Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Análisis económico Act. 09 mar 2017

Un escenario de depreciación del tipo de cambio se espera en todos los países de América Latina

La apreciación del tipo de cambio que venía afectando la balanza comercial de algunos países de América Latina cambiaría de rumbo en este 2017. Así lo indican las previsiones de BBVA Research, que espera depreciaciones cambiarias a lo largo de 2017 en la mayoría de los países de la región.

De acuerdo con el informe Situación América Latina Primer Trimestre 2017, la depreciación de las monedas latinoamericanas se dará en todos los países, especialmente en Argentina y Uruguay, debido a la mayor inflación en estas dos economías.

Para 2018 este proceso continuará en buena parte de los países de la región, con excepción de Colombia, Chile y México. “En los dos primeros, vemos algún margen para que las divisas converjan a su nivel de equilibrio en la medida que se materialice la recuperación económica, mientras que en México la reducción de la incertidumbre sobre las políticas de EE.UU. quitaría presión sobre el tipo de cambio”.

En el país azteca el tipo de cambio registró una importante depreciación luego de la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos, pero ha cambiado su tendencia ante una “menor preocupación respecto al potencial proteccionismo del nuevo gobierno de EE.UU. y al desenlace de renegociación del TLCAN”, según se indica en la presentación del informe Situación México de BBVA Research.

En Brasil, BBVA Research considera que no hay espacio para una mayor apreciación del real y espera que se deprecie en el futuro debido a que los diferenciales de tasas de interés caerán significativamente.

Gráfico Tasas de cambio en América Latina, BBVA Research

El repunte de los precios de las materias primas, tanto del petróleo como del carbón, generó un mejor comportamiento del peso colombiano y se espera una ligera apreciación del 2,7% en el promedio del tipo de cambio, frente al registrado en 2016. “A pesar de las presiones al alza del dólar provenientes de las mayores tasas de interés externas y de las menores tasas internas, los mayores precios del petróleo, el cierre del déficit de cuenta corriente, y el apetito que mantienen los capitales extranjeros por el país, harán que el promedio de la tasa de cambio se ubique alrededor de los 2.973 a lo largo del año, 81 pesos por debajo del promedio de 2016”, señala el informe Situación Colombia.

Por su lado, la tasa de cambio en Chile mantiene bajos promedios históricos y según el informe Situación Chile, se acerca a niveles de intervención. “Nuestro escenario base contempla una depreciación del peso de la mano de recortes en la tasa de política monetaria que permitirían ubicar el dólar sobre $700 a mediados de este año”.

En Perú se espera que la moneda local tienda a depreciarse a lo largo de este año, especialmente en el segundo semestre, con lo cual cerrará el año entre 3,40 y 3,45 soles por dólar. Para BBVA Research esta proyección es consistente con el hecho de que en los próximos trimestres se dará una moderación de los flujos de capitales hacia economías emergentes ante el aumento que hará la FED de su tasa, así como por una disminución del precio del cobre.

De otro lado, en lo que respecta a Argentina, 2016 cerró con una depreciación nominal del tipo de cambio cercana al 40%, concentrada casi exclusivamente en el primer semestre. “El tipo de cambió aumentará 13,2% en 2017 hasta promediar $17,8/USD en diciembre 2017 y $18,4/USD (+3,4%) en 2018, en ambos casos una devaluación menor que la inflación”, indica el informe Situación Argentina.

Otras historias interesantes