Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Embajadores 24 feb 2017

Embajadores BBVA: Cristián Saavedra, calidad sobre dos ruedas

Si se preguntase a los clientes de BBVA –y a quienes no lo sean- si la imagen que tienen de un director de oficina es alguien que anda por ahí con una Harley, seguro que nadie diría que sí, salvo quienes conozcan a Cristián Saavedra.

Cristián vive en Concepción. A unos 500 kilómetros al sur de Santiago de Chile. Un lugar privilegiado, con el mar a quince minutos y cercano a la zona de los grandes lagos. Un área que le gusta recorrer en su Harley, aunque lo suyo no es la velocidad y afirma que los objetivos de una salida en moto son “llegar sano a casa, disfrutar y recorrer el máximo de lugares que uno pueda”.

Pero no solo la usa para recorrer carreteras; también como medio de transporte. “En el verano normalmente llevo la moto a la oficina”. Cuando le preguntan si le sirve para captar clientes, se ríe y responde: “Por lo menos se sacan fotos con ella”.

Embajadores BBVA: Cristián Saavedra, calidad sobre dos ruedas

Sin embargo, para Cristián la moto no es cuestión de risa. “Un viaje en moto requiere mucha preparación. No solo por el itinerario, sino también por la seguridad, el estado del motor, verificar los lugares que vas a visitar, dónde vas a pernoctar, dónde puedes repostar combustible… Todo eso requiere un trabajo previo para alcanzar el objetivo deseado”. Y, en seguida, lo relaciona con su labor en BBVA. “Se parece mucho al trabajo que yo desempeño. Las cosas no se pueden improvisar, tengo que planificarlas y pensar de qué manera pueden salir mejor y cuáles son las consecuencias”.

Aunque para él es un hobby, “nunca podemos dejar pasar la oportunidad de mostrar lo bien que lo hace el Banco”. Lo dice, porque asegura que la relación que se genera con sus compañeros de afición, le permite conocer mejor sus necesidades.

Calidad de servicio

Quizá sea esa obsesión por conocer mejor a los clientes –reales y potenciales- lo que ha hecho que su oficina sea una de las más reconocidas por la calidad de servicio. “En los cuatro años que llevo aquí, hemos logrado doce trimestres ser los mejores en calidad. Resolver los problemas con alegría, con entusiasmo, es lo que genera empatía con los clientes. Y de ahí nos ha venido su valoración”.

“Nunca podemos dejar pasar la oportunidad de mostrar lo bien que lo hace el Banco

Para él, la clave está en la coherencia. “Todo parte de la calidad de servicio interna. Si yo no tengo esa actitud cada día con el equipo, es imposible que ellos trasladen eso al cliente”. Y asegura que el camino que ha recorrido BBVA, ha generado nuevas oportunidades comerciales. “El Banco ha vivido muchos cambios, muchas renovaciones. En tecnología, pero también en sistemática de atención y cuidado del cliente. Y el impacto ha sido muy positivo en los resultados”.

Perfil

Nombre: Cristián Saavedra
Puesto: Gerente regional zona norte[BBVA Chile]
Función: Armar equipos que consigan buenos resultados a partir de la empatía y la colaboración
Hobby: Motociclismo [Harley Davidson]
Sueño: Ver a mis hijos sanos, con su vida hecha y conocer a mis nietos

La importancia del equipo

Para Cristián es fundamental acompañarse de personas de confianza, tanto en la moto, como en el trabajo. “Puedes sufrir un accidente y si no sientes que las personas que van contigo son verdaderamente un equipo y te van a ayudar, llevarías mucho miedo. Eso pasa también en el Banco. Es imposible hacer el trabajo solo. Necesitas un equipo que tenga unos valores y que te dé apoyo, más que en lo comercial, en cosas que a veces son difíciles de explicar”.

Él lo sabe bien, porque en enero de este año tuvo un accidente a causa de un imprevisto que superó todas sus precauciones. “Había aceite con arena en el pavimento. Me fracturé la mano y sufrí una lesión en un muslo”.

“Es imposible hacer el trabajo solo, necesitas un equipo que te de apoyo

Lo toma como un aprendizaje. “Ver las posibles consecuencias en el futuro sobre mi familia, más que sobre mí, hace ver las cosas más claras. Eso también pasa en el banco. Hay veces que ves que una operación con un cliente no está clara. Y hay que ser capaz de visualizar las consecuencias de eso”.

Cristián mira desde la ventana de su casa las dos lagunas que adornan el paisaje. Sueña con “cruzar la cordillera para ir a Mendoza. Deben de ser unos dos mil kilómetros”, explica. “No es una pasión por la velocidad, sino por sentirte libre y visitar lugares rodeados de naturaleza”.

Otras historias interesantes