Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

La realidad cuántica española

La tecnología cuántica ya no es algo del futuro. Esta tecnología, que va a revolucionar muchos ámbitos, entre ellos el de la banca, está viendo aparecer sus aplicaciones prácticas y va a traer consigo un gran impacto social y económico.

“La computación cuántica unida a otras tecnologías, como es la inteligencia artificial, permite desencadenar todo el potencial de una sociedad basada en datos”. Así se refería al uso de estas tecnologías Carlos Kuchkovsky, responsable de tecnología y de I+D de NDB en BBVA, en la presentación de un informe de la España cuántica que AMETIC ha publicado recientemente y que ha revelado algunas pistas sobre la situación del país en este campo.

Kuchkovsky señalaba que gracias a esto, se podría empezar a pensar en hacer mejores predicciones, generar mejores sistemas de movilidad ciudadana, tener mejor información para asesorar a la gente, o tener más datos en tiempo real para tomar mejores decisiones. Y es que, aunque pueda parecer ciencia ficción, la tecnología cuántica se ha hecho un hueco a nivel mundial y también en España.

Actualmente existen ordenadores cuánticos pero no disponen de suficiente memoria para realizar cálculos. No obstante, AMETIC estima un período de entre siete y diez años para conseguir uno lo suficientemente potente. Pero aunque parezca que es mucho tiempo para empezar a trabajar con estas tecnologías, la asociación tecnológica recuerda que los algoritmos y el talento requieren una línea de crecimiento continua y, por tanto, se debería a empezar a desarrollar desde ya. Además, ya se están empezando a conocer las posibles aplicaciones de estas tecnologías cuánticas. De momento, hay tres áreas en las que estas aplicaciones podrían suponer una verdadera revolución: la metrología y los sensores; las comunicaciones seguras, y la computación de alto rendimiento.

Kuchkovsky explicó cómo en BBVA ya se está trabajando con posibles aplicaciones de la computación cuántica en el sector financiero. En concreto, se está realizando una investigación aplicada poniendo el foco en los problemas del sector que pueden tener un incremento exponencial gracias a esta tecnología. Uno de estos problemas es la mejora del ‘scoring’ de riesgos, que por un lado contribuiría a que las entidades financieras eliminen el riesgo del mercado que les puede llevar a crisis sistémicas; y por otro, supondría una ayuda a aquellas personas que ahora mismo no pueden acceder al crédito porque no cuentan con variables que se puedan computar. Otro de los problemas sería la fijación del precio a activos teniendo en cuenta sostenibilidad; y por último, el portfolio y la optimización de ‘trading’.

carlos_kuchkovsky_computacion_cuantica

Carlos Kuchkovsky durante su ponencia en la presentación del informe 'España Cuántica' - Manuel Moreno

Por otro lado, Ulises Arranz, responsable del área cuántica de Accenture, aportó ejemplos de industrias concretas en las que los casos de uso de estas tecnologías empiezan a tener sentido. Entre ellas: las compañías aeronáuticas, que las utilizarían en asuntos como la gestión de rutas o la optimización de la bodega del avión, ambos difíciles de resolver con la computación clásica; las compañías de fabricación de vehículos, que están trabajando con computación cuántica para resolver problemas que existirán a corto plazo sobre la conducción automática o autónoma; la industria farmacéutica que las utilizaría para todo lo que conlleva el descubrimiento o la definición de nuevos medicamentos; y por último la banca, donde su aplicación radicaría en la necesidad de grandes volúmenes de procesamiento para análisis de riesgo o análisis de fraude.

Kuchkovsky quiso hacer una reflexión sobre el uso de estas tecnologías exponenciales: “A veces los científicos y los ingenieros nos alejamos del impacto por entrar demasiado en materia, pero no podemos olvidar que todo lo que hagamos tiene que tener cada vez una ética más compleja y no puede alejarse de nuestro fin y nuestro foco”.

AMETIC por su parte quiso destacar la importancia de la inversión en I+D, que tiene que ser ser una de las prioridades del país, y la necesidad de generar ecosistemas a la hora de desarrollar una actividad innovadora.

Otras historias interesantes