Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Empresa 26 mar 2019

Las transferencias inmediatas ya son una realidad para las empresas

En el contexto actual, donde las nuevas tecnologías han irrumpido con fuerza, lo digital es sinónimo de inmediato. La vida en tiempo real es ya una realidad y cobra mayor importancia en el mundo empresarial. Poder realizar pagos en cualquier momento y de manera inmediata supone un paso de gigante para las empresas porque les permite ser más eficientes en sus procesos y reducir sus costes de financiación. Las transferencias inmediatas desencadenan transacciones “instantáneas” y rápidos procesos de facturación, lo que impacta muy positivamente en el día a día de los negocios. Y especialmente para las empresas, el tiempo es clave.

Hasta ahora, las transferencias de las empresas estaban regidas por horas de recepción de las órdenes, días de proceso, festivos… tenían que calcular cuándo se abonaban los fondos al beneficiario y confirmar que los fondos efectivamente habían llegado a su destino.  Gracias a las transferencias inmediatas, el flujo de pagos entre empresas se agiliza, el pago de facturas se hace en tiempo real, se hace una mejor gestión de la tesorería y se reduce el gasto financiero.

Además, las transferencias inmediatas, en combinación con el servicio de iniciación de pagos que regula PSD2, van a permitir a los comercios ofrecer a sus clientes el pago inmediato contra cuenta como método alternativo al pago con tarjeta, eliminando el riesgo de cobro.

Primeros pasos en tiempo real

Desde noviembre de 2017 se puede pagar en Europa mediante transferencia las 24 horas del día, los 7 días de la semana  y los 365 días al año. Esto es posible en los 35 países SEPA (siglas en inglés de zona única de pagos en euros), con confirmación de abono al beneficiario en menos de 10 segundos y, además, de forma irrevocable. Por el momento, esto es así como máximo hasta 15.000€ y con una incorporación progresiva de países y bancos.  España, con casi el 100% de los bancos, fue uno de los primeros países, junto con Francia y Alemania, en habilitar las transferencias en cualquier momento. Hoy 2.049 entidades financieras europeas ya se han unido a este tipo de pagos, lo que supone el 50% del total.

Estamos viendo los primeros pasos en los pagos en tiempo real: solo transferencias, operaciones individuales, con límites de importe y con alcance geográfico limitado, pero irá adquiriendo mayor importancia a lo largo de los próximos años a medida que se vayan incorporando más países y bancos.

Las transferencias inmediatas son mucho más que una versión más rápida de los pagos estándar: tienen el potencial de modificar drásticamente la forma en que consumidores y empresas interactúan hoy.

Información para elegir entre el mejor método de pago

Elegir la mejor opción para realizar una transferencia no es una tarea sencilla, con todas las opciones de pagos que existen. BBVA One View, el primer agregador inteligente para empresas, incluye dentro de su funcionalidades el ‘Recomendador de Pagos’, un motor inteligente que sugiere el mejor método de pago según las preferencias del cliente y las características de la transacción para ayudar a las empresas a tomar mejores decisiones. Una muestra más de que las nuevas tecnologías facilitan el día a día de las empresas, haciendo más eficientes sus procesos.

Otras historias interesantes