Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Arquitectura 14 sep 2017

Legorreta y la Torre Bancomer, arquitectura de “Corazón Chilango”

Con más de 50 años dando vida a importantes obras que ilustran la excelencia de la mejor arquitectura mexicana a través de edificaciones en todo el mundo, el despacho Legorreta es una de las empresas emblemáticas en su ámbito. Por segunda ocasión recibe el reconocimiento “Corazón Chilango” por su compromiso con el equilibrio y respeto al medio ambiente, sus habitantes y las ciudades donde deja su huella con sus diseños arquitectónicos.

La iniciativa “Corazón Chilango” es una alianza entre la marca Proyecta Perdura -empresa de planificación, arquitectura y diseño de espacios- y el Encuentro Nacional de Arquitectura, Diseño de Interiores e Industrial (Enadii). Con este galardón se busca distinguir a los arquitectos que con sus obras se han convertido en un referente en la Ciudad de México, entre los que sin duda sobresale el acervo de los arquitectos Ricardo y Víctor Legorreta.

En su tercera edición, “Corazón Chilango” destaca al despacho Legorreta por el diseño y construcción de la Torre Bancomer, el rascacielos de 50 pisos sede del Grupo Financiero BBVA Bancomer, en Paseo de la Reforma, y lo considera uno de los proyectos de la Ciudad de México con gran aportación a la sustentabilidad, respeto al paisaje y al espacio público que impacta la vida de los mexicanos, así como de los colaboradores de la institución financiera y sus familias.

Conjunto Juárez-Legorreta

El despacho Legorreta fue distinguido también en el 2015 con el reconocimiento "Corazón Chilango", por la obra Conjunto Juárez. - © María Dolores Robles Martínez Gómez

Víctor Legorreta, director general y de diseño de la firma arquitectónica, reconoce que “trabajar y formar parte de este despacho es querer a México, su cultura, sus raíces; es seguir aprendiendo de la riqueza de este magnífico país, para reinterpretarla y poder poner nuestro granito de arena en su evolución, para mejorar las condiciones de la gente que vive nuestros proyectos y estar conscientes del impacto que tendrán las construcciones en el medio ambiente”.

El arquitecto señaló que fue un gran aprendizaje colaborar con la oficina del arquitecto inglés Richard Rogers en la concepción de la Torre Bancomer. “Se trataba de un edificio alto, que como tal demandaba una arquitectura más ligera a lo que normalmente hacíamos. En la oficina estábamos acostumbrados a usar muchos materiales como el aplanado, la piedra, el concreto o el tabique. Creo que con los nuevos materiales podemos hablar de una arquitectura más ligera y, como dice Rogers, lograr más con menos. Es un reto lograr con esa arquitectura una expresión que no pierda nuestra esencia mexicana, que siga respondiendo a nuestro clima y condiciones de luz particulares; no podemos solamente copiar soluciones que se usan en otras latitudes más al norte que tienen condiciones culturales y climáticas muy distintas.”

Heredero de una notable tradición arquitectónica, Legorreta comentó que este proyecto ha sido muy especial. “Estamos muy orgullosos del proceso y el resultado final, porque fue una labor conjunta entre los despachos de arquitectos: Rogers Stirk Harbour + Partners y Legorreta que requirió la participación de diversos consultores y una gran labor de ingeniería con la colaboración de firmas extranjeras y mexicanas. Ojalá muchas empresas, al igual que Bancomer, sigan apoyando la buena arquitectura haciendo edificios que sean funcionales y aporten a la ciudad.”

Torre Bancomer-Dolores Robles

La Torre Bancomer, obra representativa de la arquitectura en la Ciudad de México, según "Corazón Chilango". - © María Dolores Robles Martínez Gómez

A lo largo de su historia, la firma Legorreta ha construido más de 5,841,350 metros cuadrados, distribuidos en un total de 214 proyectos, 68.2% de ellos edificados en México y 31.8% en el extranjero, obras que están ubicadas en importantes ciudades de Europa, Asia, Norteamérica, Latinoamérica y el Medio Oriente.

Entre sus construcciones más representativas están los hoteles Camino Real de la Ciudad de México, Cancún e Ixtapa; El Papalote Museo del Niño (CDMX); la Biblioteca Central de Monterrey; la Secretaría de Relaciones Exteriores, el edificio del Tribunal Superior de Justicia en la Ciudad de México; las oficinas de IBM; el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores Monterrey; la Catedral Metropolitana de Managua, en Nicaragua; Casa Kona, en Hawái; los cuatro edificios para la Universidad UHBK, en Doha, Qatar; las universidades de Stanford, UCLA, Chicago; la Universidad Americana, en El Cairo; así como las fábricas para Kodak, Nissan y Renault.

La Torre Bancomer hoy es el lugar donde se escriben los nuevos retos de la banca en México. En sus espacios abiertos se gesta una cultura de trabajo enmarcada en la innovación tecnológica. La transformación desde sus oficinas corporativas ha permitido que se convierta en la punta de lanza para impulsar servicios financieros ágiles y seguros para sus clientes y es por esto que el reconocimiento “Corazón Chilango” representa la unión de dos grandes empresas, BBVA Bancomer y Legorreta, con un fin común: construir un país de oportunidades para todos.

Otras historias interesantes