Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Deporte Act. 06 nov 2018

Garbiñe Muguruza vuela a tercera ronda en Roland Garros

Fotografía de Garbiñe Muguruza en segunda ronda de Roland Garros 2016

Competitiva e imparable sobre la pista Philippe Chatrier de París, Garbiñe Muguruza se impuso con contundencia a Myrtille Georges en segunda ronda de Roland Garros. La española se anotó nueve juegos consecutivos para ganar en dos sets a la francesa, 6-2 y 6-0.

Comprender por qué la tierra batida es ‘su territorio’ es fácil si atendemos a sus participaciones en Roland Garros. De momento la cuarta del mundo ha asaltado la tercera ronda del torneo parisino. Pero no está de más recordar que sus mejores resultados en Grand Slam, además de la final de Wimbledon, han sido en París, con dos cuartos de final consecutivos.

Salió el sol en la capital francesa y, a pesar del viento, las condiciones meteorológicas para la práctica del tenis se vieron favorecidas, especialmente en el caso de Muguruza. Su primer enfrentamiento contra Myrtille Georges (204) tuvo dos fases diferenciadas por el tiempo que la francesa mantuvo el tipo sobre la pista.

Ocurrió en el primer set, aprovechando los primeros juegos de reconocimiento. Aunque Garbiñe se mostró muy segura en el primer juego, Georges comenzó jugando sin miedos, dando la cara, y salvando incluso tres bolas de rotura en su segundo servicio.

Fotografía de Garbiñe Muguruza en el partido de segunda ronda de Roland Garros 2016

Garbiñe Muguruza durante el partido de segunda ronda de Roland Garros 2016

Hasta ahí pudo competir la francesa. Apareció la Garbiñe más competitiva y cambió el partido por completo. Con dos breaks y dos juegos en limpio la cuarta favorita de Roland Garros se anotó el primer set en 32 minutos, 6-2.

Tras romper el hielo y superar los nervios de los primeros juegos, en la segunda manga se empezó a ver la diferencia real entre ambas tenistas. Muguruza pasó sobre Myrtille Georges como una auténtico huracán, y los intercambios largos que antes aguantaba la francesa se fueron reduciendo poco a poco.

Garbiñe fue superior en todo, mejoró su servicio y sus golpes en general, con un revés arrollador. En su línea más competitiva quiso liquidar el partido por la vía rápida. Con tres nuevos breaks y un saque potente, además de los continuos errores no forzados de la jugadora gala, ganó los seis juegos de manera consecutiva para cerrar con un rosco el set y el partido.

Muguruza se mostró confiada en que su juego vaya ganando en serenidad a medida que avance rondas en París, porque «las primeras son siempre las más complicadas» y en muchos partidos «hay que trabajar para ganar». «A todas nos gustaría empezar en semifinales, pero hay que ganarse esa plaza», señaló.

«Desde pequeña me gusta que haya gente, que haya ambiente tenístico; me gusta cuando la gente se mete en el partido, formar parte del ‘show’, es cuando más te motivas», dijo la tenista tras lograr el pase a tercera ronda de Roland Garros. La española aseguró que se esperaba más ruido en su contra frente a una jugadora local, a la que no conocía y que tuvo que analizar durante el transcurso del partido. «Me ha ayudado que ella creo que se ha puesto un poco nerviosa», dijo.

En tercera ronda la española se enfrentará a la belga Yanina Wickmayer (54), que ganó a la rusa Ekaterina Makarova (29) en tres sets (2-6, 6-2 y 6-2). Wickmayer y Garbiñe se cruzaron por primera vez en 2014 en el camino de la española hacia la final de Hobart.

Otras historias interesantes