Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Actualidad 06 nov 2018

Garbiñe Muguruza: "Sueño con ganar Roland Garros, la escuela de tenis en España es en tierra"

Aunque sus golpes potentes y veloces son más agradecidos en las superficies rápidas como la pista dura, Garbiñe ha declarado alguna vez que la tierra batida es ‘su territorio’. La número uno española ya ha demostrado en varias ocasiones que se siente cómoda en la arcilla, sin olvidar, por supuesto, su excelente papel en hierba en la pasada edición de Wimbledon.

Fue precisamente sobre el polvo de ladrillo donde la actual número 4 del mundo dio sus primeros golpes a la pelota de tenis. Cuando ser tenista profesional era sólo un sueño, Garbiñe Muguruza pasaba horas jugando en pistas de este tipo de superficie. Por ello, culminar la temporada en tierra en el segundo Grand Slam del año en el Abierto de Francia tiene un significado especial para la española.

Garbiñe apunta que “todo el mundo sueña con ganar Roland Garros, porque además la escuela de tenis en España es en tierra, y siempre quieres ganar. Es muy especial por lo que han conseguido Rafa Nadal y los jugadores españoles anteriores que han ganado”.

Los últimos años en París han sido muy positivos para la embajadora de BBVA. Su primera participación fue en 2012, y salvo en 2013 que arrastraba problemas físicos y cayó en segunda ronda, ha demostrado que es capaz de ofrecer su mejor versión sobre la tierra batida de Roland Garros.

En las dos últimas temporadas ha llegado a colarse entre las ocho mejores del torneo. Especial recuerdo para aquel duelo de segunda ronda en 2014 en el que acabó fulminando con su tenis agresivo, sus grandes palancas y sus potentes golpeos a la número 1 del mundo, Serena Williams, en dos sets contundentes (6-2 y 6-2).

Los cuartos de final de 2015 también sirvieron de aprendizaje a Garbiñe. Cayó contra la número 13 del mundo, Lucie Safarova tras un partido en el que la checa impuso su experiencia pero la española le plantó cara durante un largo primer set.

Muguruza recuerda que “tras ese partido salí bastante dolida de la pista porque había notado que había jugado bien, y aun así había perdido”. “Vi jugar después a Safarova y estaba a un nivel altísimo. En el deporte te das cuenta a veces de que aunque juegues bien también pierdes, y esa sensación no gusta, pero te sirve para aprender”, sentenció a continuación.

Garbine Muguruza, embajadora de BBVA 1

Roland Garros no es la única prueba de que Garbiñe ha sido capaz de adaptar su juego a la tierra batida. En Copa Federación fue la encargada de llevar a España hasta el Grupo Mundial tras vencer a Francesca Schiavione y Roberta Vinci sin perder ni un solo set.

En esta edición, la actual número 4 del mundo espera superar su techo en Roland Garros y convertirse en la primera española en clasificarse para semifinales del torneo parisino desde que en 2000 lo hicieran Arantxa Sánchez Vicario y Conchita Martínez.

De momento, debuta en primera ronda en su quinta participación consecutiva en la tierra de París, contra Karolina Schmiedlova (número 37 en el ranking WTA). Garbiñe suma cuatro victoria de cuatro enfrentamientos contra la eslovaca, tras el último en el Madrid Open.

Otras historias interesantes