Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Fintech 14 ene 2021

¿En qué consiste la comisión de coordinación para la transformación digital del sector financiero en España?

La comisión de coordinación para la transformación digital del sector financiero en España, que se ha constituido este 6 de enero, se encargará de hacer un seguimiento del ‘sandbox’ y coordinarlo. Esta comisión es una pieza clave para el correcto funcionamiento del espacio de pruebas para innovar en banca, pese a no tener capacidad decisoria sobre la operativa del espacio de pruebas.

BBVA considera que la llegada del ‘sandbox’ permitirá, en primer lugar, diseñar y construir el futuro de la innovación financiera junto con los reguladores; en segundo lugar, una evolución más rápida de la regulación, que generará nuevas oportunidades; y, en tercer lugar, pensar en grande y poder plantear nuevas propuestas que hoy no cuentan con claridad regulatoria (en modelos de negocio, procesos, experiencia cliente…) con un acceso único a autoridades relevantes.

La comisión de coordinación para la transformación digital del sector financiero ya es una realidad, desde su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) del 5 de enero, donde explica su constitución y establece sus normas de funcionamiento.

Su función principal es la de coordinar todas las actuaciones previstas en dicha ley, y por tanto, uno de sus objetivos es realizar un seguimiento del ‘sandbox‘ aprobado recientemente e impulsarlo. Aunque hay que destacar que sus miembros no tienen la capacidad de decidir sobre aquellos aspectos que afectan a este espacio de pruebas, sino que son las autoridades competentes las que se encargarán de hacerlo.

¿Qué permite la comisión?

Entre sus cometidos también están:

  • Conocer las solicitudes presentadas por los promotores y los resultados de la evaluación previa realizada por las autoridades supervisoras, así como de los motivos que fundamentan la admisión e inadmisión de los distintos proyectos piloto.
  • Deliberar sobre el examen de los resultados de las pruebas.
  • Conocer la aprobación o modificación de protocolos y servir como punto de intercambio de información sobre el contenido de los mismos con el objetivo de establecer pautas homogéneas.
  • Informarse de los motivos que llevan a la interrupción de las pruebas.
  • Garantizar la participación, coordinación e intercambio de información entre las autoridades competentes.
  • Deliberar sobre la aplicación del principio de proporcionalidad recogido en la ley.
    Conocer las cuestiones más relevantes sobre las consultas recibidas por las autoridades supervisoras y los cauces de comunicación para atenderlas.
  • Deliberar sobre el contenido del informe anual sobre transformación digital del sistema financiero y trasladar al secretario general del Tesoro y Financiación Internacional el listado de proyectos piloto que hayan recibido una evaluación favorable, así como aquellos que deban ser inadmitidos.

Hay que destacar que sus miembros no tendrán la capacidad de decidir sobre aquellos aspectos que afecten a este espacio de pruebas.

La comisión estará integrada por quince miembros con representantes del Gabinete Técnico y de Análisis Financiero de la Secretaría General del Tesoro y Financiación Internacional, la Secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, el Banco de España, la Comisión Nacional del Mercado de Valores, el Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias (SEPBLAC) y la Agencia Española de Protección de Datos. Todos ellos se reunirán, como mínimo, de forma trimestral.

Una gran oportunidad

Gonzalo Rodríguez, director de desarrollo de negocio de BBVA en España, ya puso de relieve la importancia del proyecto de ley de ‘sandbox’ regulatorio en la pasada edición de South Summit, en la que señaló que “supone el espaldarazo definitivo para acelerar la innovación en los servicios financieros en España”. Rodríguez también explicó que en BBVA están muy expectantes con la puesta en marcha de este ‘sandbox’ porque “creemos que puede tener un gran impacto más allá de la industria financiera y posicionar a España como centro de innovación y de atracción de talento”.

La realidad es que este ‘sandbox’ ofrece oportunidades a todos los actores de las tecnologías financieras, pero los bancos en concreto, han impulsado activamente esta iniciativa del Gobierno debido a que, al ser los jugadores más regulados del sector financiero, la agilidad de este nuevo espacio de pruebas se presenta como una gran oportunidad.

Otras historias interesantes