Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

El entorno desfavorable y la incertidumbre global dificultan recuperación económica de Brasil

BBVA Research ha mantenido en 0,9% su proyección de crecimiento de la economía de Brasil para 2019, gracias al sorpresivo incremento del Producto Interno Bruto (PIB) en el segundo trimestre, pero ha reducido a 1,6%, desde 1,8%, la estimación para 2020 por el entorno global menos favorable.

De acuerdo con el informe Situación Brasil Cuarto Trimestre 2019, la recuperación de la mayor economía de América Latina será más lenta de lo esperado en la segunda parte del año, afectada por un entorno global menos favorable. La gran incertidumbre y el proteccionismo están afectando el crecimiento mundial, especialmente a las exportaciones y al sector manufacturero.

Además, la desfavorable situación mundial está afectando el precio de las materias primas, a lo que se suma la crisis de Argentina, que está teniendo un efecto negativo sobre las ventas de productos brasileños.

A nivel interno, la falta de acciones de estímulo fiscal también está pesando negativamente sobre el desempeño de la economía, aunque no se tiene mucho espacio para políticas fiscales. “Tras los desequilibrios registrados en los años anteriores, el margen para políticas contracíclicas de este tipo seguirá limitado y la prioridad será garantizar la solvencia de la deuda”, explicó Enestor Dos Santos, economista jefe de BBVA Research para Brasil.

Dos Santos señaló, que por el contrario, la política monetaria expansiva sí apoyará el crecimiento y explicó que el tono acomodaticio de los bancos centrales en diferentes partes del mundo, así como una inflación bajo control (3,6% en 2019 y 4,0% en 2020) permitirán al Banco Central de Brasil recortar el tipo de interés de referencia a un nivel del 4,75% y mantenerlo en ese margen hasta el cierre de 2020.

Otro de los factores que empujará la economía es la aprobación de la reforma de la Seguridad Social, que se espera sea puesta en marcha en lo que resta de 2019. Se estima que esta reforma permitirá un ahorro fiscal equivalente a dos puntos porcentuales del PIB. “La reforma es fundamental para la sostenibilidad de la deuda, pero el cumplimiento de la reglas fiscales requerirá medidas adicionales en los próximos años”, explica el informe.

Otras reformas como la tributaria, así como la apertura comercial y la venta o privatización de activos públicos permitirían que en el mediano plazo el PIB se expandiera por encima de 2,0%-2,5%, que es el potencial de crecimiento actualmente estimado. Sin embargo, el apoyo del legislativo para estas reformas no está asegurado.

Estimaciones de crecimiento del PIB de Brasil para 2019 y 2020

Fuente: BBVA Research

Recuperación gradual de la inversión y dólar más fuerte

En ese escenario, la inversión seguirá recuperándose, con crecimientos del 3,2% en 2019 y 3,7% en 2020, en tanto que el consumo privado mostraría un incremento más lento, de 1,4% y 1,3%, respectivamente. Las exportaciones, por su parte, después de crecer 3,4% en 2018 lo harían en solo 0,4% este año, con una leve recuperación hasta 1,1% en el siguiente. Las importaciones avanzarían 1,7% y 1,5% en estos dos años, después de registrar aumentos de 7,6% en 2018.

En lo que respecta al tipo de cambio, en un contexto global incierto y de elevada aversión al riesgo, a lo que se suman los bajos precios de las materias primas y los fuertes recortes en la tasa de interés, la moneda se ha depreciado de manera importante en los últimos meses y se ha situado alrededor de 4,1 reales por dólar. No obstante, BBVA Research considera que la mejora en el contexto macroeconómico permitirá una ligera apreciación más adelante.

Otras historias interesantes