Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Banca digital 14 ago 2019

El 75% de los comercios desconoce cómo le va a afectar la regulación de pagos PSD2

Con la aplicación de la normativa europea de seguridad en los pagos electrónicos, los comercios deberán adaptarse a cambios regulatorios: por un lado, la autenticación reforzada para mejorar aún más la seguridad. Por otro, permitir al cliente realizar pagos mediante transferencias inmediatas con cargo a una cuenta. Desde el área de e-commerce de BBVA, acompañarán a los comercios mediante un asesoramiento personalizado para que se sumen a la PSD2. Y es que el 75% de los comercios no conoce cómo le va a afectar esta regulación.

Los cambios regulatorios del ecosistema de los medios de pago traen consigo la aparición de nuevos escenarios que suponen también nuevas oportunidades. BBVA, en su objetivo de ofrecer a las empresas  soluciones acordes a la nueva regulación de pago PSD2, afronta los nuevos retos regulatorios asesorando a los comercios ‘online’ para que se adapten a los cambios, y poniendo a su alcance facilidades que les permitirán incrementar sus ventas.

Los comercios, para poder afrontar los cambios que requiere esta regulación, deberán asegurarse de disponer de un protocolo para procesar pagos electrónicos seguros. Esto facilitará que los emisores de las tarjetas puedan autenticar con doble factor a sus clientes cuando realizan una compra ‘online’, ofreciendo procesos de pago más seguros. Asimismo, la normativa establece las operativas que quedarán fuera de la regulación, así como ciertas exenciones a la autenticación reforzada que podrán ser de aplicación cuando se cumplan ciertos requisitos de seguridad. Esto supone requerir a los compradores autenticar doblemente cuando vayan a realizar una compra, con el objetivo de mejorar su experiencia como cliente y hacer el proceso más seguro. Por ejemplo, el comercio podría proponer no solicitar autenticación al cliente basándose en que la operación es de bajo importe. Sin embargo, el emisor de la tarjeta podría requerir autenticar, debido a que ese titular acumula más de cinco transacciones seguidas sin hacerlo.

Entre las exenciones, destacan las transacciones de bajo importe (en aquellas que estén por debajo de los 30 euros, el emisor de la tarjeta deberá requerir la autenticación si el usuario lleva acumuladas más de cinco transacciones sin autenticar, o un importe máximo de 100€ desde la última autenticación), las transacciones de bajo riesgo (operaciones de bajo riesgo de fraude y sujeto a requisitos del proveedor de pagos) y las transacciones recurrentes (transacciones periódicas con mismo importe, mismo beneficiario. La primera transacción deberá estar autenticada).

En cuanto a las exclusiones, la operatoria que estaría fuera de dicha regulación es  ‘One leg transactions’ (el emisor de la tarjeta o la plataforma de pagos están fuera del Espacio Económico Europeo), las operaciones en las que el pago se ha iniciado por teléfono, correo o ‘email’, los pagos con tarjetas anónimas, y las MIT (transacciones iniciadas por el comercio, como pueden ser suscripciones o pagos repetitivos, dónde el cliente está ausente en el momento que se envía el pago).

Hasta ahora, y según un estudio de Mastercard que analiza el impacto antes y después de la entrada en vigor de la PSD2, el 80% de las transacciones se han realizado en un entorno de compra no seguro (al cliente no se le pedía ningún tipo de clave a la hora de solicitar el pago); mientras que solo el  16% se han procesado en un entorno seguro.

Con la aplicación de las medidas regulatorias incluidas en la PSD2, se preveé que las operaciones que se realicen sin autenticación se reducirán hasta el 33%, mientras que aquellas que soliciten el doble factor de autenticación se incrementarán en un 11%, situándose en el 30%.

De cara a un futuro, el 75% del volumen de comercio electrónico requerirá una autenticación, sobre todo si se trata de transacciones de importes elevados. Con la entrada de las novedades de la PSD2, la mayoría de las transacciones por importe superior a 500 euros se procesarán mediante compra segura. Según Mastercard, el 75% de los comercios desconoce cómo le va a afectar la regulación europea de seguridad en los pagos.

Mónica Parada, responsable de negocio e-commerce de BBVA España, ha señalado que desde el área de e-commerce del banco se está trabajando en tres líneas para ayudar a los comercios: “Nuestro objetivo es informar a todos los clientes a través de especialistas para avanzar hacia ese proceso de autenticación, asesorar a cada modelo de negocio para que puedan utilizar las exenciones que permite la PSD2 y darles a conocer cómo BBVA está trabajando en aprovechar las oportunidades que ofrece la PSD2 para ofrecer nuevas soluciones de pago”.

Novedades en cuanto a operativa: los bancos como iniciadores de pago

La definición por parte de regulación europea de dos nuevas figuras, como son el agregador de cuentas y el iniciador de pagos,  permite a las entidades financieras ofrecer a los clientes nuevas opciones que facilitan su día a día. Desde hace casi un año, BBVA dispone de un agregador financiero para que el usuario pueda ver de un solo vistazo los productos contratados independientemente del banco al que pertenezcan.

Próximamente,  se podrán  realizar pagos electrónicos a través de transferencias inmediatas y con cargo a la cuenta del banco que el cliente desee, convirtiendo a las entidades financieras en iniciadores de pago.

Esta operativa será una alternativa al uso de las tarjetas y tiene ventajas como el aumento de las ventas de los comercios, al ofrecer un método de pago adicional o permitir a los consumidores pagar cantidades más elevadas. Además, simplifica el proceso de cobro, al no tener que realizar registros; reduce los costes para el comercio, al desaparecer el coste por intercambio; e incrementa la seguridad del proceso.

Para 2020, según un estudio de Ovum Instant Payments Landscape, se estima que un 30% de los pagos globales ‘online’ se realizará mediante métodos de pago basados en cuenta.

Nuevos desafíos del entorno normativo europeo a los que BBVA se adaptará ofreciendo a sus clientes las mejores soluciones financieras acorde a las necesidades actuales.

Otras historias interesantes