Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Tenis 23 sep 2016

Garbiñe Muguruza cae en Tokio y ya piensa en Wuhan

Garbiñe Muguruza ha vuelto a caer en cuartos de final del Abierto de Tokio por segundo año consecutivo, tras no poder superar a Elina Svitolina en tres sets, 6-2- 4-6 y 6-3. El torneo nipón pierde a su primera favorita que se vio perjudicada por el desacierto en sus primeros servicios y los errores no forzados. Así la número tres del mundo ya piensa en su siguiente cita en Wuhan (China), donde debutará en segunda ronda contra la ganadora del Jankovic vs. Gavrilova.

Actuación totalmente diferente la de Garbiñe Muguruza en este partido frente a la número 20 del mundo. A la española le costó tanto entrar en la pista que Svitolina logró romperle el saque a las primeras de cambio, tras adjudicarse su primer servicio con un juego en blanco.

Los errores de Garbiñe facilitaron a la ucraniana su labor para acabar estableciendo, sin demasiada complicación, una ventaja cómoda. A la número tres del mundo no le funcionaban ni la derecha ni el revés, y muchas bolas se le quedaban en la red.

Elina Svitolina se convirtió en una auténtica apisonadora en la pista central del Ariake Coliseum. En 18 minutos ya había establecido, sin mucho esfuerzo, un contundente 5-0 en el marcador. Muguruza intentó levantar el vuelo en el juego más disputado del partido, en el que salvó incluso tres bolas de set en contra y rompió la racha de cinco juegos consecutivos de la ucraniana, más precipitada en los golpes. Pero nuevos errores no forzados de la española, le permitieron anotarse el primer set a Svitolina, 6-2.

Mucho más centrada en la segunda manga se mostró Garbiñe. Aunque alejada de su mejor tenis, la pupila de Sam Sumyk fue capaz de reconducir un partido que se le había puesto muy cuesta arriba. Importante su recuperación en los primeros servicios, con un 79 % de acierto, y la mejoría en los errores no forzados.

Fotografía de Garbiñe Muguruza primer partido torneo de Tokio

Garbiñe Muguruza durante el Abierto de Tokio. Foto: EFE

Con ello, la primera favorita en Tokio superó todos sus problemas previos, y eso la llevo a dominar también el juego. Los intercambios largos se convirtieron en la tónica del partido, pero Garbiñe hizo de su servicio un arma indiscutible, logró varios juegos en blanco, y ganó el segundo set con su famoso revés a dos manos, 6-4, para colocar la igualada en el marcador.

Comenzó con fuerza Garbiñe el tercer y definitivo parcial, rompiéndole el servicio a su rival. Pero Svitolina no quiso tirar la toalla y apretó para el contrabreak. Los primeros cuatro juegos acabaron igual, con dos roturas para cada una de las tenistas. Pero Muguruza volvió a cometer algunas imprecisiones y en el octavo juego Svitolina materializó de nuevo un break para tomar la ventaja que la llevaría finalmente a ganar 6-3 el set, y el partido.

Su rival será la jugadora local, la japonesa Naomi Osaka que venció en su encuentro de cuartos a la bielorrusa Aliaksandra Sasnovich, procedente de la ronda previa, 6-3 y 7-6. La otra semifinal enfrentará a la danesa Caroline Wozniacki con la vigente campeona y segunda favorita en Tokio, Agnieszka Radwanska.

Otras historias interesantes