Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Embajadores 01 feb 2019

Embajadores BBVA: El objetivo es llegar, y llegar en equipo

Elisa Acosta trabaja desde hace más de 10 años en BBVA, es Gestora de la sucursal de Dolores (Soriano) de Uruguay, está casada y tiene dos hijos. Su gran pasión son las caminatas silvestres. Esta actividad le ha enseñado la importancia de trabajar como un solo equipo, tanto dentro como fuera del banco.

Dos o tres veces al año Elisa emprende el gran desafío de una nueva caminata silvestre, travesía que propone transitar en grupo por zonas silvestres durante varios días, acampando por las noches y compartiendo historias con personas de distintas edades, que si bien se conocen hace pocas horas, están unidos por el deseo de superación y el saber que trabajar en equipo es lo que los conducirá a la meta.

“Competís contra vos mismo, la meta es llegar todos juntos al campamento, prender una fogata y ponernos a charlar como una celebración final del día”, cuenta Elisa.

Embajadores BBVA: El objetivo es llegar, y llegar en equipo

Partiendo desde un mismo lugar, el equipo comienza la caminata con una lista idéntica de equipaje, a cargo de un líder, con un destino definido pero sin camino prefijado. Cada uno pone lo mejor de sí al servicio del grupo, todos velan por el bienestar del resto, entendiendo que todos son valiosos y que todas las tareas son importantes. A esta actividad se suman desde chicos de 12 años, hasta personas de más de 70. Los grupos son muy heterogéneos, pueden coincidir un doctor, un niño, un artesano, un jubilado, dos maestras, un ingeniero en sistemas, una bióloga molecular y un estudiante de Derecho.

“La forma de superar las expectativas del cliente viene del aporte humano”

Los aprendizajes de las caminatas se trasladan a los demás ámbitos de la vida y a las personas con las que se tiene contacto. “Sin duda, tanto en las caminatas como en el banco, todos somos un solo equipo. Es el aporte humano lo que permite superar las expectativas”, destaca Elisa. Durante la travesía se festeja cada pequeño logro y se promueve que surjan diferentes roles: los visionarios, los pragmáticos, los estrategas, etc. El líder es el que conduce el talento y va fijando el camino.

Embajadores BBVA: El objetivo es llegar, y llegar en equipo

Además, en las camitas silvestres se ponen a prueba muchas habilidades, entre ellas la capacidad para superar obstáculos, encontrar soluciones y seguir adelante. “Si creció un arroyo vas a tener que buscar por dónde cruzarlo, es un paso a paso, se da lo mismo en las organizaciones: se reúne a un grupo (genialmente) heterogéneo de personas; cada una con sus talentos (muchos ocultos), a la espera de ser puestos en situación, para explorar sus fortalezas, tomar la responsabilidad, trazar la ruta y caminar juntos”, resume Elisa.

Otras historias interesantes