Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Asuntos sociales Act. 28 feb 2018

La importancia de las AMPA en el sistema educativo español

Una de cada dos asociaciones de madres y padres de alumnos (AMPA) está impulsada por menos de diez miembros. La gran mayoría aboga por un Pacto de Estado que garantice la estabilidad del sistema educativo al margen de los cambios políticos. Son algunas de las principales conclusiones del estudio ‘Las AMPA en el sistema educativo español’, elaborado por la FAD con el apoyo de BBVA.

El estudio es el primero de estas características que se realiza en España. Ha sido elaborado por Eulalia Alemany, directora técnica de la FAD, a partir de una encuesta a 161 AMPA representativas de 21.000 familias de toda la geografía nacional. Y ha sido presentado en el BBVA Open Space de Madrid por Ignacio Calderón, vicepresidente de la FAD, y Antoni Ballabriga, director global de Negocio Responsable de BBVA.

Otro de los datos relevantes del estudio es que solo una de cada cinco AMPA tiene más de 20 integrantes activos. La gran mayoría (80%) son mujeres. Las asociaciones de madres y padres están generalizadas en todos los centros públicos y, en menor medida, en los colegios concertados y privados.

Entre las razones principales de la baja participación de las madres y padres de alumnos en las AMPA, según destacó Alemany, es la dificultad para hacer compatible los horarios escolar y laboral, así como la ”absoluta precariedad de medios” de las asociaciones para desarrollar su actividad: un 50% no dispone de la más mínima estructura (local de reuniones, teléfono u ordenador) y la mayoría no dispone de otro apoyo económico ni material al margen de las cuotas de los socios.

Sí al Pacto Educativo, no a los deberes

Otra de las conclusiones principales del informe de la FAD es que la práctica unanimidad de las AMPA (99,4%) defiende la necesidad de alcanzar un Pacto de Estado por la Educación que salvaguarde la estabilidad del modelo educativo de los cambios de Gobierno que puedan producirse. También hay prácticamente consenso (95%) en que la gratuidad de la enseñanza debe seguir siendo un pilar básico del sistema educativo.

En cuanto a las tareas escolares, el 48,4% de las AMPA considera que deberían realizarse en el aula, en horario escolar, y no en casa, como deberes de refuerzo. Así mismo, la mayoría considera que sus hijos tienen demasiadas tareas escolares y cree que deberían reducirse.

BBVA-FAD-AMPA-2

La FAD presenta el primer estudio sobre las AMPA en el sistema escolar español.

Educación en valores

En lo que se refiere a la educación en valores, las AMPA reconocen su importancia y defienden que tenga un mayor espacio en el sistema educativo. Consideran que esta labor debe ser una responsabilidad compartida con el colegio, y no exclusivamente de las familias. Casi un 60% está completamente de acuerdo con la necesidad de que haya una asignatura específica de educación en valores, mientras que un 11% son contrarias.

En la presentación del estudio, Antoni Ballabriga, director global de Negocio Responsable de BBVA, destacó que “en el Banco queremos ser un motor de oportunidades para las personas y conseguir un impacto positivo en sus vidas. Y, sin ninguna duda, la educación es una de las palancas más importantes para lograrlo. Así lo entendemos en BBVA y por eso el apoyo a la educación es un eje nuclear de nuestra responsabilidad corporativa”.

Así mismo, Ballabriga subrayó la importancia del papel de las familias en la educación: “La responsabilidad de educar a nuestros hijos es una tarea de todos. Y muy especialmente de las familias. Y es que el ámbito familiar es determinante para garantizar el éxito del proceso educativo y, por tanto, el progreso de las personas y de la sociedad en su conjunto”, señaló.

En BBVA queremos ser un motor de oportunidades para las personas y conseguir un impacto positivo en sus vidas”

Ignacio Calderón, vicepresidente de la FAD, destacó que “la familia es un vértice indispensable en el triángulo de la comunidad educativa. Y las AMPA una de las herramientas más eficaces, si no la que más, para hacer real esa capacidad de intervención de los padres y madres sobre la realidad escolar”.

En su opinión, debemos “habilitar los mecanismos que hagan posible que las familias sientan y ejerzan una mayor influencia en la vida escolar de sus hijos. Sólo desde la colaboración y el entendimiento lograremos alcanzar como sociedad una comunidad educativa sana, proactiva, ágil y preparada para hacer frente a los retos del futuro”.

El estudio de la FAD está elaborado en el marco de Acción Magistral  una iniciativa impulsada por BBVA y la Comisión Nacional de Cooperación con la Unesco y dirigida a apoyar a los profesores españoles que trabajan de forma innovadora en la promoción de competencias en el aula.

Otras historias interesantes