Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Gente 02 jun 2017

Guía para comprar un móvil: encuentra el 'smartphone' adecuado

Cambiar de móvil puede convertirse en una misión imposible por la gran variedad de dispositivos que existen en la actualidad. Varias gamas, diversas funcionalidades, precios muy distintos… Puede llegar a abrumar y, como es lógico, las dudas asaltan al comprador de un terminal nuevo. Por ello, es necesario seguir unas pautas básicas para facilitar la compra y afinar en la elección para acertar con la decisión a tomar.

Las marcas renuevan constantemente su catálogo de modelos, ofreciendo mejoras que provoca cierta frustración en el comprador ya que el smartphone puede verse desactualizado con relativa rapidez.

Por tanto, esa obsesión por estar siempre al día hace que cuando se entra en una tienda de móviles o se consulta un catálogo online las dudas sean infinitas. Esta guía intentará responder a todas esas preguntas que cualquier persona se hace antes de realizar la compra.

1. La primera cuestión a tener clara es que hay que intentar comprar el terminal que mejor se amolde a las necesidades que se tengan. No es lo mismo un uso solo laboral, o como fiel escudero en lo personal, que simplemente para hacer o recibir llamadas, sin dejar de lado a aquellos que buscan un móvil intermedio hasta que puedan optar a uno mejor.

Es importante responder con determinación a estas cuestiones, ya que son decisivas para comenzar la búsqueda entre los muchos tipos de dispositivos que existen. A partir de ahí se puede pasar al siguiente punto.

2. El segundo apartado está en consonancia con el punto anterior, pero va un poco más allá: ¿Qué uso se le va a dar? No es lo mismo comprar un móvil con el fin de hacer buenas fotos o vídeos que para tenerlo prácticamente como ordenador personal. La potencia y los requisitos no son los mismos para ambos casos. En este momento de la deliberación es importante también tener en cuenta la batería y su duración. Un móvil que ofrezca muchas prestaciones suele provocar que la batería dure menos. Aunque, por suerte, siempre se pueden seguir estos consejos para que la batería del móvil dure más.

La dureza o resistencia del mismo, sin olvidar el tamaño de la pantalla, son aspectos que pueden marcar la diferencia. Es cierto que ya la mayoría de ellos tienen la pantalla grande, pero si se va a usar como reproductor multimedia o incluso como televisión para ver las series y películas favoritas, uno de 4,5 a 4,7 pulgadas suele ser suficiente para un usuario que no busque eso.

3. Punto importante, casi trascendente: el dinero que se piensa gastar. Aquí entran de lleno las llamadas gamas o calidades de los móviles. Cuanta más alta, más desembolso. Para un usuario estándar, la media es correcta. Además, hay que dejar claro que, en muchas ocasiones, un precio alto no conlleva una calidad superior en el móvil. Si el uso va a ser realizar llamadas y usar WhatsApp, o las distintas redes sociales, prácticamente cualquier móvil del mercado satisface dichas demandas. Ahí convendría elegir la gama media-baja (entre unos 150 a 250 euros). La alta siempre está por encima de los 400 €, mientras que la baja suele oscilar entre los 50 y los 150 euros.

4. ¿Es importante el ‘pedigrí’? ¿La marca lo es todo? Pues sería incorrecto responder ‘no’ a estas dos preguntas. El origen, la trayectoria y el empaque de la marca es importante. Aquí influye la experiencia anterior del propio usuario o de amigos con la marca en cuestión. Ese boca a boca resulta en muchas ocasiones decisivo para decantar la balanza por un modelo u otro.

De hecho, muchos usuarios se han convertido en fieles defensores de una marca o tipo de modelo concreto. Además, una marca importante suele dar más facilidades al usuario si el móvil comprado sale defectuoso. Un ejemplo es lo sucedido con Samsung y su Galaxy Note 7.

Otra duda, sin salir de este punto, reside en el rendimiento y calidad de los móviles chinos. Terminales que han entrado con fuerza en el mercado e incluso alguno de ellos se ha situado entre los más vendidos. Marcas como Xiaomi o Huawei están en vías de robarle cuota de mercado a gigantes como Apple o Samsung. Es cierto que puede provocar rechazo que vengan de China pero en estos tiempos globales todo está mucho más comunicado.

5. El sistema operativo también resulta un factor a tener a cuenta. Los dos grandes del mercado son Android e iOS. Ambos tienen sus puntos fuertes y débiles aunque el precio de un iOS (exclusivo de Apple) suele ser más alto que uno de Android. Por el contrario, el usuario se siente más satisfecho con el sistema operativo de la manzana que con el del robot verde. Por último, un móvil Apple suele tener mejor salida al mercado en el momento de revenderlo.

6. Una vez seleccionados varios modelos, siguiendo los puntos anteriormente expuestos, es importante comparar los móviles predilectos buscando información y opiniones. Para ello, es posible consultar multitud de análisis de expertos, foros especializados, noticias diversas… Internet está plagado de entradas para comparar lo leído y sacar una conclusión propia. En este punto, vuelven a influir las opiniones de amigos o conocidos.

7. Seleccionado ya un móvil que encaje con lo que se desea, con unas especificaciones que se amoldan a lo requerido y por un precio asumible, solo queda hacer la compra. La Red siempre debe tenerse cuenta como una de las primeras opciones. Para ello, es interesante seguir esta guía para comprar de forma segura por internet, y evitar cualquier tipo de problema.

Sin dar nombres, existen multitud de websites con ofertas y formas de entrega que se ajustan a los ritmos frenéticos de vida actuales. También es cierto que las grandes superficies siempre juegan un papel importante, y más si tienen ofertas interesantes sobre el terminal que se desea.

Por último, solo queda realizar la compra y disfrutar, por el mayor tiempo posible, del móvil adquirido.

Otras historias interesantes