Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Monedas digitales

El 10 enero de 2024, la Comisión de Bolsa y Valores (SEC) de Estados Unidos aprobó 11 fondos cotizados en bolsa (o ETF, por sus siglas en inglés) al contado basados en bitcoin. Este hito histórico podría conllevar una mayor adopción de estos activos a nivel mundial, cambios en la operativa y la entrada de liquidez al mercado cripto procedente de inversores institucionales.

Con más de 3.800 millones de dólares robados en criptomonedas en 2022, los bancos tradicionales recuperan terreno para convertirse en proveedores de servicios para la custodia de los criptoactivos. Así lo defendió, durante el evento de El Confidencial, Alfonso Gómez, CEO de BBVA Suiza, quien lleva ya más de dos años permitiendo a sus clientes gestionar bitcoin y ether, junto con el resto de sus inversiones, desde la misma ‘app’.

Imagen: Alfonso Gómez, CEO de BBVA Suiza, junto a Javier Molina, de El Confidencial, durante un momento de su charla. /El Confidencial

El procedimiento de validación de transacciones en una cadena de bloques incluye agruparlas en bloques, verificar su legitimidad, incorporarlas a la cadena y recompensar a los validadores. A medida que se ha ido desarrollando la tecnología ‘blockchain’, también han ido surgiendo diferentes mecanismos de consenso para garantizar que esta validación no arriesga la seguridad e integridad de la red.

Opinión

A nadie se le escapa que Europa se ha quedado atrás, frente a otras potencias mundiales, en muchas de las carreras tecnológicas de las últimas décadas: desde el diseño de teléfonos inteligentes y los sistemas operativos que los controlan al desarrollo de aplicaciones de inteligencia artificial, pasando por las plataformas de comercio electrónico o las redes sociales, entre otros ámbitos de competencia. Pero hay una nueva carrera, todavía incipiente, en la que Europa parece decidida a no quedarse atrás: la emisión de CBDCs (monedas digitales de banco central, por sus siglas en inglés), que pretenden ser una versión electrónica del dinero en efectivo ahora que este está en claro retroceso como medio de pago.

Pablo Urbiola

Responsable de Regulacion digital de BBVA

El Reglamento sobre los Mercados de Criptoactivos, más conocido como MiCA por las siglás en inglés de ‘Markets in Crypto Assets’ es la normativa europea que regula la emisión y prestación de servicios relacionados con criptoactivos y ‘stablecoins’. Esta regulación, una vez aprobada el 20 de abril por el Parlamento Europeo, es la primera y única en su tipo en el mundo y marca el camino para el resto de jurisdicciones. Será de aplicación entre mediados de 2024 y principios de 2025.

Una regulación fuerte a nivel global, como la que ya está ultimando la Unión Europea con el Reglamento MiCA, impulsará el desarrollo del ecosistema de los activos digitales y evitará que se produzcan ‘criptoinviernos’ tan extremos como el actual. Así lo afirmó Francisco Maroto, responsable de Blockchain y Activos Digitales de BBVA, durante la European Blockchain Convention celebrada en Barcelona.

16:37 Audio

Escuchar Audio

Con más de 1.000 empresas de blockchain, que generan 6.000 puestos de trabajo, Suiza se ha convertido en la última década en una ‘nación cripto’. La colisión de distintos factores tales como innovación, entorno económico, organismos regulatorios y el desarrollo de un contexto ‘cripto’, han favorecido esta transformación.

BBVA está explorando desde hace seis años el potencial de la tecnología ‘blockchain’ como gran catalizador en la generación de valor de las finanzas 2.0 y confía en su capacidad para construir una sociedad más avanzada en términos económicos y sociales. Alfonso Gómez, CEO de BBVA Suiza,  acaba de participar en la V edición del Foro Blockchain & Activos Digitales de El Confidencial, patrocinado por Grant Thornton, Allfunds, Criptan y Metrovacesa, donde ha compartido las claves sobre los activos digitales, el papel de responsabilidad de la banca tradicional y las oportunidades que están surgiendo.

Puedes ver el evento en diferido aquí.

