grupo de trabajo destinado al desarrollo de los mercados financieros, del que BBVA forma parte. La entidad ha centrado sus esfuerzos en la parte del marco regulatorio, para dotarla de mayor coherencia tras los excesos impuestos por la crisis financiera, y unificar criterios entre países.
Este mes de noviembre, el B20 ha cumplido con su cita con los líderes del G20 para presentar estas propuestas. Todo ello con el objetivo de impulsar el crecimiento y la accesibilidad a los mercados financieros.Así, BBVA ha defendido que la agenda global de reformas financieras debería ser finalizada lo antes posible ya que está generando incertidumbre adicional en el sector financiero. También sostiene que puede ser un buen momento para una pausa regulatoria y evaluar el impacto acumulado de la regulación, así como llevar a cabo las calibraciones necesarias. Por último, la entidad ha destacado la importancia de buscar mayor consistencia regulatoria durante la fase de implementación, para evitar interpretaciones nacionales o regionales. Asimismo, ha pedido un memorando de entendimiento (MoU) entre las autoridades para mejorar la consistencia de la regulación desde su diseño y en su implementación.

Otras historias interesantes