Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Vivienda 26 jun 2019

El mercado inmobiliario mantiene la pérdida de dinamismo en el arranque del 2T19

Pese a que las condiciones se mantienen favorables, la venta de viviendas muestra cierta atonía. A escala regional la evolución de las ventas en el 1T19 mostró una elevada disparidad. Pese a todo, el precio mantiene su recorrido al alza. Las variables relacionadas con la actividad constructora no apuntan hacia grandes avances en próximos meses.

En abril se vendieron 50.172 viviendas, según los datos del Centro de Información Estadística del Notariado (CIEN), lo que supuso un avance el 1,0% a/a, dejando atrás el descenso del mes anterior. Pero, una vez corregida la serie de factores estacionales y efecto calendario (CVEC), las ventas en abril mostraron un retroceso intermensual del 4,5%, el más relevante de los últimos seis meses. De este modo, la incertidumbre sigue repercutiendo en la venta de viviendas, que muestra un escaso dinamismo en los últimos meses.

Los últimos datos no muestran que los determinantes de la demanda siguen siendo favorables. En mayo se mantuvo el ritmo de creación de empleo y los afiliados a la Seguridad Social crecieron el 0,2% m/m CVEC en mayo. El paro se redujo el 0,3% m/m CVEC. La renta de los hogares siguió favoreciéndose del incremento del empleo y del crecimiento de los salarios. En particular, los pactados en convenio crecieron el 2,2% a/a hasta el mes de mayo. Además, la confianza de los consumidores repuntó ligeramente en mayo y reflejó un mayor optimismo en la evolución de la situación económica de los próximos doce meses.

En abril, según los datos de CIEN, se firmaron casi 24.000 préstamos hipotecarios destinados a compra de vivienda, un avance interanual del 5,2%, más moderado que en meses anteriores. Tras corregir la estacionalidad de la serie, los préstamos mostraron un crecimiento del 2,6% m/m CVEC. Por su parte, el volumen de nuevo crédito solicitado para compra de vivienda volvió a moderar su crecimiento en abril: las nuevas operaciones crecieron el 1,7% a/a, frente al promedio del 8,6% registrado en el 1T19. Considerando las operaciones de refinanciación, que retrocedieron el 37,8% a/a, el crédito para compra de vivienda se mantuvo prácticamente estancado, -0,3% a/a. Todo ello en un contexto financiero que sigue siendo propicio para el sector, dados los bajos tipos de interés. En abril el tipo medio permaneció en la misma cota que el mes anterior, 2,39% y el euribor 12 meses bajó hasta el -0,134%.

Según el Índice de Precios del INE, en el 1T19 el precio de la vivienda subió el 6,8% a/a, ligeramente por encima del promedio de 2018 (6,7%), corroborando el comportamiento observado en los datos de tasación publicados hace unas semanas por el Ministerio de Fomento. La evolución del precio fue muy dispar por comunidades autónomas, pero en la mayoría se apreció una aceleración del crecimiento. Madrid fue la autonomía donde más se habría revalorizado la vivienda (9,7% a/a), seguida de Cataluña (7,6%), Baleares (7,3%), Aragón (6,4%) y La Rioja (6,2%). Las comunidades que registraron un menor ascenso fueron: Extremadura (2,4%), Galicia (3,6%) y Asturias (3,8%).

Durante el 1T19 la venta de vivienda mostró un menor dinamismo en la mayor parte de las comunidades autónomas, tal y como adelantaban los datos nacionales. Entre enero y marzo del año en curso la venta de viviendas subió en la mayoría de las regiones, destacando los avances interanuales de Cantabria (15,5%) y Asturias (13,3%). Por el contrario, las operaciones se redujeron en Baleares (-12,7%), Canarias (-5,6%) y Valencia (-3,2%), en gran medida por el descenso de las compras de extranjeros. También retrocedieron las ventas en Navarra (-16,4%) y País Vasco (-2,3%), tras los buenos registros de 2018.

Por el lado de la oferta, en marzo se visaron 9.405 viviendas de obra nueva, lo que supuso un incremento del 10,4% respecto al mismo mes del año anterior, según los datos del Ministerio de Fomento. Ello supuso un avance del 2,4% m/m CVEC, que contrarrestó parte del descenso de mes anterior. Con ello, concluyó un trimestre en el que los visados crecieron el 4,3% t/t CVEC. El resto de las variables que monitorean la actividad constructora no apunta hacia grandes avances en los próximos meses. El empleo en la construcción retrocedió en mayo tras 39 meses consecutivos de crecimiento (-0,1% m/m CVEC) y el indicador de clima de la construcción residencial mostró un nuevo deterioro. Por su parte, el mercado de suelo empeoró su evolución en el mes de abril: tanto el número de operaciones como la superficie vendida sufrieron retrocesos respecto al mes anterior.

Otras historias interesantes