Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Asuntos sociales Act. 06 nov 2018

Un equipo de ruteros se convierte en emprendedores sociales con el apoyo de BBVA

ganadores-programa-emprendimiento-social-ruta-bbva-2015-economia-colaborativa

El equipo ganador del Programa de Emprendimiento Social de la Ruta BBVA 2015 ya está trabajando a pleno rendimiento para hacer realidad su proyecto de economía colaborativa. Mar Ballcels, Isabel Andolz, David Chiarri, Andrea Sánchez, Gemma Jordá y Elena Roca-Umbert se enfrentan muy motivados a este reto.

Estos jóvenes emprendedores sociales consiguieron un capital semilla, aportado por BBVA, de 2.000 euros y la posibilidad de seguir trabajando para desarrollar el proyecto con el asesoramiento de Initland. Todos los integrantes del equipo, que habían demostrado una gran compenetración desde el principio, respondieron a una en cuanto recibieron la propuesta. “Tuvimos la oportunidad de salirnos del proyecto, quien quisiera, pero como grupo decidimos continuar y dar lo mejor de nosotros”, recuerda Mar Balcells, autora de la idea original.

La propuesta de esta joven catalana había sido, en principio, montar una cooperativa agroecológica en Lérida, donde ella reside. Sin embargo, en cuanto el equipo empezó a trabajar, esta iniciativa fue evolucionando y ganando en ambición, hasta transformarse en una plataforma digital de intercambio de servicios y compraventa de productos agrícolas, que abarata los precios al eliminar a los intermediarios.

Los primeros pasos ya están dados. En una primera reunión, a principios de febrero, los jóvenes emprendedores y los asesores de Initland estudiaron los modelos de negocio existentes en el sector (benchmarking) y la naturaleza del proyecto, desde el punto de vista del cliente y del consumo. “De momento, estamos en el punto de decidir cuál va a ser nuestro modelo de negocio de entre las opciones propuestas más viables y factibles”, explica Mar Balcells. El 8 de marzo tendrá lugar el segundo encuentro en el que, según el modelo elegido, se establecerá el cronograma de implementación del proyecto y los roles de cada miembro del equipo.

Esta iniciativa de economía colaborativa fue elegida entre 28 proyectos de emprendimiento social de gran nivel. El jurado valoró que diera respuesta a un problema real de la sociedad y su sostenibilidad económica y medioambiental. Estas dos características, hacen que el proyecto tenga potencial de futuro y pueda escalarse. Ahora que ya se han puesto manos a la obra, las sensaciones son muy positivas. Según Paula Jaureguibeitia de Initland; “Están muy motivados para realizar un proyecto tangible con base en la idea que trabajaron en Ruta BBVA. Todo apunta a que el equipo va a tener un muy buen desempeño durante este año”.

Otras historias interesantes