Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Tenis Act. 06 nov 2018

Garbiñe Muguruza: "Siento que no se valora igual el éxito deportivo femenino que el masculino"

garbine-muguruza-durante-la-entrevista-de-mi-casa-es-la-tuya-2-bbva

A ritmo de ‘La Bamba’, y tras haber ganado un partido de pádel al presentador, Garbiñe Muguruza llegó a casa de Bertín Osborne para conceder una de las entrevistas más personales de su carrera. La embajadora de BBVA ha sido la última invitada del programa de Telecinco ‘Mi casa es la tuya’, donde habla de sus éxitos deportivos y deja conocer su cara  fuera de las pistas.

Con apenas 24 años, Garbiñe Muguruza se ha convertido en una de las mejores tenistas del mundo tras haber alcanzado el número 1 el pasado mes de septiembre. Ese había sido siempre su sueño, ser la mejor. “Conseguirlo es sentir que he triunfado, es la mejor sensación”, confiesa la española. Sin embargo, llegar a lo más alto no ha sido un camino fácil.  Con apenas 6 años, Muguruza dejó Venezuela para mudarse a Barcelona siguiendo los pasos de sus hermanos. En la academia de la ciudad condal Garbiñe se dio cuenta de que el tenis era más que una afición.

La española también ha hablado del peor momento de su carrera: su lesión de tobillo en 2013, algo que no logró alejarla de la cancha. “Cogí una silla, la puse en mitad de la pista y le pedí a mi entrenador que me tirara bolas porque quería sentirme tenista”. Nada más recuperarse, Muguruza demostró su fortaleza venciendo en el torneo de Hobart, en Australia.  Otro momento complicado de la joven fue la decisión de representar a España antes que a Venezuela en 2014. “Fue una situación difícil, estuve dos años pensándolo” afirma la embajadora de BBVA.

Conseguir el número 1 es sentir que he triunfado, es la mejor sensación”

Uno de los episodios más dulces de su carrera fue en 2016, tras ganar Roland Garros ante una de sus bestias negras: Serena Williams. “Ganar a las hermanas Williams es brutal. Cuando me puse por primera vez delante de Serena me temblaban hasta las piernas”. Garbiñe sumó este año a su palmarés su segundo Grand Slam, en esa ocasión sobre la hierba de  Wimbledon, y precisamente ante otra Williams.

En Londres estuvo aconsejada por Conchita Martínez, campeona también en la capital británica, que visitó el programa y sacó el lado más competitivo de Muguruza con un improvisado partido de tenis de mesa. Y es que Garbiñe se confiesa una chica con carácter y ambiciosa. “Siempre he sido muy competitiva. Soy de sangre caliente, tengo que controlarme muchas veces”, afirma la deportista, quién además reconoce haber roto más de una raqueta cuando no le salen las cosas. Sin embargo, ha aprendido poco a poco a controlar su temperamento.

conchita-martinez-y-garbine-muguruza-juegan-al-tenis-de-mesa-en-mi-casa-es-la-tuya-bbva

Garbiñe y Conchita juegan al tenis de mesa durante el programa - @MICASAESLATUYA

La deportista también quiso comentar algunos de los titulares machistas presentes  en algunos medios digitales. "Es lo que vende. Siento que no se valora igual el éxito femenino que el masculino. El de las mujeres tiene menos repercusión, aunque creo que con el tiempo se ha ido mejorando. Además, yo estoy en el tenis, que creo que es un deporte cuya vertiente femenina es de las más exitosas y populares" expresaba la tenista.

Ya en la cocina, Scarlet, madre de Garbiñe contó cómo ha afrontado la familia tener en casa a una número 1: “Ha sido un proceso paulatino y lo hemos ido asimilando poco a poco”. Sin embargo, como toda madre, echa de menos a su hija cuando está de gira. “Cuando ella está en casa siempre hay bulla, eso es algo que añoro cuando se va” comentaba Scarlet. La tenista confesó que en ocasiones se le hace muy duro estar lejos de los suyos. “A veces te entran ataques de soledad, de decir ‘quiero a mi familia’. Yo he tenido momentos de coger el teléfono y decir ‘aita’ ven ahora mismo porque te necesito”.

Pese a sus 24 años y toda la carrera que aún le queda por delante, la tenista tiene claro que le gustaría ser recordada como auténtica. La pista ya es algo que tiene controlado pero sabe que no todo se consigue durante el juego: “Siempre he soñado ser número 1 y ahora que lo he conseguido quisiera ganármelo también fuera de la cancha”. Sentir que lo ha dado todo sería el broche final perfecto para Gabriñe Muguruza: “Sueño con un día dejar la raqueta y decir he tenido una carrera completa, estoy feliz con la vida”.

Otras historias interesantes