Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Divisas 04 dic 2018

Los diez billetes más curiosos

Los billetes son un instrumento común en nuestro día a día y cada uno de ellos es una obra de arte de un gran valor histórico. Desde su creación en China en el siglo VI, el papel de moneda ha encerrado secretos sobre las épocas en las que ha sido utilizado. Todo esto ha provocado la existencia de la numismática —estudio y coleccionismo de monedas y billetes— y que algunos de estos trozos de papel se subasten por mucho más dinero del que representaron. En algunos casos las cifras han llegado a alcanzar miles de euros cuando las piezas son auténticas rarezas..

La mayoría de las personas utilizamos los billetes como un simple papel de valor intercambiable, pero debido a su bagaje estos pedazos de papel hablan de su territorio, de su gente, de su cultura… en definitiva hablan de historia.

El billete más codiciado

El billete más codiciado

Lo que le distingue es que solo existen tres ejemplares en el mundo. Se emitió en China en 1909 y a los dos años el Banco Central de China sufrió una reorganización. Esto provocó que estos billetes fueran retirados de la circulación y se destruyeran miles de ellos. Este en particular tiene un valor de 10 peniques, pero en 2010 se subastó por casi 100.000 euros.

El billete más pequeño

El billete más pequeño

Emitido en Marruecos en 1944, su valor era de sólo 50 céntimos y sus dimensiones diminutas: 43 mm de ancho por 31 de largo.

El billete más grande

El billete más grande

Fue emitido para conmemorar el Centenario de la Independencia de Filipinas. Sigue en curso legal, aunque sólo se puede conseguir mediante subasta por unos 3.200 euros. Sus dimensiones son 35,5 cm de ancho por 21,5 cm de largo.

10.000 dólares en un billete

El billete de mayor valor

Emitido en Singapur en 1973, es el papel de moneda con mayor valor. Continúa siendo de curso legal, aunque la última emisión fue en 1999. Su diseño basado en el oro, está protagonizado por el retrato del presidente Yusof bin Ishak.

El billete de menor valor (un penique)

El billete de menor valor
  1. Emitido en las Islas Fiji en el año 1942, en su época equivalía a tan solo 1/240 libras de la época. Demasiado poco para ser un billete.

Un billete repleto de ceros

Billete con más ceros

La inflación que devaluó la moneda de Zimbabue en 2008 es un hecho sin precedentes. La situación fue tan crítica que 700 millones servían para comprar algo de pan. La solución que se adoptó fue cambiar la moneda nacional por los dólares americanos.  Hoy los antiguos billetes con cifras estratosféricas no son más que piezas de coleccionista.

El billete más antiguo

El billete más antiguo

Corresponde al siglo XIV y procede de China. En Europa no se utilizó el papel  de moneda hasta el siglo XV, es difícil de creer que aún se conserve.

Los billetes impermeables

El billete impermeable

En 1983 el Banco Australiano decidió utilizar polímero de polipropileno para dificultar la falsificación de billetes. El uso de este material hizo que los billetes fueran sumergibles.

Los billetes dibujados

Los billetes pintados

James Boggs era un artista y maestro de la falsificación que pintaba sus propios billetes a mano. A veces, incluso llegaba a pintarlos mientras comía para después pagar con ellos. Hoy su obra es pieza de coleccionista hasta el punto de que un billete de 10 dólares pintado por él se vende por 1.000 dólares.

El billete con más color

El billete con más color

El diseñador holandés Ootje Oxenaar decidió utilizar un colorido diseño apartándose de la tónica habitual del papel de moneda  en el que predomina un único color. Aparte del color, en el billete aparecen escondidos los nombres de las tres mujeres más importantes de la vida del creador: su abuela, su mujer y su amante.

Otras historias interesantes