Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Deporte Act. 31 oct 2018

Embajadores BBVA: Mercedes Gatti, one team

A Mercedes Gatti -BBVA Uruguay- nunca se le hubiera ocurrido que sería capaz de completar una carrera, ni siquiera de cinco kilómetros. Sin embargo, la creación de un grupo de corredores del Banco le dio la oportunidad de realizar una de las más duras y más bellas del mundo: el cruce de los Andes. Descubrió que como 'One team' todo es más fácil.

A Mechi, como la llaman sus compañeros, no le sirven las excusas. “Yo tampoco era capaz de correr ni cien metros cuando llegué a BBVA”, dice cuando le comentamos que lo que ha conseguido no está al alcance de cualquiera. “Todo es cuestión de entrenar y, sobre todo, de encontrar un grupo de personas que te apoyen y a los que poder apoyar”.

Y lo ha demostrado con hechos. El grupo de corredores de BBVA Uruguay ha realizado un trabajo progresivo que lo ha llevado a poder plantearse retos antes inimaginables. “Al principio corríamos 7 kilómetros, luego 10, después 21, más tarde una maratón… Las metas cada vez eran más ambiciosas y con la idea de ir avanzando en los objetivos se nos ocurrió hacer el cruce de los Andes”.

El “culpable” de todo fue Gabriel, uno de sus compañeros. “Nos fue convenciendo a todos y empezamos a prepararnos para cruzar los Andes”. Esa fue, quizá, la primera dificultad: conseguir que el resto del equipo se sumase a la aventura. “Tuvo que convencernos a varios. A mí, por ejemplo, porque me gusta más el triatlón y otro tipo de carreras. Algunos se unieron muy rápidamente y a otros nos costó un poquito más”. La clave para lograrlo fue “la idea de tener un objetivo común muy ambicioso y consolidarnos como grupo; eso nos atrajo a todos y fue lo que nos hizo intentarlo”.

Embajadores BBVA: Mercedes Gatti, one team

Una preparación compleja

Así, quince personas comenzaron su preparación para la carrera, que resultó ser más compleja de lo imaginado. “El cruce de los Andes transcurre por muchos tipos de terrenos. En Uruguay no tenemos las montañas que necesitábamos para entrenar”.

Incluso conseguir el material necesario para la carrera fue difícil. “No es una carrera de calle, ni una de aventura que suelen durar pocas horas. Tuvimos que armar una lista de las cosas necesarias. Por ejemplo, mochilas, ropa específica, mantas térmicas, comida, bastones… Y en Uruguay tampoco había muchas de esas cosas, las tuvimos que pedir a Estados Unidos”.

"Todo es cuestión de entrenar y, sobre todo, de encontrar un grupo de personas que te apoyen y a los que poder apoyar

Finalmente, quedaba la parte psicológica. “Un 60 por ciento de cada carrera se lo lleva la parte psicológica. Pero en esta, todavía más. Hemos visto a gente, después de tres días de carrera, retirarse cuando les quedaban apenas diez kilómetros”. Esa es, a su juicio, la diferencia. “Tienes que prepararte para cuando llegue ese momento, cuando tienes heridas en los pies y llevas tres días corriendo y durmiendo en tiendas de campaña y piensas que no puedes más”.

Perfil

Nombre: Mercedes Gatti
Puesto: Engineering Risk & Corporate Assurance [BBVA Uruguay]
Función: Mantener un marco de control y gestión de riesgos tantos tecnológicos como operativos
Hobby: Correr
Sueño: Completar un 'Ironwoman'

Una carrera al alcance de pocos

El cruce de los Andes tiene un recorrido de cien kilómetros, que se completa en tres etapas. Pero la dureza de la carrera no es consecuencia solo de su duración, sino, sobre todo, del terreno por el que transcurre. “Había etapas que las comenzabas con una temperatura agradable. Después llegabas a una cima en la que estabas a cero grados. Y después te esperaba un desierto con un calor infernal”.

Por eso, el objetivo del grupo de BBVA no era ganar la carrera, sino llegar los quince participantes a la meta. Y lo lograron. “El apoyo del equipo en los momentos difíciles, es la clave para lograrlo. Compartir esta carrera hizo que fuera realmente especial”.

"El apoyo del equipo en los momentos difíciles es la clave

Quizá el mejor resumen sea el propio lema del cruce de los Andes: No todos pueden correrla, pero nadie que la corra podrá olvidarla. Mechi no puede estar más de acuerdo. “Los paisajes que hemos visto, esa manera de sentir la naturaleza, la experiencia de grupo que hemos vivido es lo que te llevas para siempre”.

Pero todavía le quedan nuevas aventuras que vivir. Después de haber realizado tres medios Ironman -Ironwoman dice ella-, ahora quiere hacer uno entero (3,8 km a nado, 180km en bici y 42km corriendo). Y asegura tener una fecha para llevarlo a cabo: “El 28 de mayo”.

Otras historias interesantes