Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Impacto de la regulación en la banca: preguntas y respuestas

Ana Rubio, de BBVA Research, explica cuál ha sido el impacto de la regulación en la banca y cómo ha afectado a la banca en general y, en concreto, detalla las líneas de negocio que han sido más afectadas durante estos meses.

  • ¿La crisis ha traído un mayor afán regulatorio?

La crisis ha traído consigo un ‘tsunami’ regulatorio, porque ha habido una avalancha de nuevas normas en casi todos los campos. La reforma fue necesaria, visto lo que ocurrió durante la crisis. Lo que también es cierto es que existe un riesgo de ‘sobre-reacción’, y una regulación demasiado estricta puede retrasar la recuperación económica. Es importante alcanzar un equilibrio. Si la regulación es demasiado estricta, y estamos demasiado obsesionados con la estabilidad financiera, inclinamos el péndulo hacia un lado; si es demasiado laxa, lo inclinamos demasiado hacia el otro. Por lo tanto lo que hay que encontrar es un equilibrio para que el sistema bancario pueda seguir operando.

  • ¿Cómo ha afectado esta mayor regulación a la banca global?

La banca global se ve muy afectada. Para empezar, la reforma regulatoria no ha terminado. Algo que genera una incertidumbre regulatoria que dificulta la actividad bancaria. Pero es que, además, la regulación que en principio estuvo reformada de forma coordinada internacionalmente, ha dado lugar a la implementación de diferentes cuerpos normativos en los distintos países, y eso afecta mucho a la banca global. Si se analiza el gran número de bancas globales que se han retirado de algunas geografías o líneas de negocio recientemente, en más de la mitad de los casos se cita la regulación como uno de los motivos. Y, luego, hay otros motivos como son la rentabilidad, la simplicidad organizativa o la eficiencia… Pero la regulación está siempre muy presente.

  • ¿Qué líneas de negocio se han visto más penalizadas?

Se ha visto más afectada la banca de inversión por motivos como la regulación de capital, al considerarse unas actividades más arriesgadas. Están penalizadas actividades como las titulizaciones o la cartera de negociación… Hay otros requisitos como, por ejemplo, la separación de actividades, que hace que la banca de inversión no pueda financiarse mediante actividades de banca minorista o banca retail más tradicional. Es decir, son diferentes las fuerzas que están haciendo que los bancos de inversión, y especialmente los europeos, se estén retirando muchas veces de geografías.

Otras historias interesantes