Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Sostenibilidad 08 oct 2019

La sostenibilidad también pasa por innovar

La sostenibilidad se ha convertido en una prioridad para las empresas más responsables, al mismo tiempo que está inspirando a emprendedores de todo el mundo que buscan alternativas, con la tecnología como aliada, para combatir problemas sociales y medioambientales como se pudo comprobar en la pasada edición de South Summit.

Las preocupaciones sociales y, como consecuencia, la demanda de productos responsables está provocando un cambio en la cultura empresarial. Las corporaciones son cada vez más conscientes de su papel en la sostenibilidad del planeta y de su impacto en la sociedad; y muchas empiezan a incorporar en su agenda los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible) que las Naciones Unidas han fijado para 2030. “Alrededor del 71% de los CEOs de compañías de todo el mundo opina que el negocio puede jugar un papel crítico a la hora de conseguir estos objetivos. No obstante, solo el 21% cree estar consiguiéndolo en la situación actual”, explicaba Emilio Martín-More, director de Sostenibilidad de BBVA, que acudió a South Summit 2019 para hablar de los beneficios de las finanzas sostenibles.

BBVA anunció en 2018 el ‘Compromiso 2025’, su estrategia de cambio climático y desarrollo sostenible para contribuir a la consecución de estos ODS. Uno de los objetivos del compromiso es la movilización de 100.000 millones de euros en financiación verde, infraestructuras sostenibles, emprendimiento social e inclusión financiera.

Los inversores, muy presentes también en este evento dedicado al emprendimiento, también están poniendo el foco en la sostenibilidad y el impacto social, y es que la financiación es un elemento de cambio fundamental. Martín-More destacó cómo cada vez más inversores institucionales y fondos de inversión se están uniendo a los Principios para la Inversión Responsable (PRI) de las Naciones Unidas.

La idea de que es posible generar crecimiento económico a la vez que impacto social fue una de las más defendidas durante la conferencia de ‘startups’, donde se defendió que se pueden obtener beneficios e innovar a la vez que se deja huella en la sociedad. Un estudio que ha elaborado la Universidad de Oxford a partir de más de 200 estudios, concluye que un elevado porcentaje de los mismos coinciden en que unos estándares sólidos en sostenibilidad tienen una correlación positiva en el desempeño de la compañía (como en la reducción del coste de capital o en la mejora de la evolución de la acción).

“Las tecnologías pueden ayudar a que las soluciones sostenibles se conviertan en algo corriente y no en algo complicado y caro”

La tecnología como elemento clave

Ante la magnitud de los retos que se afrontan, la tecnología juega un papel esencial en el impulso por la sostenibilidad, como resaltaba Martín-More: “Las tecnologías como el ‘big data’, la inteligencia artificial, la realidad aumentada (AR), el internet de las cosas (IoT) o el ‘blockchain’ pueden ayudar a que las soluciones sostenibles se conviertan en algo corriente y no en algo complicado y caro”.

Esta oportunidad que ofrecen las nuevas tecnologías ya está siendo explorada por múltiples ‘startups’ que acudieron al South Summit para hablar de sus productos y experiencias.

Algunas de estas ‘startups’ las han utilizado enfocándose más al ámbito social, como por ejemplo Change Dyslexia que utiliza inteligencia artificial para identificar, mediante una prueba gratuita, la detección del riesgo de padecer dislexia y además quiere crear becas para niños que padecen esta dificultad de aprendizaje.

Otros emprendedores se han servido de estas nuevas tecnologías para desarrollar proyectos más enfocados al ámbito medioambiental, como por ejemplo Sorbos, cuyo objetivo es reducir la producción de plástico gracias a la creación de unas pajitas biodegradables y comestibles; o Crowdfarming, una plataforma que intenta combatir el desperdicio de alimentos poniendo en contacto a sus usuarios con distintos granjeros y  ganaderos para que puedan comercializar directamente sus productos. Así, por ejemplo, se puede adoptar una oveja para después recibir el queso que se ha producido gracias a su leche.

Este año la ‘startup’ ganadora del premio de Sostenibilidad Financiera en BBVA Open Talent ha sido la empresa australiana AgUnity, cuyo objetivo es ayudar a los más de mil millones de pequeños agricultores en el mundo proporcionándoles acceso a los servicios financieros de una forma más fácil, más confiable y más accesible.

Esta nueva revolución, que está situando al medioambiente y a las personas como el nuevo centro de todo, está consiguiendo que poco a poco, las empresas se vayan concienciando de que tienen un papel fundamental como agentes de cambio.

Otras historias interesantes