Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Análisis económico 15 dic 2022

BBVA Research estima que las comunidades más industriales impulsen el crecimiento del PIB en España en 2023 y 2024

Observatorio Regional 1T2023 - BBVA Research

BBVA Research confirma la previsión de crecimiento para el PIB español para 2022 hasta el 4,6% impulsado principalmente por un comportamiento más dinámico del consumo, en comunidades como Madrid, Cataluña, Castilla-La Mancha y Murcia, así como de la inversión y de las exportaciones de bienes en algunas comunidades autónomas del norte de España, como Navarra, Castilla y León y Galicia. El servicio de estudios revisa al alza su previsión de crecimiento para 2023 en 0,2 décimas, con lo que el PIB de España crecerá un 1,2% gracias al buen hacer de las comunidades autónomas más ligadas a la construcción y a las exportaciones. País Vasco, Navarra y Galicia lideran las revisiones al alza en 2023. En 2024 la actividad aumentará un 3,4%, impulsada por la normalización de la actividad en Europa y el mayor ritmo de ejecución de los fondos NGEU.

El final de 2022: menor avance del turismo y mayor dinamismo en el consumo, empleo y exportaciones

Tras la fortísima recuperación del turismo en el último año, los destinos españoles se acercan ya a los niveles de ocupación precrisis. La recuperación del gasto turístico, que ha supuesto un impulso diferencial en las Islas Baleares, e Islas Canarias, lleva a revisar estas dos comunidades al alza en 1 y 1,1 puntos porcentuales, respectivamente. Aunque los datos del segundo semestre muestran ya un menor empuje, y de hacia delante, se prevé que el turismo pierda impulso, por la menor renta disponible en los mercados de origen.

El consumo empieza a sufrir una desaceleración por culpa de la inflación, la incertidumbre y la menor creación de empleo. Sin embargo, el gasto con tarjeta registrado en los TPV de BBVA muestra que el gasto de los hogares, en términos reales, continúa creciendo en todas las comunidades también en el cuarto trimestre de este año. De hecho, en concreto, en las Islas Baleares y en la Comunidad Foral de Navarra incluso se observa cierta aceleración respecto al tercer trimestre. Asturias completa el podio de CCAA cuyo aumento del gasto supera el 10% en el promedio de octubre y noviembre, pero tras un comportamiento menos dinámico en el resto de trimestres. El menor vigor en las compras se observa en comunidades del norte. En Castilla y León y Cantabria, el crecimiento es del 1% a/a, en Galicia del 2% y en Cataluña, La Rioja y Aragón, del 3% interanual.

Respecto a la afiliación a la Seguridad Social, sorprende la resistencia del comportamiento del empleo, que se mantiene en positivo tras una desaceleración en el tercer trimestre de este año. Destacan por encima del resto las Islas Canarias y la Comunidad de Madrid, así como Cantabria, Galicia y Extremadura, que habían visto importantes caídas en el anterior trimestre. Por el contrario, Navarra, La Rioja, Castilla-La Mancha y Baleares son las únicas CCAA en las que los datos de empleo apuntan a un empeoramiento en el último trimestre del año.

En cuanto a las diferencias regionales, las Islas Canarias (10,3%) y Baleares (9,9%), junto con la Comunidad de Madrid (5,1%) y Cataluña (4,7%) son las únicas cuatro CCAA que crecen por encima de la media nacional en 2022 (4,6%). En el lado contrario, Castilla y León y Asturias con crecimientos del 3,2% y Aragón y Cantabria, ambas con un 3,3%, son las más rezagadas de España.

La actividad industrial y las exportaciones impulsarán el crecimiento en 2023

Gracias a la recuperación de la economía europea a partir del segundo trimestre del año y a la mayor certidumbre sobre el coste de la energía, se observará una aceleración de la actividad industrial y de las exportaciones de bienes en la segunda mitad de 2023, que podría hacer que el crecimiento del PIB en 2023 se sitúe en el 1,2%, a pesar de la expectativa de un mal inicio de año. Las regiones con más peso de la industria se beneficiarán en mayor medida de esta mejora, siendo las CCAA de País Vasco, Navarra y Galicia quienes lideran las revisiones al alza (+0,5 puntos porcentuales), seguidas por las del resto del norte, Cataluña y la Comunidad Valenciana. Todo ello, facilitado por la progresiva recuperación de la demanda europea, la resolución de los cuellos de botella y la reducción de la incertidumbre.

La menor contribución esperada del consumo privado y del turismo extranjero al PIB nacional en 2023 justifican las menores revisiones al alza de las islas, Comunidad de Madrid, Región de Murcia, Castilla-La Mancha y Andalucía.

Para 2024, BBVA Research confía en que el crecimiento se incrementará hasta el 3,4%. En este caso, el impulso de los Fondos Next Generation EU (NGEU), una mayor certidumbre, la menor inflación y el aumento de renta de los hogares van a favorecer el mayor dinamismo de la economía. Esta aceleración será mayor en las comunidades con más peso de la industria, favorecidas por la eliminación de los cuellos de botella en la producción de bienes. Por el contrario, las comunidades turísticas, una vez normalizada la afluencia, tenderán a experimentar un menor crecimiento.

Tabla (pincha en el enlace del código para verla):

Los riesgos de la economía española a tener en cuenta

BBVA Research ha llamado la atención de algunos riesgos a tener en cuenta en la economía española para los próximos años. El primero de ellos, la posibilidad de que el turismo no empuje tanto como en los dos últimos años y las dudas sobre su evolución en próximos trimestres, dada la pérdida de competitividad registrada, el ajuste de la demanda por la caída de los ingresos de los hogares y los posibles cambios en los hábitos de consumo. España, junto con Portugal, es el país en el que más se han acelerado los precios de alojamiento en 2022, siendo las principales zonas receptoras de turismo extranjero las que más han subido precios, con la excepción de Canarias, que no pudo aprovechar plenamente la temporada de invierno de 2022.

Otro de los riesgos es la inflación, que puede mantenerse elevada durante los próximos meses. El avance en los precios, antes principalmente ligado a la energía, se está generalizando, lo que apunta a que las empresas están tratando de recuperar parte de la rentabilidad perdida. Los salarios aumentan, pero sin recuperar la capacidad de compra prepandemia, y por tanto, la consolidación del pacto de rentas será clave para la evolución futura de la inflación.

Aunque la ejecución de los fondos NGEU parece estar ganando vigor, su impacto todavía tardará en llegar a las familias y empresas. Aún así, ya se empieza a registrar una aceleración en la licitación de obra en comunidades como Castilla- La Mancha, la Comunidad Valenciana, Andalucía y Cataluña. A medida que la ejecución de los fondos coja tracción, las comunidades más dependientes del gasto público y las proveedoras de los bienes necesarios para la inversión se pueden ver más beneficiadas.