Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Educación financiera 18 dic 2019

Guía para poner a punto las finanzas de cara a la Navidad

Ya está aquí una de las épocas con más gastos del año: las vacaciones de Navidad. Toca hacer cuentas y establecer un plan de acción para afrontar los pagos sin que el bolsillo se resienta demasiado. Una buena planificación de las finanzas antes de meterse de lleno en las festividades puede conseguir que la cuesta de enero no se haga interminable.

Llegan las vacaciones navideñas y con ellas las reuniones familiares, las comidas copiosas, los regalos, la lotería, los viajes… La lista de pequeños y grandes gastos puede resultar abrumadora si no se organizan previamente con estos pasos.

Hacer listas 

Poner todo lo que hay que comprar por escrito y de una forma ordenada ayuda (y mucho) a organizar las compras y reducir los gastos. “Planificar los gastos no quiere decir restringirse por completo de ellos”, explica la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF) de México, “las fiestas decembrinas invitan a compartir tus ingresos con tus seres queridos pero al hacerlo, debes tener siempre en mente tus objetivos y evitar caer en conductas impulsivas de las que puedes arrepentirte”.

Apuntar los gastos y dividirlos por categorías, permite adelantar las acciones de ahorro y llevar a cabo un consumo más responsable y más planificado sin caer en el derroche. Por ejemplo, si se hace con antelación la compra para las comidas y cenas familiares, se pueden adquirir determinados productos a mejor precio y congelar lo que se necesite para esos días. En el caso de que se esté pensando en hacer un viaje o en desplazarse para reunirse con los seres queridos, es necesario hacer un presupuesto de todos los costes (billetes de avión, combustible, alojamientos…) y ver cuáles son las opciones más económicas. Los comparadores de viajes y las páginas web que informan del precio de la gasolina resultan de mucha utilidad para no pagar de más.

Comprar ‘online’ 

Consumir por internet tiene sus ventajas ya que es habitual que las páginas web ofrezcan algunos beneficios a los clientes que optan por esta vía, entre ellos:

  • Envíos gratuitos: Cuando el cliente compra algo ‘online’, pensando en el precio solo del producto, y posteriormente ve el coste final con los portes del envío añadidos, es posible que se desanime y no acabe el proceso, ya que lo ve como un gasto suplementario que no tenía previsto. Para evitar que la experiencia de compra se quede a medias, los comercios ‘online’ suelen ofrecer envíos gratuitos a partir de un coste determinado e incluso sin una compra mínima.
  • Mayor disponibilidad del producto: En las compras físicas puede ocurrir que no se encuentre lo que se tenía previsto y se acabe optando por un producto parecido, pero que quizá tenga otro precio, lo que puede desbaratar el presupuesto. Los comercios ‘online’ reducen esta posibilidad ya que suelen contar con buenos ‘stocks’ para servir el producto con eficacia.
  • Promociones exclusivas: Es uno de los puntos fuertes de la compra por internet. En estas fechas es habitual encontrarse con descuentos que vale la pena aprovechar. Si se compra habitualmente en un comercio concreto sería interesante informarse de si tienen algún tipo de membresía o tarjeta de socio que permita acceder a rebajas y promociones especiales.
  • Ahorro en tiempo y transporte: El comercio electrónico permite a los consumidores no tener que preocuparse de los gastos de desplazamiento y les facilita centrarse en las compras previstas, sin el estímulo que supone verse rodeado de escaparates físicos y productos apetecibles.
EFE navidad arbol adornos juguetes muñecos disney compras fiestas centro comercial gente recurso bbva

Tener cuidado con el consumo de energía

El gasto en energía suele aumentar en Navidad debido a acciones como dejar encendido el árbol, el belén y otros adornos durante todo el día o preparar comidas para muchos comensales con el consiguiente incremento de la factura de la luz. Para evitar que los gastos se disparen conviene seguir algunos pasos:

  • Apostar por la iluminación LED: De entrada, pueden resultar más caras que otras bombillas, pero a la larga suponen un ahorro energético considerable con el consiguiente descenso del gasto en la factura. Según la Organización de Consumidores y Usuarios española (OCU), esta opción resulta hasta 10 veces más eficiente que la antigua bombilla incandescente. Eso sí, conviene mantener el hábito de apagar los adornos navideños cuando sea necesario para evitar el derroche de energía.

  • Hacer un uso sostenible de los electrodomésticosLlevar a cabo pequeños gestos como comprobar si la potencia que se utiliza es la adecuada, no abrir constantemente el frigorífico con la consiguiente pérdida de energía y comprobar el etiquetado antes de adquirir un electrodoméstico, pueden resultar un alivio para el bolsillo y el medioambiente.
  • Tener cuidado con la calefacción: Las vacaciones navideñas suelen caracterizarse, en muchos lugares del mundo, por un intenso frío. Intermón OXFAM propone algunas medidas para evitar que el gasto en calefacción no se desmande, como mejorar el aislamiento de la casa y no abusar de la temperatura que, en invierno, es recomendable que esté en torno a los 20ºC. Cada grado de más supone un aumento del consumo energético del 7%.

Con esta guía, será más sencillo que la Navidad no ponga en un aprieto a las finanzas personales. Basta seguir pautas sencillas como estas, para tener unas vacaciones mucho más tranquilas en lo financiero y llegar a enero sin preocupaciones monetarias.

Otras historias interesantes