Como cambiarle a un coche su motor diésel por uno eléctrico mientras está en marcha. Esta analogía define la tarea titánica que ha supuesto para Ethereum su última actualización. Fruto de un trabajo de varios años, ‘The Merge’ constituye un cambio de paradigma sobre cómo se generan los criptoactivos de forma más segura y sostenible (elimina hasta un 99,95% de la energía necesaria hasta ahora), y permitirá que las finanzas descentralizadas (DeFi) afronten la implantación a gran escala. Pero también genera dudas sobre la posible pérdida de descentralización y sobre cómo afecta a la naturaleza de los ‘tokens’: ¿son una mercancía o un valor?

La ciudad del sur de Suiza, Lugano, ha acelerado el uso de las criptomonedas y está desarrollando una nueva infraestructura para habilitar Bitcoin, Tether y su propio token LVGA como moneda de curso legal. En los próximos meses, sus ciudadanos y residentes podrán utilizar las criptodivisas para pagar impuestos y como medio de pago en más de 200 negocios de la zona.

El responsable de regulación de BBVA, Santiago Fernández de Lis, considera que el ámbito de los criptoactivos, las finanzas descentralizadas y el ‘blockchain’ es probablemente donde se está produciendo la mayor parte de la innovación actual dentro del sector financiero.  Por eso, “no podemos correr el riesgo de que esta innovación se desarrolle al margen de los canales de intermediación financiera seguros y regulados”. El experto considera que “es necesario regular las criptomonedas y otros criptoactivos” y aboga por una mayor coordinación entre países.

Criptomonedas, bitcoin, ‘blockchain’, Web3, ‘token’, DeFi, NFT, ‘smart contracts’… el mundo cripto y los nuevos avances de internet originan múltiples desarrollos tecnológicos muy dispares que giran en torno a un concepto: la descentralización. Como el hilo de Ariadna, este ‘criptoglosario’ muestra cómo se relacionan unos con otros en la economía que viene… o que ya está aquí.

En junio, el Banco Central Europeo inició la fase de investigación de su propia moneda digital, lo que ha despertado el interés de la industria financiera y los consumidores. Ahora, ha puesto en marcha un grupo asesor de la industria para su diseño. Y es que “los bancos deben contribuir con su experiencia y conocimiento” al desarrollo e implantación de este euro digital, afirma Pablo Urbiola, al frente del equipo de Regulación Digital en BBVA. Desde la entidad abogan también por una regulación en la futura Ley de Datos europea que refuerce realmente el derecho de portabilidad entre todos los sectores de la economía. Europa debe, además, regular el funcionamiento de las grandes plataformas de internet para que “operen con condiciones de acceso y participación justas y equitativas”.

En un mundo tan líquido como el ‘cripto’, las fronteras entre ‘token’ y criptomoneda están muy difusas. Se puede considerar al ‘token’ como el ladrillo básico que está detrás de todas las transacciones digitales, desde las más simples a las más complejas, mientras que la criptomoneda es un ‘token’ específicamente orientado a servir como medio de pago y reserva de valor. Pero en la práctica, no hay un acuerdo claro y ambos conceptos suelen intercambiarse o confundirse.

El debate sobre la conveniencia de una moneda digital, emitida por el Banco Central Europeo, ha ido en aumento en las últimas semanas. En un seminario organizado por la Federación Bancaria Europea, Pablo Urbiola, del equipo de Regulación Digital de BBVA, ha afirmado que “el BCE debería fomentar la cooperación público-privada en el diseño del euro digital, aprovechando las fortalezas de todos los actores”.

Los bancos centrales mueven ficha pensando en las nuevas monedas digitales. China y Japón empiezan a hacer pruebas piloto en la calle, mientras Europa se plantea la creación de un euro digital como una opción de pago que complemente al efectivo. A mediados de 2021, se decidirá si sigue adelante con su puesta en marcha.

China sigue enfrentando un proceso de desaceleración de su economía, que se ha visto agravado por la guerra comercial con Estados Unidos. En agosto, la producción industrial mostró un menor dinamismo, con un crecimiento de 4,4% interanual, frente a 4,8% de julio, y tanto la inversión como las ventas han disminuido su crecimiento. En medio de este panorama, el Gobierno chino prepara su propia criptomoneda, con lo cual se convertiría en la primera potencia económica en emitir una moneda digital soberana.