Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Banca digital Act. 14 abr 2021

El ‘open finance’, un horizonte de 10.000 millones de dólares en 2022

BBVA-open-finance-banking-innovacion-informe-belvo

2022 podría ser un año de gran crecimiento del ‘open finance’ en América Latina, según un informe recientemente publicado por Belvo. Una adopción cada vez más rápida de las tecnologías digitales y el auge de las ‘fintech’ en la región forman el escenario perfecto para la consolidación de esta tendencia, que fomenta la colaboración y la innovación en la industria bancaria.

El ‘open banking’ y el ‘open finance’, es decir, la banca y las finanzas abiertas, ofrecen a los clientes la posibilidad de otorgar permiso a terceros para acceder a determinada información privada o realizar operaciones concretas en su nombre, normalmente a través de APIs, esto es, enlaces de ‘software’ que permiten a dos empresas comunicarse de una manera segura.

Ambas tendencias están en crecimiento. Y destaca especialmente el ‘open finance’. Según datos de la consultora PriceWaterhouse Coopers (PwC), recogidos en el informe ‘Tendencias del Open Finance 2021: Creando un nuevo ecosistema en Latinoamérica’, elaborado por la plataforma de APIs de Open Banking en Latinoamérica Belvo, se prevé que para 2022 los ingresos totales de esta modalidad alcancen los 9.870 millones de dólares en el mundo.

El ‘open finance’ mira hacia América Latina

Varios indicadores económicos y sociales reflejan que América Latina puede ser una región pujante en estas iniciativas financieras. Es un continente con una población joven que se estima en 165 millones de personas entre 10 y 24 años (el 25% del total), según datos de la Organización Mundial de la Salud.  Existe un camino por recorrer en cuanto a adopción de servicios financieros por parte de población no bancarizada, que según el Banco Interamericano de Desarrollo se estima en alrededor del 50% del total. Y no se puede olvidar la penetración de telefonía y smartphones, con 440 millones de suscripciones móviles y el 70% de la población conectada, según datos de GSMA.

La región presenta una oportunidad para las iniciativas digitales. Se ha demostrado durante la pandemia del Covid-19, que ha supuesto un acelerador de la transformación digital de la región. BBVA, por ejemplo, ha visto cómo en 2020 su actividad y ventas a través de los canales digitales crecían un 60% en América Latina. Quienes también han sabido aprovechar la situación han sido las iniciativas ‘fintech’. El sector ha crecido en la región de forma rápida y, según el informe de Belvo, actualmente hay 735 empresas fintech en la región y se han recaudado alrededor de 6.500 millones en rondas de financiamiento en los últimos años.

El escenario es el ideal para que los actores tradicionales y las nuevas empresas digitales fintech maduren el aterrizaje de las iniciativas de open finance en la región. Preguntados por Belvo, el 84,8% de los profesionales fintech creen que cada vez más empresas adoptarán modelos de open finance en 2021. La mayoría de los encuestados señalaron que los servicios de crédito (39,3%) serán los modelos fintech más beneficiados con el ‘open finance’. Le siguió la puntuación de crédito (22,3%) y las herramientas de gestión de finanzas personales (18,8%).

En cuanto a la fuente de los datos para conseguir lanzar e implantar el open finance en América Latina, un 43,8% de los profesionales fintech encuestados cree que los datos bancarios son la fuente de datos alternativa de la que más se van a beneficiar para crear nuevos productos. A estos le siguen (16,1%) los datos que puedan proporcionar las empresas tecnológicas.

BBVA, líder en ‘open banking’

Elegido en 2019 como uno de los líderes en banca abierta, BBVA tiene a disposición de terceros la plataforma BBVA_API Market. En esta plataforma, accesible a nivel global, existen APIs orientadas a incluir muy diversas funcionalidades y servicios bancarios de BBVA en entornos de terceros, yendo un paso más allá de las exigencias de la directiva europea de servicios de pago PSD2.

En América Latina el banco sigue la misma estela. En México, se alió con Uber en el primer proyecto de BBVA con un actor de la ‘gig economy’. Así, BBVA ofrecía en la ‘app’ del servicio de movilidad la posibilidad de que sus conductores pudieran abrir una cuenta digital del banco y hacerse con una tarjeta de débito con beneficios exclusivos.

Otras historias interesantes