Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Análisis Regional 12 dic 2019

BBVA Research prevé que Navarra se aproxime a finales de 2020 al nivel de empleo precrisis

BBVA Research estima que la economía navarra podría crear 11.000 puestos de trabajo entre el final de 2018 y el de 2020. Con ello, Navarra prácticamente habrá recuperado el nivel promedio de empleo previo a la crisis. Además, las previsiones de crecimiento del PIB regional, del 2,0% en 2019 y del 1,8% en 2020, son coherentes con una recuperación del empleo algo más intensa que en el resto de España.

Según el último informe ‘Situación Navarra’, presentado hoy por Miguel Cardoso, economista jefe para España de BBVA Research, y Carlos Gorria, director de la Territorial Norte de BBVA, la economía de Navarra continúa evolucionando de forma dinámica, tras haber crecido un un 3,0% en 2018. La evolución favorable del consumo, y el dinamismo de la inversión y del comercio exterior regional favorecieron la aceleración de la actividad en la región el pasado año. Por el lado de la oferta, los sectores más dinámicos fueron la industria y la construcción.

Navarra continúa su recuperación en 2019 y 2020

En el primer semestre de 2019, la comunidad foral continuó creciendo a un ritmo similar al del segundo semestre de 2018, en torno al 0,5% trimestral. Sin embargo, la última información disponible apunta a que la actividad se desacelera levemente en la segunda parte del año, en la que el crecimiento trimestral se podría situar en el 0,4%, ligeramente superior a lo esperado para el conjunto de España. Por ello, BBVA Research prevé que el PIB regional crezca un 2,0% en 2019, para desacelerarse hasta el 1,8% en 2020. Con ello, Navarra enlazaría siete años consecutivos de recuperación.

Diversos factores explican el menor ritmo de crecimiento de la economía navarra este año que los anteriores. Por un lado, la demanda interna muestra una mayor desaceleración, por la ralentización del gasto de los hogares navarros, algo más intensa que en el resto de España. Esto se debe al agotamiento de la demanda embalsada durante la crisis y de los efectos de las políticas expansivas, elementos que actuaron de soporte en años anteriores. De la misma forma, la inversión en maquinaria y equipo en particular da señales positivas, aunque también la de vivienda seguirá siendo soporte de la actividad.

Sin embargo, durante los primeros nueve meses de 2019, la evolución de la demanda externa ha sido favorable. Así, las exportaciones de bienes reales en Navarra se aceleraron más que en el conjunto de España, hasta un incremento del 11,8%, lo que supone 3,1 puntos porcentuales por encima del aumento del año anterior. Este crecimiento, el mayor desde 2010, se explica por el sector automotriz, que por segundo año consecutivo aumenta su peso en el total de las ventas exteriores navarras, situándose cerca del 45%. Por destinos, destacaron las ventas a la eurozona, África y, en menor medida, Reino Unido. Asimismo, el turismo muestra un mayor dinamismo. Con datos hasta octubre de este año, el ritmo de crecimiento de viajeros y pernoctaciones aumentó por encima del 3%, impulsado por el turismo de residentes en España, y a pesar de las pequeñas reducciones observadas entre los extranjeros.

Navarra será la comunidad con menor tasa de paro a finales de 2020

De cumplirse el escenario previsto, entre el final de 2018 y el de 2020 el Servicio de Estudios de BBVA prevé la creación de 11.000 nuevos puestos de trabajo en Navarra. Con ello, a finales de 2020, el empleo casi habría recuperado su nivel máximo precrisis y la tasa de paro, del 7,6%, se situaría solo 0,8 puntos porcentuales por encima de su nivel de 2008. Sin embargo, los datos disponibles de 2019 apuntan a que el ritmo de aumento de la afiliación en la región se está desacelerando.

En los últimos 12 meses, la mejora del empleo se produjo a un ritmo heterogéneo entre las comarcas de la región. Así, la de Pamplona se diferencia, ya que mantiene un mayor dinamismo en la creación de empleo, y también supera el nivel precrisis, como los municipios de la Zona Media y del Prepirineo.

Además, Navarra es la región de España con mayor tasa de vacantes sin cubrir, en relación a su población activa. Ello apuntaría a dificultades para cubrir determinadas vacantes, por la ausencia de perfiles con la formación demandada. Por ello, BBVA Research señala la necesidad de impulsar medidas que favorezcan la formación, la mejora del capital humano, así como medidas específicas para la inserción de los colectivos con más dificultades.

Factores de incertidumbre

En el escenario global, las dudas sobre el ‘brexit’ siguen representando uno de los riesgos más evidentes. Navarra no estaría entre las comunidades más afectadas, ya que, aunque el Reino Unido es su cuarto mercado exterior de bienes, representa solo el 4,9% del total de las exportaciones navarras.

Además, hay que añadir el aumento de las tensiones comerciales entre Estados Unidos, China y la UE, que también condiciona la evolución del sector exportador. Si las medidas se aplicaran al sector automotriz, el impacto en la región sería relevante, ya que las ventas exteriores afectadas representan el 35% del PIB regional. No obstante, la comunidad foral ha mejorado su competitividad coste por encima del promedio nacional en los últimos años, lo que la posiciona algo mejor ante la debilidad que se prevé en el sector exterior.

A nivel doméstico, la incertidumbre de la política económica se mantiene elevada y podría estar afectando a las decisiones de gasto de familias y empresas, lo que ha contribuido al aumento de la tasa de ahorro de los hogares y al debilitamiento de la inversión por parte de las empresas. A esto han contribuido, entre otros, los cambios en la regulación que afectan al sector del automóvil, a la vivienda o que han incrementado el coste del factor trabajo.

Con todo, según BBVA Research, la economía navarra se encuentra mejor preparada para afrontar un escenario de menor crecimiento.

Otras historias interesantes