Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Asuntos sociales 05 jun 2018

Embajadores BBVA: Rick Falcón, encontrando compañeros en lugares insospechados

Una gran tragedia fue el  insólito origen de una importante amistad. Rick Falcón, empleado de BBVA Compass, nunca pensó que terminaría viviendo en  Florida.

“Estaba en Puerto Rico trabajando en Atento, el ‘call center’ que presta servicio al banco”, dijo Rick. “Llevaba  trabajando ahí  casi 3 años. Era el supervisor y formador del área de atención al cliente y banca ‘online’, así que esa era mi especialidad. Me dedicaba a la formación en todas sus facetas y prestaba ayuda en casi todos los campos. Todo iba bien”.

Todo cambió cuando el huracán María devastó la isla en 2017. Buscando una nueva oportunidad y una forma de ayudar a su familia, contactó con la administración local para ver si BBVA tenía alguna vacante en Estados Unidos. De esta forma, consiguió la llamada decisiva a Chuck Sprague, ejecutivo de servicio minorista del distrito en Florida.

Embajadores BBVA: Rick Falcón, encontrando compañeros en lugares insospechados

Me hablaron de un joven que venía a Estados Unidos: brillante y lleno de energía”, dijo Chuck. “Pedí que me pusieran en contacto con él, pero no podía hacerle ninguna promesa”.

“Venir hasta aquí sin mi familia, sin duda ha sido un gran reto”

Dos días después, Rick llamó a Chuck y le explicó su situación: “estamos sin electricidad. Tenemos un generador en nuestro pequeño recinto y lo compartimos con cuatro familias. El ‘call center’ ya no existe. Me dirijo hacia Estados Unidos y quiero encontrar un puesto de trabajo”.

Después de hablar por teléfono, Chuck se sintió inspirado por la motivación de Rick, de tal forma que le ofreció la posibilidad de reunirse en Tampa, Florida, donde aterrizaría su vuelo, para llevarle a Gainsville, donde estaba su oficina y donde Rick esperaba encontrar una oportunidad de trabajo en BBVA. El viaje duró aproximadamente dos horas y fue una oportunidad para hacerle una entrevista informal.

rick bbva

"Mis compañeros de trabajo han sido maravillosos... Sé que puedo contar con ellos".

“Teniendo solo 27 o 28 años, Rick hizo algo que yo no sé si sería capaz de hacer”, dijo Chuck. Durante todo el trayecto estuvieron hablando acerca de la experiencia de Rick, del tiempo que trabajó en Atento en Puerto Rico y de la atracción que sentía Rick por la clase de Valores que fomentaba BBVA: ser un solo equipo, pensar en grande y el cliente es lo primero.

Dos días después de su llegada, Rick inició un proceso de selección y, poco después, fue contratado como asesor de ventas y servicio. Comenzó a trabajar en BBVA habiendo transcurrido menos de un mes desde su llegada a Estados Unidos.

Venir hasta aquí sin mi familia ha sido un gran reto, pero Chuck me ayudó en cada paso”, afirmó Rick. “Sé que si algo ocurre puedo contactar con él y estará dispuesto a echarme una mano”.

Con todos los cambios que experimentó, Rick afirmó que definitivamente valora el sentido de equipo y el compañerismo que ha encontrado. “Mis compañeros de trabajo han sido maravillosos“, afirmó. “La sucursal es mucho más pequeña que el call center y he tenido la oportunidad de conectar y generar confianza, sé que puedo contar con ellos”.

Chuck resaltó el hecho de sentirse parte de un mismo equipo con Rick. “Cuando hablé con él no transmitía temor”, afirmó Chuck. “Fue su confianza: fue realmente muy valiente al venir aquí y aprovechar esta oportunidad. Pensé que era alguien al que querría tener cerca a la hora de trabajar. Es una persona que hará que nuestro equipo sea mejor, ya que tiene la voluntad y la disposición necesaria para trabajar y lograr sus metas. Pienso que somos un equipo y quiero que Rick forme parte de él“.

Otras historias interesantes